comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Mercedes

8 MIN

Comparativa: Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A. ¿Qué aportan estos tres compactos premium?

No exagero absolutamente nada si digo que esta es una de las comparativas más esperadas por el equipo de Diariomotor y también por nuestros lectores, y mucho ojo, porque no será la última. Por fin podemos subirnos a tres compactos perfectamente comparables de Audi, BMW y Mercedes-Benz, el tridente alemán, con tres productos que en ningún caso son perfectos e inmejorables, aunque sí excelentes, por lo que en estos momentos llegan las grandes dudas que intentaremos resolver: ¿Cuál es el mejor de los tres? ¿Y el más equilibrado? ¿Qué modelo se llevaría al fin del mundo el equipo de Diariomotor?

Hablamos de tres compactos que como mínimo, y con un motor y un equipamiento modesto, nos costarán algo más de 23.000 euros. Eso quiere decir que Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A se “encasillan” en lo que denominamos compactos premium y por lo tanto el cliente exigirá (o debería exigir) un cierto estándar de calidad y diseño, también estar a la última en lo que a tecnología se refiere.

También pensamos que habrá quien busque deportividad. De ahí que nuestra elección de mecánicas se haya enfocado en motores de gasolina por encima de los 170 CV. Son potentes, sí, pero sin llegar al nivel de potencia de los compactos más deportivos y radicales que hemos conocido en los últimos años.

El Mercedes-Benz Clase A es la estrella por ser la gran novedad del año

Por estética y diseño el Mercedes Clase A nos ha encandilado. Es el más llamativo del trío, tal vez porque ya estamos muy acostumbrados a ver al Audi A3 y el BMW Serie 1 por la calle, y los cambios en su última generación son bastante discretos.

Nuestra primera parada la realizamos en un escenario muy familiar para el equipo de Diariomotor, un helipuerto al norte de Madrid en el que detenernos y analizar el trío que tenemos entre manos. Aún a riesgo de parecer poco objetivos, mi compañero Mario Herraiz y yo no podemos desviar la mirada del flamante Mercedes Clase A. Este compacto tiene un cierto toque de ese halo que rodea a las grandes obras de la pintura o la escultura, eso que incluso al profano en arte le hace quedar maravillado con la belleza de una buena obra. Quizás sea eso o tal vez que la silueta del Audi A3 y el BMW Serie 1 después de una década nos resulta tan sorprendente y artística, como el tapón del mechero de un automóvil.

Definitivamente este Mercedes Clase A es lo que todos esperábamos de un compacto con la estrella y un producto que nada tiene que ver con su predecesor, con el que tan solo compartía el nombre. El BMW Serie 1 tampoco decepciona, con su frontal alargado, sus riñones y su pose atlética, aunque salvo pinceladas determinadas la silueta general sigue siendo la misma desde que se presentase en 2004. Es obvio que ahora luce moderno gracias a detalles como los LED, pero sigue siendo ese compacto que atrae al fanático de BMW, también por otras razones más allá de la estética en las cuales no quiero entrar en esta primera parte de la comparativa.

Muy sobrio el Audi A3, elegante, sencillo y hasta discreto. Pongo la mano en el fuego porque muchos, incluso buenos conocedores de la gama Audi actual, tendrían serias dificultades para diferenciarlo de lejos y desde su vista frontal, de un Audi A4, un Audi A5 o un Audi A6. Precisamente aquí yace la virtud del Audi A3. Ha estrenado generación y en lo estético apenas nos ha sorprendido, pero la confianza y seguridad que aporta al que busca una buena compra, permanece intacto. No creo que precisamente Audi esté buscando cautivar al cliente que quiera estar a la última en diseño o ser el más pinton y llamativo del barrio, ¿o sí?

Frío y sobrio. Pero el Audi A3 goza del habitáculo mejor rematado del segmento compacto

En el momento de subir a bordo una vez más el Audi A3 es frío como el hielo, pero dentro de su sobriedad sabemos que Audi se ha esforzado para hacernos sentir como en sus buenas berlinas. Ahí tenemos unos aireadores del climatizador circulares con un diseño de tipo turbina o una gran pantalla escamoteable sobre el salpicadero para el equipo multimedia. El diseño es un tanto aburrido pero les decimos con toda la honestidad del mundo que muy probablemente, en calidad de acabados y ajustes, este Audi A3 es el mejor compacto del mercado. Los mullidos son agradables, los cromados están donde deben estar y los ajustes precisos y bien marcados.

