Volvo V40, a prueba. El compacto escandinavo inyecta savia nueva a su categoría

 |  @davidvillarreal  | 

Con el lanzamiento del Volvo V40 los suecos se unen a la “fiesta” del compacto premium con un modelo que, ahora sí, puede competir en igualdad de condiciones y sin complejos con el frente alemán comandado por Audi, BMW y – desde hace muy poco – Mercedes-Benz. Volvo ha apostado fuertemente por un modelo que, en lo comedido de sus dimensiones (con 4,39 metros de longitud) centra la atención en el aspecto más práctico y a diferencia del que a priori podríamos considerar su predecesor, el C30, solo se presenta con carrocería de cinco puertas.

Tampoco podemos olvidarnos del hincapié de la marca para desmarcarse de sus rivales por ofrecer la oferta más tecnológica y avanzada en lo referente a sistemas de seguridad activa. Por esta razón y por muchas otras resulta interesante mencionar que este Volvo V40 supone todo un soplo de aire fresco en su categoría y se convierte en una opción que, como mínimo, siempre deberíamos valorar a la hora de decidir la compra de un compacto de gama alta.

Pero, ¿cuáles son los puntos clave de este compacto recién llegado de tierras suecas?

El Volvo V40 es fresco y moderno, pero fiel a la esencia de la marca

Sobre la tecnología del Volvo V40 y los sistemas de seguridad os hablamos largo y tendido en Tecmovia, nuestro lado más tecnológico.

Probablemente por la imagen preconcebida que tenemos al respecto de los Volvo, una marca que siempre apostó de lleno por la berlina y por el familiar derivado de esta, no podemos evitar la impresión inicial de que este Volvo V40 se aproxime mucho a esa idea de un familiar compacto y no a un compacto puro en la línea de un Audi A3. Pero nada más lejos de la realidad. Sus cotas, centímetro arriba, centímetro abajo, son similares al compacto de Audi en su versión de cinco puertas.

El Volvo V40 por su parte derrocha estilo sueco por los poros. Su línea lateral acentúa el porte robusto y en la zaga nos encontramos con los detalles más característicos de que siempre hace gala Volvo en sus modelos con portón trasero. La luneta se ha integrado en una superficie negra que completa un portón, quizás demasiado pequeño para facilitar la maniobra de carga, pero perfectamente integrado en lo que a estética se refiere con el diseño en forma de boomerang de los pilotos traseros. Aunque sea un enorme cliché, no es menos cierto que este V40 agradece – a nivel estético – la instalación de una gran llanta como las de 18” que montaba nuestra unidad de pruebas.

Tan evocador como la zaga el frontal, con una gran parrilla y un capó prominente bajo el que se oculta uno de los elementos más innovadores y sorprendentes de este Volvo, un airbag para peatones que se despliega para minimizar los daños provocados en caso de atropello.

Una gama de acabados y equipamiento de lo más completa

El Volvo V40 cuenta con una completísima gama de acabados y una interminable lista de equipamientos. El Summum de nuestra unidad de prueba equipa asientos de piel dignos de una gran berlina de lujo.

Volvo ha dispuesto una gama de acabados y equipamientos realmente completa, articulada sobre cuatro líneas fundamentales: la más básica, Kinetic, Momentum y Summum. Para el que busque un toque más deportivo, su Volvo V40 estará ataviado con el paquete R-Design, también disponible en dos niveles Kinetic y Momentum. Y por si no fuera poco también existe una versión campera, tipo crossover, denominada V40 Cross Country y con los tres niveles de equipamiento Kinetic, Momentum y Summum. En definitiva, el detallado y equipamiento de tu Volvo dependerá en gran medida de lo que estés dispuesto a invertir y las opciones son prácticamente infinitas.

Mientras el más básico parte con climatizador monozona y llantas de acero, el Kinetic ya añade asiento con seis ajustes, climatizador bizona, llantas de aleación de 16” y revestimientos de cuero en volante, pomo del cambio y del freno de mano. El Momentum hace lo propio con arranque sin llave, control de velocidad constante, volante multifunción y sensor de lluvia con detección de túnel. Pero en el caso del modelo de nuestra prueba, el Summum, ya contamos con faros de xenon activos, lavafaros, llantas de 17”, iluminación diurna LED, tapicería de piel (tapizado Charcoal/azul en nuestro caso) y reposabrazos deslizante.

Si los equipamientos base son completos, aún más los extras. Nuestra unidad de pruebas contaba con llantas de 18” Taranis (867 euros), juego de estilo exterior con colines de escape trapezoidales (915 euros) e inserciones de aluminio grafito (287 euros).

Uno de los compactos de mayor calidad apreciable del mercado

El nivel de los ajustes y los acabados está a la altura de los mejores de su categoría, como el Audi A3. El diseño del salpicadero es más atrevido, aunque el toque sobrio que Volvo imprime a sus productos sigue presente.

Hay que decir que el resultado y los acabados de un Volvo V40 con línea Summum son sublimes y nada tienen que envidiar a los presentes en una buena berlina de lujo, como atestiguan las fotografías que acompañan a esta prueba. La combinación de piel en tono azulado quizás sea demasiado extravagante y definitivamente los tapizados en color crema o cuero negro son mucho más sobrios y acordes con el resultado general de este modelo, pero en cualquier caso e independientemente del color, la calidad del cuero es excelente, también la de los materiales y los ajustes empleados en el salpicadero y en la consola central flotante.

