Calificación G.P. de Mónaco. Mercedes AMG no da tregua y Nico Rosberg obtiene su 3ª pole de este año

 |  @josetellaetxe  | 

La calificación para el Gran Premio de Mónaco que se celebrará mañana, se ha disputado en un escenario que ni pintado habría podido ser más sugerente. La lluvia, pronosticada inicialmente para media tarde de este sábado, se ha ido acercando a la hora prevista para la lucha por los puestos en parrilla conforme iba avanzando la semana, y aunque al final ha mojado el asfalto con antelación suficiente, salpicando también  algunos momentos de la Q2 y Q3, ha firmado con su presencia una fase esencial para la carrera, que ha sido trabajada por pilotos y vehículos con setup de seco (en unas horas, el sol lucirá sin ningún lugar a dudas sobre El Principado) sobre un trazado que no disponía de la temperatura adecuada.

Así las cosas, los Mercedes AMG, que habían dominado de cabo a rabo las sesiones de entrenamientos, han vuelto a imponer su ley a una vuelta este mediodía, con Nico Rosberg, de nuevo, por delante de Lewis Hamilton. Pero no adelantemos acontecimientos.

La Q1 se iniciaba con prisa pero con mucha cautela. La práctica totalidad de participantes salían de garajes con la necesidad entre los dientes de marcar cuanto antes unos tiempos válidos, toda vez que el cielo sobre Mónaco no presagiaba nada bueno. Jules Bianchi rompía su Marussia en la vuelta de instalación suponiendo la primera baja de la jornada, a la que seguiría la de Felipe Massa con problemas en la caja de cambios de su Ferrari (sustituida para mañana, el paulista pierde 5 puestos que se quedan en apenas nada porque no había establecido ningún tiempo).

Con un asfalto frío y mojado todavía, amén de con un setup inadecuado, la contienda por entrar en la Q2 suponía un trámite en el que no cabía arriesgar demasiado para los monoplazas de cabeza, circunstancia que han aprovechado los equipos y pilotos del fondo para sacar la cabeza, de manera que la primera tanda calificatoria iba a ser firmada por Pastor Maldonado (Williams) con un rotundo 1’23”452, seguido a muy corta distancia por Jean-Éric Vergne (Toro Rosso).

Tras ellos, Fernando Alonso y Romain Grosjean, quien se quitaba así la espinita de los dos accidentes sufridos en Sainte Devote en el mismo fin de semana. Los descartados, además de los ya citados Jules Bianchi y Felipe Massa, eran Max Chilton (Marussia), Esteban Gutiérrez (Sauber), Charles Pic (Caterham) y Paul Di Resta (Sahara Force India).

Por lo demás, la Q1 nos deparaba la agradable sorpresa de que Giedo Van Der Garde (Caterham) lograba el pasaporte a la Q2, mientras que la FIA sancionaba con una multa de 1.000 Euros a Fernando Alonso por transitar el pitlane a 71,3 km/h, cuando el límite está en 60.

La Q2, con el cielo más abierto sobre Mónaco aunque con fina lluvia en algunas zonas de su circuito, comenzaba igual de rápido que la Q1, pero con una temperatura más alta sobre la pista, el orden y el concierto volvían a la calificación gracias a las Pirelli de seco, de manera que los equipos punteros tomaban las riendas con Sebastian Vettel pulverizando el cronómetro y dejándolo en 1’15”988. A corta distancia del alemán, Kimi Raikkonen, Nico Rosberg, Lewis Hamilton y Fernando Alonso, todos ellos en el intervalo de medio segundo sobre el crono del tricampeón. Los descartes afectaban a Pastor Maldonado y Valtteri Bottas (ambos con Williams), Giedo Van Der Garde (Caterham), Romain Grosjean (Lotus), Daniel Ricciardo (Toro Rosso) y Nico Hulkenberg (Sauber).

La Q3, de nuevo bajo la amenaza de lluvia, ha supuesto un continuo cambio de digitos en la tabla de tiempos debido a la importancia que tiene para el Gran Premio de Mónaco calificar lo más arriba posible. Al final, los Mercedes AMG han sido los que se han llevado el gato al agua, con un Hamilton sobresaliente que sólo en los últimos instantes de la prueba ha cedido el liderazgo a su compañero Nico Rosberg, quien conseguía así su tercera pole de este año y además consecutiva (Bahrein, España y Mónaco) con un tiempo de 1’13’‘876. Tras ellos, Sebastian Vettel, Mark Webber, Kimi Raikkonen y Fernando Alonso. Más allá, Sergio Pérez haciendo 7º, dos puestos por delante de su compañero en McLaren; Adrian Sutil, el único Sahara Force India superviviente; Jenson Button y un magnífico Jean-Éric Vergne en la 10ª plaza.

En líneas generales, la calificación para el Gran Premio de mañana no resuelve ninguna duda aunque ha venido a remarcar que los imprevistos, en este caso la lluvia, suponen un enorme aliciente para los aficionados ante la disputa de las pruebas. Un setup poco idóneo en los primeros compases de la fase definitoria de puestos en parrilla, una temperatura baja en el asfalto, un circuito ratonera que saca lo mejor de las manos y cabeza de los pilotos… Mónaco es especial y hoy hemos podido volver a comprobarlo.

 

Fuente: Formula1.com / Statsf1.com
En Diariomotor: Honda podría estar interesada en poner su base para Fórmula 1 en Gran Bretaña

Lee a continuación: Honda podría estar interesada en poner su base para Fórmula 1 en Gran Bretaña