Peugeot 208 GTI: Prueba y comparativa de “Pequeños GTI”

Peugeot ha lanzado el que honestamente podría ser el mejor utilitario de su historia, un digno rival en una categoría en la que sus rivales también acaban de renovarse, el Peugeot 208. Y los galos también han regresado a su esencia original para el lanzamiento de un modelo muy interesante para aquellos que buscan vena deportiva, el Peugeot 208 GTI. Somos conscientes de que Peugeot ha sabido hacer un buen utilitario, pero ¿habrán sabido condensar tanta deportividad en este modelo como para hacer sombra a todos sus rivales?

Estamos de enhorabuena porque de nuevo Peugeot tiene un pequeño GTI, el heredero de todo un clásico de los años ochenta, el Peugeot 205 GTI. Sin ir más lejos, antes incluso de que os ofreciésemos esta comparativa, ya nos propusimos la idea de juntar al abuelo y el nieto, el Peugeot 205 GTI y el nuevo Peugeot 208 GTI para comprobar como ha evolucionado el concepto del pequeño deportivo galo.

Ni cortos ni perezosos nos dispusimos a probar a algunos de sus rivales más representativos en nuestra comparativa de pequeños GTI y lo enfrentamos al Ford Fiesta ST, al Renault Clio RS, al Volkswagen Polo GTI y al incombustible Mini John Cooper Works.

El Peugeot 208 GTI luce deportividad con moderación y rehuye lo macarra

Aunque Peugeot ha hecho un buen trabajo con la estética del 208, el GTI luce bastante discreto para un deportivo que debería diferenciarse de sus hermanos menos potentes. El 208 GTI brilla por su discreción.

Hay que reconocer que Peugeot ha puesto toda la carne en el asador para dotar al 208 de un aspecto atractivo, cargado de estilo. Tal vez por eso y también porque luce su carga deportiva con moderación, el aspecto de este Peugeot 208 GTI luzca relativamente sobrio. Tenemos unas llantas específicas de 17”, algún que otro detalle en las defensas y el cromado y el ajedrezado deportivo de la parrilla, así como las insignias GTI. Pero sinceramente no llama mucho la atención respecto a cualquier otro 208, o al menos no tanto como las variantes más radicales de sus rivales.

En la zaga lo que más destaca es su alerón y una salida trapezoidal de escape, pero el Peugeot 208 GTI sigue siendo comedido y huye del toque macarra con que habitualmente marcan distancias otros modelos de su categoría. Y aunque la gama 208 cuenta con dos posibles carrocerías, de tres y cinco puertas, en España el más deportivo de todos solo podrá adquirirse con tres puertas.

El GTI también incorpora de serie los faros elípticos con iluminación diurna, faros antiniebla y lunas tintadas con un tono aún más oscuro para las traseras. Cualquier otro acabado de carrocería que no sea el blanco, por ejemplo el Rojo Rubí que se aprecia en nuestra comparativa, supone un extra de 384,53 euros.

Un habitáculo deportivo y un puesto de conducción muy orientado al conductor

Su cuadro de mandos Heads-Up, que se visualiza sobre el volante, y su volante extremadamente pequeño y achatado por la base, son las características más peculiares de este Peugeot 208 GTI.

La sobriedad exterior no tiene nada que ver con algunos de los detalles más llamativos del habitáculo de este Peugeot 208 GTI. Ya os hemos hablado largo y tendido del puesto de conducción Heads-Up del 208 y esa obligación de situar el volante en una posición más baja de lo habitual, para dominar por encima el cuadro de mandos. El 208 GTI ha recurrido a un volante con un diámetro sorprendentemente pequeño, que para más inri goza de base achatada. Tampoco falta la marca roja en el corte central vertical para indicarnos en todo momento la referencia de las ruedas rectas.

Sinceramente no es lo más cómodo que hayamos probado, pero la ambientación racing del volante, los detalles en rojo en los pespuntes y los degradados de las puertas y los comodísimos asientos deportivos con tapizado de piel, nos han convencido. Peugeot ha logrado su cometido, que nos veamos inmersos en un habitáculo deportivo, pero sobre todo de calidad. No obstante su puesto de conducción Heads-Up plantea problemas para algunos conductores a la hora de encontrar su posición idónea. Personalmente, con 1,69 metros de altura, no he tenido problema para encontrar una posición segura y cómoda ni en el 208 ni en este 208 GTI.

