Seis años sin Colin McRae

 |  @davidvillarreal  | 

Este fin de semana se cumplían seis años de aquel aciago 15 de septiembre en el que nos dejó uno de los grandes del automovilismo, el escocés Colin McRae. Sucedió en un terrible accidente de helicóptero en el que también fallecieron su hijo Johnny, de tan solo cinco años, y dos amigos de la familia. Aquel accidente, que apenas llegó a esclarecerse hace tan solo un par de años, generó tanta controversia (noticia en The Guardian) como aquellos duelos vistiendo los mismos colores con otro grande entre los grandes, nuestro Carlos Sainz (noticia de junio de 2000 en El País).

Pero hoy no será el día en que recordemos las circunstancias de su fatal accidente, sino el legado y la repercusión de uno de los pilotos de rallys más grandes de la era moderna, cuya imagen ha quedado inexorablemente asociada a la del Subaru Impreza decorado en color azul con los adhesivos 555. Aquel piloto que aún hoy en día sigue conservando el récord del más joven en lograr un titulo mundial del WRC, su único título, el de 1995.


Poco antes de fallecer, Colin McRae seguía recordando su aspiración de fichar de nuevo por un equipo y volver a competir en la élite del WRC.

Para un día como hoy os proponemos ver el documental Racing Lengends: Colin McRae que nos recuerda como era McRae y por supuesto hace balance de algunas de sus victorias más sonadas, como aquel Rally RAC de Gran Bretaña de 1995 en el que firmaría su titulo mundial. El propio Carlos Sainz al recordar a Colin aún sigue reconociendo que “McRae es el compañero de equipo más duro” con el que ha competido a lo largo de su carrera profesional. Carlos tampoco olvida que aquellas polémicas órdenes de equipo no siempre fueron en su contra, “algunas veces fue McRae quien salió beneficiado y otras fuimos nosotros”.

No nos quepa la menor duda de que, de no haber fallecido aquel verano de 2007, McRae hubiera seguido en la élite de la competición. Tal vez no con los colores de Subaru y ni tan siquiera en un WRC, pero sus pinitos en las 24 Horas de Le Mans o en el Rally Dakar en 2004 nos recuerdan que Colin McRae llevaba la competición en la sangre – su padre también fue campeón de varios campeonatos británicos de rallys.

En 2007, poco antes de fallecer, Colin McRae recordaba que aún seguía aspirando a conseguir un asiento para la temporada 2008 y regresar al WRC (noticia en Autosport) subiéndose al “último tren” del campeonato de rallys más importante del mundo. Colin McRae era consciente de su edad y reconocía que si en 2008 no lograba estar en el WRC, probablemente no regresaría jamás al campeonato que logró que pasara a la historia del automovilismo.

En Diariomotor: Sébastien Loeb, la historia atípica del piloto más laureado del WRC

Lee a continuación: Épica y gloria para la primera victoria en el WRC de Dani Sordo

  • Paco Tce

    D.E.P Collin, espero que tengas un buen coche allí arriba ;)

  • Rafel_de_Lluny

    Toivonen le estará mostrando su endiablado S4 mientras él presume de título mundial y su Impreza.

  • Luis Felipe Gonzalez

    UN SUBARU BRZ STi WRC con el #1

  • Tifossi

    Lo siento x Collin McRae. Descanse en paz.

    “El propio Carlos Sainz al recordar a Colin aún sigue reconociendo que “McRae es el compañero de equipo más duro” con el que ha competido a lo largo de su carrera profesional. Carlos tampoco olvida que aquellas polémicas órdenes de equipo no siempre fueron en su contra, “algunas veces fue McRae quien salió beneficiado y otras fuimos nosotros”.”

    Una vez más Carlos Sainz demuestra lo grande q es. Lo q le hicieron ese año en Subaru no tiene nombre y aun así vuelve a demostrar q es un caballero.