Opel Antara, a prueba. El precio justo de un gran todocamino y un gran desconocido

 |  @davidvillarreal  | 

¿Qué sucede con el Opel Antara? Durante mucho tiempo nos hemos hecho esta pregunta. Opel puede presumir de dos modelos que habitualmente están en las listas de los más vendidos en nuestro país: Astra y Corsa. Y aún así, en una época en que los crossover y los SUV están muy de moda, el Antara sigue sin despegar. ¿Cuál ha sido su pecado y como logrará redimirlo Opel?

Ni cortos ni perezosos nos decidimos a preparar una prueba del Opel Antara, aprovechar para viajar con él por carretera y también ponernos las botas de campo para visitar un paraje estupendo que para nosotros era otro gran desconocido, el Desierto de las Bárdenas Reales en Navarra. Antes incluso de ponernos a conducirlo seguimos preguntándonos cual es la tara, el defecto de este SUV. Esa razón por la cual sigue estando alejado en ventas de sus rivales a pesar de unas promociones tan jugosas como para tener un Antara de gasolina y 167 CV desde 21.152 euros y un diésel de 163 CV desde 21.990 euros y bastante equipamiento. A tenor de las promociones actuales (que prácticamente no han cambiado en todo este año), se trata de uno de los SUV con mejor relación calidad/precio del mercado.

Un aspecto robusto y un “envase” grande para el Opel Antara

Lanzado en 2006, el Opel Antara es todo un veterano que comparte plataforma con el Chevrolet Captiva.

Tal vez sea su estética la que no ha envejecido bien. El Opel Antara lleva en los concesionarios desde el año 2006, aunque desde entonces ha sufrido pequeñas actualizaciones en su gama, también estéticas, que si bien es cierto no han logrado hacer que luzca tan moderno y llamativo como el resto de modelos de Opel. El Opel Antara sigue preservando una estética muy campera en un envase demasiado grande para la tendencia actual del segmento, con cerca de 4,6 metros de longitud. Ese sabor old-school que nos recuerda a sus predecesores y en concreto al Opel Frontera, uno de los primeros todoterreno en conquistar las carreteras españolas y convertirse en precursor de los crossover que hoy tienen tanto éxito.

Pese a todo, su apariencia robusta nos gusta, la abundancia de protecciones de plástico negro en los bajos y los pasos de rueda, el detalle de las branquias en las aletas delanteras y también el trabajo de Opel para mantener su personalidad pese a compartir plataforma con su hermano el Chevrolet Captiva. El Antara pide a gritos que nos manchemos de barro y polvo, que disfrutemos de nuestra ruta por las vías apenas pavimentadas y habilitadas a tal efecto en las Bárdenas Reales.

Diseño añejo pero práctico y mucho espacio en el habitáculo

La integración del equipo multimedia es poco práctica y su manipulación con pantalla táctil algo incómoda.

Ese toque añejo nos lo encontramos una vez más cuando accedemos al interior del Opel Antara. Nos han prestado un tope de gama, un Excelence con tapizados de cuero Mondial Titanio, que siempre es de agradecer. Los años no pasan en balde y se nota que la calidad de algunos revestimientos es mejorable, por ejemplo el área superior del salpicadero. Y aunque es una tendencia que generalmente apreciamos en otros SUV generalistas, la de apostar por revestimientos más sencillos y aparentemente “de batalla”, en todo este tiempo Opel ha mejorado mucho en esa materia, algo que podemos apreciar en los últimos Astra e Insignia.

También su diseño es hasta cierto punto decepcionante. En el salpicadero se ha instalado un ordenador de a bordo con una pantalla LCD con iluminación anaranjada y el sistema de entretenimiento y navegación, también un tanto vetusto, se ha colocado a media altura dificultando mucho la visualización de las indicaciones del navegador en marcha. Para más inri su manipulación se realiza mediante pantalla táctil. Es un error de concepto que llegó con objeto de integrar un equipo más avanzado que el que estaba presente en sus predecesores, el Touch&Connect. En algunos de sus rivales, como el Ford Kuga, su integración está mejor resuelta. Incluso su hermano pequeño, el Opel Mokka, goza de un sistema relativamente avanzado denominado IntelliLink muy accesible, fácil de utilizar y con una gran conectividad mediante aplicaciones para iOs y Android.

La consola central cuenta con suficiente espacio para alojar objetos en dos posavasos (tamaño para lata de 33 centilitros) y un cajón bajo el reposabrazos. También dispone de una guantera generosa y un cajón bajo el asiento del copiloto. En un automóvil de su tamaño también echaría en falta un espacio para dejar las llaves o el teléfono móvil tras la palanca de cambios, en cualquier caso esto no dejaría de ser un defecto menor.

