Salón de Frankfurt: guía para asistir al mayor Salón del Automóvil del mundo

 |  @JuanmaNuevo  | 

Era Septiembre de 2005, a pocas semanas del inicio del Salón del Automóvil de Frankfurt. Estaba navegando por internet, viendo los adelantos de las novedades que se iban a presentar…y me pregunté ¿Y si voy, los veo y toco yo mismo? ¿Por qué no? Tenía algo de dinero ahorrado así que no me lo pensé. Compré los vuelos, reservé un hotel y pedí prestada una cámara digital.

Con los nervios de ir a un evento así juntado a que nunca había salido de España, llegó el gran día. La primera gran impresión, cuándo el avión dejo de lado el aeropuerto y siguió adelante para ponerse a la cola de unos 5 aviones pendientes de aterrizar. La segunda, ya en la ciudad, el enorme rascacielos – con 257 metros es el tercero más alto de Europa – que da entrada a la Messe, el recinto dónde se celebra desde 1951, el Salón del Automóvil de Frankfurt.

Desde ese año, no he faltado a ninguna edición y en éste tiempo he acudido – tanto como público como prensa – a Ginebra, Frankfurt y París, los tres grandes de Europa. Los tres son paraísos automovilísticos en los que cualquier apasionado disfrutará al máximo. La noche antes del viaje no podréis dormir de los nervios, sentiréis un cosquilleo similar al de la noche de Reyes cuándo éramos niños. Os recomiendo que vayáis a los tres Salones al menos en una ocasión, pero Frankfurt, para mí, es algo más.

¿Por qué debes visitar el Salón de Frankfurt?

Magnitud, espectacularidad

Es cierto que no es pràctico como el Salón de Ginebra – dónde están los pabellones unidos – sino que tendràs que recorrer varios kilómetros para ver todo. Pero hay algo que tiene Frankfurt y no tienen los demás. Para empezar, la espectacularidad.¿Dónde si no puedes ver un circuito sobreelevado dentro de un pabellón por el que circulan BMW eléctricos casi constantemente?¿Dónde puedes ver y sentarte en toda la gama AMG en una de las tres plantas del enorme pabellón dedicado a Mercedes-Benz? Como es lógico, las marcas alemanas dan el máximo en Frankfurt.

Nueve pabellones repletos de coches en escenarios espectaculares

Como en los otros grandes Salones, los coches a excepción de las marcas más elitistas – cuyos stands estarán vallados – están abiertos, podéis entrar, acomodaros y además tendréis siempre a alguien de la marca dispuesto a resolver cualquier duda o consulta.

En Frankfurt puedes probar coches

A diferencia de París o Ginebra, Frankfurt tiene un espacio dónde puedes inscribirte para realizar la prueba de un coche en carretera abierta acompañado por una persona de la marca. Concretamente se sitúa en la parte baja del pabellón 10, dónde hay varios mostradores de inscripción a pocos metros del acceso directo al garaje. Son pruebas breves, de menos de media hora y la Autobahn cercana suele tener limite de velocidad en esas horas,pero no deja de ser una oportunidad de probar un coche que nos apetezca conducir.

En pocos minutos, es posible elegir coche y circular algunos kilómetros en carretera abierta

Marcas como Volkswagen, Hyundai, Opel o Subaru suelen estar disponibles para probar toda su gama. El primer año probé un Volkswagen Phaeton y un Saab 9-3 Cabrio 2.8T. En 2007, en una de las pruebas, al salir del garaje me dí cuenta que había varios Mercedes Clase C, lanzado hacía pocos meses. Me dirigí al stand de la marca y pregunté si podía probarlo. No sólo me dijeron que sí, me citaron en el propio stand, me llevaron hasta el garaje en una Viano con amplios sillones de cuero, y tras probar un C 350 con paquete AMG, me regalaron una estrella de tres puntas – el logo de la marca – como recuerdo y agradecimiento por haber probado uno de sus coches. Impresionante.

Como anécdota, ese año estaba disponible para probar un Chevrolet Corvette. Único requisito, tener 30 años de edad…oh, Qué pena¡Tenía 28. Pero bueno, después del enfado inicial pensé, en la próxima edición, ya en 2009, tendré ya esa edad y lo podré catar. Llegó esa fecha, pero ya no estaba el Vette. Me desquité un poco con un Opel Insignia OPC, pero no es comparable.

Consejos para visitar el Salón de Fránkfurt

Hay tres entradas de acceso a las que es posible llegar mediante autobús, tranvía (S-Bahn) o metro (U-Bahn). Si decidís ir en coche, el parking de la Messe está en un parque cercano – Rebstock – y se compone de varios edificios de varias plantas con un total de 5.400 plazas. Cuándo se completa, se utilizan los descampados de alrededor que suman otras 9.600 plazas de aparcamiento. Hay continuamente autobuses gratuitos que llevan hasta la puerta del Salón.