Un motor rabioso adosado a una transmisión manual conservadora y menos deportiva

En cuanto a su mecánica, el Peugeot 208 GTI no destaca frente a sus rivales y se sitúa en la potencia estándar de todos ellos, es decir, los 200 CV. Peugeot ha optado por el motor 1.6 THP, el mismo bloque que alcanzaba los 260 CV en el Peugeot RCZ R. Esos 200 CV se alcanzan a 5.800 rpm y a tenor de que su peso está entre los mejores de su categoría, sus prestaciones son realmente buenas (0 a 100 km/h en 6,8 segundos y una velocidad punta de 230 km/h) y su consumo en la media de sus rivales, exactamente de 5,9 litros/100 kilómetros según homologación.

El motor del 208 GTI es uno de sus puntos fuertes, pero la rabia y deportividad que podría esperarse de un modelo de estas características queda aplacada por unas relaciones de cambio excesivamente largas en su transmisión manual.

En definitiva y tal y como apuntaba mi compañero David Clavero, su motor de inyección directa y turbo es uno de los puntos fuertes del 208 GTI. No obstante, para el que busque las sensaciones de un deportivo de los de verdad, tal vez será decepcionante que su cambio manual haya optado por unas relaciones excesivamente largas, entendiendo por excesivo todo lo que sea estirar la segunda marcha por encima de los 100 km/h. El corte en segunda se alcanza por encima de los 110 km/h y en tercera por encima de los 150 km/h. Eso hace que nos cueste encontrar la marcha idónea en los tramos ratoneros y en los circuitos cortos en los que un mini-GTI debería dar la talla y nos impide jugar con el cambio, algo que pide a gritos un cambio manual con un tacto tan bueno como el de este 208 GTI.

Es evidente que este Peugeot 208 GTI ha sido concebido para ser cómodo, práctico y austero en sus consumos en el día a día, así como ofrecer un punto de deportividad que no encontraremos en cualquier otro motor de la gama 208, pero ni mucho menos alcanza la deportividad y ese enfoque de tramo y circuito que sí apreciamos en sus rivales. El Peugeot 208 GTI, por cierto, solo está disponible con un cambio manual de seis relaciones.

El Peugeot 208 GTI, un utilitario picante extraordinariamente confortable para el día a día

Si ya arrancábamos esta prueba destacando lo comedido y sobrio del aspecto del Peugeot 208 GTI, esa primera impresión que nos daba antes incluso de sentarnos sobre sus asientos tapizados en piel era precisamente la misma que teníamos al comenzar a conducirlo. Se aprecia que Peugeot ha trabajado el tacto directo y deportivo de la dirección, pero ni mucho menos transmite tanto como la de algunos de sus rivales, empezando por el Fiesta ST y el Clio RS. A su favor destacaremos que su conversión deportiva no penalizó demasiado el confort y quizás nos resultó, junto con el Polo GTI, el más cómodo para el día a día.

Si Peugeot buscaba maximizar la dualidad entre deportividad y confort, el objetivo lo habrían conseguido con creces.

Ídem con las suspensiones. El 208 GTI no consiguió transmitirnos tanto al afrontar giros lentos, esa seguridad de que el coche se va a colocar donde quieres con firmeza y aplomo. Pero una vez más, el recorrido y el tarado ligeramente más blando de sus amortiguadores, convierten al 208 GTI en uno de los más cómodos en los obstáculos que nos encontramos a diario tales como baches, pasos de cebra con resalto, carreteras mal asfaltadas…

Si el concepto de GTI para Peugeot supone maximizar la dualidad entre sensaciones deportivas y confort y calidad para el día a día, lo habrían clavado. Probablemente estemos ante uno de los más equilibrados de su categoría pero, eso sí, no tan radical, deportivo y gratificante, cuando de lo que se trata es de conducir, como sus rivales.