El Opel Antara es uno de los SUV compactos más espaciosos del mercado

Un maletero amplio, de verdad, y soluciones muy prácticas como el sistema de portabicicletas Opel FlexFix.

El Opel Antara derrocha espacio, quizás esa sea su mejor baza. Cuenta con tres plazas traseras realmente anchas, con un asiento central con respaldo menos mullido pero suficientemente espacioso para tres pasajeros adultos. La altura libre considerable y también el espacio para las piernas. Ni siquiera existe una penalización considerable para la plaza central por la presencia del túnel central para la transmisión al eje trasero.

En el maletero podemos cargar un volumen homologado de 420 litros y existe un doble fondo bajo el cual tenemos el kit de reparación de pinchazos, con una tapa que hace las veces de base solidaria con la boca de carga. La rueda de repuesto de emergencia con llanta de acero de 16” es opcional por 99 euros y en Pack Confort junto con luces diurnas por 187 euros. Abatiendo los respaldos posteriores (en dos piezas 1/3 y 2/3) podemos gozar de un suelo plano y un volumen de 1.420 litros.

Por si no fuera poco este Opel Antara también puede incorporar opcionalmente el sistema de portabicicletas más cómodo del mercado, el Opel FlexFix. Su montaje es rápido y sencillo, no requiere que llevemos piezas ni accesorios en el maletero – puesto que se esconde tras la matrícula en el propio parachoques – y nos permite viajar con las bicicletas en el exterior sin que sacrifiquemos el maletero o el portaequipajes de techo. Hay muchas soluciones de portabicicletas interesantes en el mercado pero creo que ninguna tan práctica y socorrida como la de Opel, jugando la mejor baza para ese nicho de conductores y practicantes habituales del ciclismo.

Repasando la gama de motores, acabados y equipamiento en el Opel Antara

Para el que busque un Opel Antara bien equipado el acabado Selective ya es realmente completo, aunque por los asientos de piel y todo su equipamiento añadido, la opción para el que busque un Antara full-equipe es el acabado Excelence, el equipado por el modelo de nuestra prueba.

El Opel Antara puede adquirirse únicamente con tres motores, un gasolina de 2.4 litros y 167 CV con cambio manual de seis relaciones y un diésel 2.2 CDTI con Start & Stop, dos niveles de potencia (163 y 184 CV) y dos elecciones de transmisión, cambio manual o automático Active Select. La tracción a las cuatro ruedas solo está disponible para el diésel. Existen dos líneas de acabado y equipamiento, denominadas Selective y Excellence.

Selective ya es un acabado realmente completo con llantas de aleación de 17”, volante multifunción forrado con cuero, lunas posteriores oscurecidas, climatizador bizona, control de crucero, sensor de luces y aparcamiento y asientos de tela. Excellence añade a todo lo anterior llantas de 18”, faros de xenon, sensor de lluvia, cromados en tiradores de las puertas y colines de escape, monitorizador de presión de neumáticos, espejo electrocromático, asientos de cuero con ajustes eléctricos en ocho posiciones (solo en 4×4) y salvo por el sistema de navegación Touch & Connect (815 euros) y el techo solar (950 euros) es un full-equipe en toda regla.

Un Opel Antara 2.2 CDTI de 184 CV Excellence 4×4 con cambio manual, como el de nuestra prueba, tiene un PVP de 38.505 euros que con descuentos se queda en solo 29.585 euros.

Sin entrar en más detalles sobre sus motores, de los cuales ya hablaremos en la segunda parte de esta prueba, salta a la vista que el Opel Antara tiene sus defectos y algunos handicap más o menos importantes frente a sus rivales, algunos de los cuales han llegado recientemente a los concesionarios. No obstante, el Opel Antara ha mantenido a lo largo de casi todo el año descuentos en toda la gama entre 6.500 y 9.500 euros que finalmente logran que su precio sea realmente competitivo.

La unidad probada es un Opel Antara 2.2 CDTI de 184 CV Excellence 4×4 con cambio manual que a día de hoy cuenta con un PVP de 38.505 euros y con descuentos se queda en tan solo 29.585 euros. Hablamos del precio de un Nissan Qashqai 360 con motor 1.6 dCi de 130 CV y tracción 4×4, comparable al de este Antara que es prácticamente un full-equipe.

Con las promociones actuales también se puede acceder a un Opel Antara 2.2 CDTI de 163 CV con cambio manual y tracción delantera por 21.990 euros y con un equipamiento muy completo que ya incluye navegador táctil Touch & Connect, equipo MP3, Bluetooth, asientos delanteros calefactables, asistente de aparcamiento, llantas de aleación de 18”, sensor de iluminación y climatizador bizona.