El BMW Serie 1 se enfoca más en el conductor

El BMW Serie 1 se atreve con un diseño asimétrico y una consola central orientada al conductor. A diferencia del Audi A3, desde el primer vistazo nos está invitando a disfrutar conduciendo y no lo decimos únicamente por el rematado rojo y las costuras del volante del nivel Sport. La pantalla del navegador en el centro es fija y no puede esconderse, pero su formato panorámico alargado es excelente para manejar todos los menús del equipo multimedia y hacer varias cosas a la vez, parados, se entiende. Su mayor defecto son los plásticos, porque sí, es premium, pero hay más plástico duro en algunas zonas del salpicadero y las puertas del que hubiéramos deseado.

El Clase A sigue siendo el más irreverente a bordo, con un diseño muy llamativo

Y una vez más el Mercedes Clase A se erige como el más irreverente. El salpicadero entero está cubierto por mullidos muy agradables en un material cuyo acabado imita a fibra de carbono con un resultado visual muy satisfactorio. Una vez más los ajustes no llegan al cuidado y la brillantez del Audi A3, tampoco podíamos esperar que este Clase A heredase el refinamiento de berlinas de Mercedes-Benz que cuestan exactamente el doble. Otro bonito detalle que nos sumerge en el espíritu de Mercedes-Benz son los aireadores de turbina, los mismos, o muy parecidos, a los utilizados por el Mercedes SLS AMG “alas de gaviota”. Como ya dijéramos del Serie 1, el habitáculo de este Clase A nos invita a conducir y disfrutar.

A diferencia de sus rivales, el Mercedes Clase A no dispone de carrocería de tres puertas, ni la necesita. Parece que su concepción de cinco puertas, un sedán-coupé que llegará próximamente, son más que suficientes para cubrir la demanda existente.

Resulta llamativo que el Mercedes Clase A nos enamorase a primera vista y eso que tan solo podemos adquirirlo con una carrocería de cinco puertas, que a priori no suele ser la opción más llamativa. De momento parece que no habrá carrocería de tres puertas pero sí un exuberante sedán compacto, el Mercedes CLA. Ninguno de estos tres compactos será muy práctico para tres pasajeros adultos detrás, por anchura, en el caso concreto del Clase A peca además de que la altura con el techo no es demasiado holgada, pero en apariencia está en la línea de sus rivales.

De hecho el Audi A3 en apariencia nos resultó un poco angosto detrás, también por el hecho de que el cinco puertas, el Audi A3 Sportback de nueva generación, no llegase a tiempo para esta comparativa. Un voto a favor del Audi A3 y también del BMW Serie 1, es que ambos pueden contar con carrocería de tres y cinco puertas con un sobre-precio en torno a los 1.000 euros para el segundo.

A nuestro juicio, el mejor maletero es el del Audi A3, incluso con esta carrocería de tres puertas, ya no solo por su volumen de 365 litros (380 litros en versión Sportback), sino por lo accesible de su boca de carga y la anchura disponible. El maletero del BMW Serie 1 también es muy profundo y aprovechable, pero por el camino se ha visto relegado a perder su rueda de repuesto temporal y optar a unos neumáticos Run Flat “que no se pinchan”, con lo que esto conlleva para lo bueno y para lo malo. Hablaré de ello más tarde. El volumen del Mercedes Clase A, con 341 litros, queda en un meritorio tercer lugar. Y digo meritorio porque pese a no ser tan espacioso ni práctico como el de sus competidores, está bien logrado.

Sin haber accionado aún el contacto ya podemos ir adelantando las primeras claves de esta comparativa. El Audi A3 nos ha transmitido mucha calidad y seguridad de que nuestra inversión monetaria que, mucho ojo, no es nada desdeñable, está bien justificada. En el BMW Serie 1 primará eso que a BMW le gusta tanto publicitar, el “¿te gusta conducir?”. Aún sin hablaros de dinámica ya vemos que se trata de un coche pensado para el conductor y eso, estoy convencido, puede ser un buen aliciente para muchos compradores.

Pero no hay duda de que el Mercedes Clase A ha llegado para aportar un soplo de aire fresco a esta categoría. Un diseño impecable con toque moderno, pero también juvenil, que lo aleja de la imagen que hasta ahora tenían muchos de los modelos de Mercedes-Benz. En prácticamente todos los aspectos ha logrado – como mínimo – equipararse con sus rivales y de paso aportar esta nueva imagen que tanto nos ha gustado.

La decisión de escoger un vencedor en esta prueba parece harto complicada. Pero en la siguiente entrega de esta comparativa, a la hora de hablar de dinámica, tal vez vayamos despejando esa gran incógnita.

39
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fotografías: Mario Herraiz y David Villarreal Pruebas en Diariomotor: Audi A3 1.8 6FSI 180 CV S Tronic | BMW 118i Sport 170 CV | Mercedes A 250

Vídeo destacado del Mercedes Clase A