Y es que si en nuestra comparativa entre Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A habíamos situado al de los cuatro aros como el modelo que más calidad mostraba en ajustes y materiales, independientemente de versiones, el Volvo V40 está al menos al nivel de este y por encima en lo que respecta a un diseño interior más llamativo y no tan sobrio como el A3. Los mejores detalles los tenemos en el diseño asimétrico del salpicadero y la consola flotante, con un acabado de tipo aluminio cepillado (según versiones) y un acceso bastante intuitivo a todos los controles.

La integración de la pantalla del equipo multimedia y de navegación es muy correcta, pero no cuenta con ningún dispositivo de tipo escamoteable o cubierta para esconderla.

Aunque el Volvo V40 no difiere demasiado en sus cotas respecto a sus rivales, la altura del habitáculo prima una posición elevada de la butaca del conductor y por ende su conducción con el cuerpo erguido.

El puesto de conducción del Volvo V40 cuenta con un rango de posiciones muy completo. En altura podemos viajar con la banqueta realmente baja, pero también muy alta. Y precisamente a diferencia del antiguo Volvo C30 este V40 apremia viajar en una posición algo más alta que en el resto de compactos, algo en lo que la holgada altura libre al techo ayuda. Es más, aunque siga siendo un compacto al uso como mencionábamos al principio, esa posición erguida trata de asemejarse en cierta medida a la que tendríamos en un crossover o un SUV.

Esto también se aprecia en las plazas traseras, con una base bastante alta y, al menos con este tapizado de piel, extraordinariamente cómodas para sendos pasajeros de las plazas laterales. El respaldo está diseñado para acoger bien el cuerpo y el espacio para las piernas es todo lo generoso que cabría esperar, sin más. Las butacas delanteras también cuentan con un respaldo envolvente con apoyos laterales de poco tamaño, tampoco cabría esperar otra cosa en una versión (motor diésel D3) sin aspiraciones deportivas como esta.

Entre las plazas delanteras también contamos con un reposabrazos bajo el que se oculta un buen cajón para guardar algunos objetos y sendos posavasos. Tras la consola central flotante hay un espacio para ocultar algunos objetos, pero tampoco es extraordinariamente amplio.

El espacio de carga del maletero es voluminoso, pero no el que más, con 335 litros de capacidad. La base del maletero cuenta con un práctico doble fondo al que se accede mediante una bandeja y bajo la cual de serie nos encontramos unos receptáculos para alojar objetos de poco volumen y un kit de reparación de pinchazos. Por suerte en nuestro caso, que durante la prueba sufrimos un reventón irreparable, contábamos con la rueda de repuesto opcional que cuesta 62 euros adicionales y elimina los receptáculos anteriormente mencionados, pero al menos nos evitó el mal trago de recurrir a una grúa.

Muy atentos a la segunda parte de nuestra prueba. En ella os hablaremos de dinámica y del motor más interesante, a mi juicio, de toda la gama, el D3 de 150 CV y cinco cilindros.

En Diariomotor: Presentación del Volvo V40 | Equipamiento y precios del Volvo V40

Lee a continuación: Compactos “premium”. ¿Qué modelos han sido los más vendidos en este primer trimestre de 2013?

Solicita tu oferta desde 19.500 €
  • Álvaro González

    Precioso. Hay veces que no se aprecia la calidad en el interior, pero en este caso y gracias a las fotos tan detalladas, se aprecia que es un cochazo, no se queda atrás de el trio bmw/audi/mercedes.

  • Mr.Iozo

    Muy bonito, pero porque es Full Equip (casi) y así claro que está bien, pero sale muy caro.

  • Eugenio Vicente

    Es brutal. Tuve la ocasión de tener uno de sustitución cuando tuve un percance con mi S80, y os puedo asegurar que la construcción del habitáculo no tiene nada que envidiarle a su hermano mayor. Era un Summun con el motor D2, 115 CV creo, y aunque en un primer momento me parecieron pocos el coche se movía con una soltura increíble, y con una calidad de rodadura envidiable.

    No descarto adquirir uno cuando jubile el Golf IV que tengo como segundo coche, ¡me dejó marcado el Volvito de las narices!

  • Luis

    Eso de que sale caro es relativo, si lo comparas con un Focus o un Astra si que es caro, pero este coche compite con Audi/BMW/Mercedes, y comparado con estos esta en la gama de precios.
    Además el coche esta perfectamente construido y destila calidad en todos los acabados

  • Pingback: Nuevos Volvo S60, V60 y XC60: mejoras en motorizaciones, equipamiento y diseño | Diariomotor()

  • jorge nova

    es una preciosidad de coche por donde se mire tanto por dentro como por fuera aparte de la seguridad de este coche y esos acabados en cuero para mi seria una aternativa muy buena ya k se esta cansando uno de tanto a3 y bmw

  • Willman

    Hermosa máquina, me encanta su diseño exterior, se ve muy ágil y elegante a la vez. El interior se ve muy acogedor y con todos los instrumentos a la mano del chofer. La parte trasera sale de lo común, sobre todo la forma de las micas de los faros de luz de peligro. A ello hay que agregar la reputación que Volvo tiene en materia de seguridad.