Ya hemos visto que no gozará de la tecnología de sus rivales presentados recientemente, pero no nos cabe la menor duda de que con estos precios estamos ante una opción acertada para el que busque un todocamino potente, bien equipado y muy espacioso. En la segunda parte de esta prueba os detallaremos mejor acerca de su dinámica y motores.

Fotografías: Mario Herraiz | David Villarreal
En Diariomotor: Prueba de contacto del Opel Mokka 1.7 CDTI 130 CV

Lee a continuación: El Opel Antara regresa a EEUU bajo la marca Chevrolet

Solicita tu oferta
  • Álvarez

    no se si seré yo, pero a mi el frontal me recuerda mucho a los Ssaangyoung ademas del Captiva (con el que comparte plataforma), yo creo que el fallo está en el salpicadero (casi obsoleto) y en un exterior demasiado simplón, yo no dudaría entre el Chevrolet o el Opel, Chevrolet claramente y eso que en principio son el mismo coche……

  • Sergio

    Consumos y emisiones?

    • Aquí no entré en más detalle sobre mecánicas. Lo veremos en la segunda parte, pero evidentemente son bastante altos y uno de los grandes handicap de este modelo.

  • Esperavario

    El caso del Antara me recuerda mucho al del Koleos, otro coreano (como el Opel) reconvertido a marca europea, y al que el mercado ha dejado bastante de lado, aunque es verdad que el Renault siempre está en ventas por encima del Opel.

    En el caso concreto del Antara, los fallos son sobre todo estéticos y de antigüedad. El primero porque es un diseño algo tosco y anodino, esos faros parecen de coche chino, barato, por mucho xenón que tengan. Y el interior, del estilo Opel de hace 10 años (estética del Astra nacido entonces), se ve hoy en día muy sobrepasado por la competencia, y cosas como esa pantalla naranja de mala resolución o ese navegador puesto ahí abajo como si de un accesorio del Feu-Vert se tratara quedan fatal.

    Por último, y a ver qué comentáis en la parte dinámica, los motores diésel de Opel suelen ser potentes y frugales, pero en cuanto a sonoridad y vibraciones suelen estar a la cola de su categoría.

  • skyline

    un coche de otra década, completamente caducado frente a una competencia cada dia mas novedosa debido a la importancia de este segmento en europa.. increible falta de vision por parte de opel

  • Rest

    Con el Mokka, puntilla para rematarle.

  • Pingback: Opel Antara 2.2 CDTI 184 CV 4×4: indagando el corazón de un verdadero todocamino | Diariomotor()

  • HP2000

    Ahí gente que no necesita tanta tecnología, y tiene otro gusto de interiores un poco mas antigua. Yo por el precio, equipamiento no importandome el consumo. Me lo compraba, esos motores que lleva se ríen del Kuga, Rav 4. El Mokka si que da pena, pero como dije la mayoría busca tecnología. Pero el Mokka cuesta 1000€ o menos que el Antara. El Mokka al lado del Antara es un…. Quiero decir que no es un obstáculo para que el busque un SUV de verdad.

  • Fco. Javier

    Mi Antara , ahora, tiene cinco años, y ya le he tenido que cambiar, bomba , de la dirección,670,eur. asistida,ahora, se me ha ido,el ordenador de abordo,me da una información exagerada,y un sensor de A.B.S.que me costó, creo, cerca de doscientos euros.Si esto le añadimos, que sin tener prisa por adquirirlo, me lo bajan de precio,cerca de siete mil euros,pasado solo veinte días,pues esta adquisición,me tiene muy contento.creo, que debía, de haber comprado, un KIA,Mitzubizi,o alguna otra opción, estoy ya cansado, no mecompraré otro Opel, gracias.

    • Arturo

      Compré un Opel Antara modelo excellence, 184HP hace 15 meses.
      Antes de cumplir el año,en setiembre del 2013 ,me dejó tirado en Oporto..Se averió el intercooler; estuvo cuatro días en el taller de Opel; en aquella ocasión no me dejaron coche de sustitución por no haber llamado a la grúa oficial(desconocimiento por mi parte).Tuve que abonar cuatro días de hotel.
      En Noviembre de ese mismo año, se rompió el inyector del primer cilindro.Esta vez fue en Madrid, ciudad en la que no resido; cinco días de hotel que fueron los que tardaron en arreglar la avería en un concesionario Opel.
      En Diciembre al realizar el cambio de aceite de los 30000km,, se me comunica en un taller de Opel, que tiene una fuga importante de aceite.Hoy, está aún sin arreglar.
      Y ahora…. vd. decide.. ¿se compraría un Opel? Yo, no tengo dudas, estaría loco.