Todos los consejos que nos comentó David Villarreal en su guía para acudir al Salón de Ginebra son aplicables a todos los Salones del Automóvil. Es importantísimo madrugar para aprovechar al máximo el tiempo, debéis llegar pronto e iros los últimos, ya que las primeras y últimas horas son las de menos afluencia de público y podéis ver más tranquilamente los coches e incluso os dejaran entrar en los stands de marcas a las que no se puede acceder cuando hay más de 100.000 personas en el recinto.

En éste caso, también es imprescindible un calzado cómodo. Hablamos de 9 pabellones, algunos con dos o incluso tres plantas así que además de caminar mucho, debemos organizarnos bien. Es preferible que si un stand está muy lleno pasar de largo y volver más tarde. El horario de apertura es de 9:00-19:00 pero os aseguro que las horas pasan volando. Los días 12 y 13 de Septiembre son los trade days, es decir días dedicados a las empresas afines a la automoción. Esos días también puede entrar el público en general pero la entrada cuesta 45€ respecto a los 15€ que cuesta los fines de semana o 13€ los días laborables desde el 16 de Septiembre.

Imprescindible cálzado cómodo, ser los primeros en llegar y los últimos en abandonar el Salón

Como novedad éste año podéis descargaros una aplicación gratuita tanto para dispositivos Apple como para Android dónde tendréis a mano un listado de expositores, mapas e información de interés sobre el Salón y sobre sitios que visitar en Frankfurt.

Cómo llegar a Frankfurt y dónde alojarse

El Aeropuerto Internacional de Frankfurt es uno de los mayores aeropuertos de Europa y hay salidas directas a diario desde varias ciudades españolas. El aeropuerto alternativo es el de de Frankfurt Hahn. La ventaja es que tienen su base varias aerolíneas de bajo coste, por contra sólo se puede acceder a Frankfurt por carretera en un trayecto de una hora y media.

Comprar un vuelo económico y alquilar un coche puede ser la mejor opción para disfrutar de un Salón inigualable

Si queréis ir en coche, desde Madrid por ejemplo, son 1.800 Km. Si vais varias personas puede compensar pero hay que echar cuentas. Sumando combustible, peajes franceses, comidas y al menos una noche de hotel, puede ser preferible coger un vuelo económico hasta Frankfurt Hahn y allí alquilar coche. Desde mi experiencia, quizás es la opción ideal, ya que los alquileres están a un precio similar al de aquí y conducir por una Autobahn sin límite de velocidad es un buen aliciente.

Para el alojamiento hay múltiples opciones tanto en la ciudad como en pueblos cercanos y los precios se multiplican cuándo hay un evento como el Salón del Automóvil, por lo que es recomendable alojarse en los alrededores. La red tanto de autobuses como de trenes funciona de manera excelente así que no debéis preocuparos por ello. Tampoco el idioma es un problema si nos defendemos con el inglés, ya que casi todos los alemanes lo hablan. Además son gente muy hospitalaria y siempre dispuestos a ayudarnos ante cualquier consulta.

¿Qué más puedo hacer en Frankfurt?

Arquitectónicamente, Frankfurt es una ciudad de contrastes extremos. Como es habitual en toda gran ciudad podemos encontrar una zona histórica en el centro destacando la casa donde nació el escritor Goethe y el edificio de la Bolsa. Dando un paseo por el barrio de Höchst podremos contemplar también edificaciones construidas con el estilo clásico alemán y a sus artesanos de cerámica trabajando in situ.

Pero lo que más ha dado fama en las últimas décadas es la presencia de unos enormes rascacielos en el mismo centro de Frankfurt, por lo cuál ha sido apodada como mainhattan en referencia a el río Main que atraviesa la ciudad. La torre más alta es la Commerzbank-Tower aunque también debemos destacar la Eurotower, sede del Banco Central Europeo. No obstante, la que más nos interesa es la Messeturm que como un faro nos guiará hasta el mayor Salón del Automóvil del mundo.

Que tengáis buen viaje, y si no podéis ir, en Diariomotor os ofrecemos una cobertura en directo para hacer que sintáis que estáis allí. Seguidnos.

Fuente y más información: Salón del Automóvil de Frankfurt [en inglés] | Información turística de Frankfurt
Foto de mainhattan: Wikipedia
En Diariomotor: El primer martes de marzo | Salón de Ginebra: guía para asistir por primera vez al salón internacional más importante del año

Lee a continuación: Toyota Yaris Hybrid-R: todos los detalles de la última “locura” híbrida de Toyota

  • juan carlos

    Gran articulo! Siempre grande juanma!!

  • martita206rc

    pues como para andar por los 9 pabellones en tacones , y a estos sitios habra que ir guapa! las modelos que posan al lado de los coches deben de pasarlo fatal!

  • Rest

    Excelente artículo, Juanma! No te cortes en explayarte muchísimo más, con curiosidades y anécdotas varias en el pack. A los que nos gusta leer y encima no podemos ir, agradecemos ese toque profesional y personal en el texto; nos hacéis vivir la experiencia como propia.

  • Pingback: Salón de Frankfurt 2013: todas las novedades en Diariomotor | Diariomotor()

  • Pingback: Anónimo()