Equipamiento completo y asientos tapizados de piel de serie por 22.900 euros

En España el Peugeot 208 GTI no cuenta con más alternativas que una carrocería de tres puertas y cambio manual.

El Peugeot 208 GTI parte en España con un precio de 22.900 euros, incluyendo de serie – entre otras cosas – los asientos tapizados de piel. Tampoco falta el climatizador bizona y equipo multimedia con pantalla táctil que por 509 euros puede incorporar navegación y por 415 euros un equipo HiFi JBL.

Recordemos que son 22.900 euros por un Peugeot 208 GTI con tres puertas y cambio manual, puesto que no existe otra alternativa posible. Hablamos de mil euros más que un Fiesta ST y si tenemos en cuenta las promociones actuales, un precio también superior al de un Volkswagen Polo GTI, que por si no fuera poco ya cuenta de serie con un cambio automático DSG.

Ficha técnica Peugeot 208 GTI

  • Motor: gasolina, 1.6 litros de inyección directa y turbo.
  • Caja de cambios: manual, seis relaciones.
  • Potencia: 200 caballos a 5.800 rpm
  • Par máximo: 275 Nm desde 1.700 r.p.m
    • Aceleración (0 a 100 km/h): 6,8 segundos
    • Velocidad máxima: 230 km/h
    • Tracción: delantera
    • Consumos oficiales: Mixto: 5,9 litros/100 km
    • Emisiones de CO2: 139 g/km
    • Precio (sin extras): desde 22.900 euros

    • En Diariomotor: Comparativa “Pequeños GTI | Presentación y prueba de contacto del Peugeot 208 GTI | Peugeot 205 GTI vs Peugeot 208 GTI: 30 años nos contemplan

      Lee a continuación: Ford Fiesta ST: Prueba y comparativa de “Pequeños GTI”

      Solicita tu oferta desde 10.540 €
      • gallu81

        La foto del velocímetro me ha recordado y mucho al Audi R8, no deberían recurrir a imitar a otros.

        • Fernando

          No es copia.. es solo que se parecen.. si fuera por imitar lo hubiese hecho mas igual y solo se parece en la parte que cubre las RPM y KPh

      • Patek

        Una lástima teniendo en cuenta el patrimonio deportivo de Peugeot, tanto en rallies como en Le Mans. Este coche no es digno del logotipo GTI, deberían haberlo denominado GT a secas en lugar de copiar a VW con los peldaños GTI y R.

        • Matias

          No creo que Peugeot haya copiado la sifra GTi ya que la tiene desde mucho tiempo y se ocupa en otras marca.. Yo No entiendo cual es el problema que le ves al coche.. No puede ser un Ultra Deportivo .. esta como el Clio.. bastante pasable

      • Jordi

        Yo lo veo el más equilibrado de esta comparativa y la mejor opción:
        tiene el mismo motor del Mini, algo menos potente eso sí, y siendo mucho más económico. En calidad a la par del Polo y por encima del Fiesta y Clio. Y cambio manual que para mí es algo imprescindible en estos coches. Viendo tiempos en varios circuitos (en zeperfs) pues resulta mejor que algunos de sus rivales y a la par que otros. El Fiesta es menos potente, eso es lo que le lastra un poco. Por otra aprte, me gustaban más el 207 RC y 206 GTi-RC en su momento, dicho sea de paso.

      • Advan

        El macarrismo “lo leva dentro” con esos plasticos en degradado negro-rojo, un detalle horrible para mi gusto. De la comparativa para mí es junto con el Polo al que menos carácter veo. De aspecto exterior no me llama nada la atención, el paragolpes delantero al estar casi carenado en su totalidad, sin entradas de aire le encuentro un poco soso. Y que conste que tampoco me gustaría que fuera extremadamente agresivo, pero sí con un toque racing que le haga diferenciarse mas de su homólogo sin el GTi

      • Alejandro

        Por fuera no es macarra, pero por dentro esos gradientes de rojo a negro son lo peor del coche…

      • jlbc

        Es curioso pero este coche en el concesionario se puede conseguir mas barato q cualquiera de los otros. Por 19500 e hay muchos ya matriculados km cero asi q de caro cn respecto a los demas nanai. Para los otros no he encontrado ninguna oferta tsn buena