Honda Civic Tourer: probando por Roma uno de los coches familiares con más maletero

 |  @omiguel  | 

Todos conocemos el Honda Civic porque es un coche con una gran tradición – hace muy poco ha cumplido nada menos que 40 años – pero hasta ahora nunca había tenido una variante alargada o familiar. Esta versión se ha denominado Honda Civic Tourer (con el mismo apellido que el Accord familiar).

El Civic Tourer con sus 624 litros es el compacto familiar con más maletero (sin abatir los asientos)

Hemos puesto a prueba el Civic Tourer por los alrededores de Roma, desde las “autostradas” hasta su, complicado de manejar, tráfico urbano. La gama de motores del Civic Tourer comprende el gasolina 1.8 de 142 CV y el 1.6 diésel de 120 CV que se ha convertido, desde el año pasado, en el más popular de toda la gama. Este el motor con el que hemos hecho más kilómetros y del que ya os hemos hablado en la prueba del Honda Civic 1.6 i-DTEC.

El diseño: un Civic desconocido a partir de las puertas traseras

El Civic Tourer tiene más espacio de maletero pero no para las piernas de los ocupantes

Si miras al Civic Tourer por delante la primera impresión es que te has equivocado, ¡es como cualquier otro Civic! No hay ninguna diferencia ni en el frontal ni en los laterales hasta que avanzas más allá de las puertas traseras. A partir de aquí las cosas son diferentes, el cuerpo del Civic se alarga nada menos que 40 cm, sin apenas caída del techo, para albergar el extra de espacio en el maletero.

Sorpresa, la “H” de Honda en el portón es de color rojo como en los Type-R

En ese alargamiento los laterales conforman unas ondas – que aportan más robustez, dicho por Honda – que terminan en el portón trasero. Éste estrena una disposición única de los faros y una luneta más amplia que la del Civic de tres o cinco puertas, un punto más visibilidad lógicamente.

Por otro lado, Honda ha mantenido las originales manetas de las puertas traseras. Es un signo distintivo de los Civic, ¿para qué cambiarlo si gusta?

El portón, el espacio del maletero y los Magic Seats: todo pensado para cargar mucho sin esfuerzo

Comprobado: en el Civic Tourer caben dos maletas grandes y dos medianas más dos maletas de cabina de avión bajo el fondo del maletero

El punto fuerte del Honda Civic Tourer está justo después de los asientos traseros a partir de donde empieza todo el hueco de carga. Honda se ha esmerado en construir toda esta zona para maximizar espacio, maximizar el número de maletas que se pueden transportar y hacernos la vida más fácil con una serie de elementos.

Si nos acercamos desde atrás al vehículo. Nos encontramos con un portón muy grande con botón de apertura bajo la famosa “H”, tras pulsar y levantar fácilmente lo primero que llama la atención es lo mucho que se eleva el portón. Esto significa dos cosas: más comodidad pero mayor peligro en un parking con techo bajo. Lo que queda al descubierto es una boca de carga enorme, en altura y en achura, y que comienza a muy poca altura del suelto. Cómodo para introducir maletas e incluso para sentarse, porque la entrada es totalmente plana.

El maleterial de la moqueta es bastante mejor que el habitual, más fácil de limpiar según Honda

Tras la entrada nos encontramos con un suelo totalmente plano en un material de gran calidad, nuevo estándar desde Honda. A ambos lados tenemos huecos para pequeñas bolsas y ganchos que pueden soportar 400 kg de peso. El resto del espacio hacia los asientos es la parte principal del maletero y ofrece el principal volumen de carga: aquí es donde caben dos maletas grandes y dos medianas.

Aparte de la bandeja retráctil y extraíble para ocultar el maletero está disponible en opción una red separadora vertical

Pero el secreto de la gran capacidad de carga en el Honda Civic Tourer no solamente reside aquí sino en otros dos lugares. En primer lugar y tras la boca de carga hay un pequeño hueco con tapa, bien disimulada, que alberga un pequeño espacio para dejar cosas como los triángulos, las herramientas, etc y que además sirve para guardar la bandeja enrollable. De esta manera, no tenemos que llevarla a la vista ocupando un valioso espacio.

Después de este hueco se encuentra otro más grande – en torno a los 120 litros de volumen – también oculto bajo el suelo y donde caben perfectamente dos maletas estándar para cabina de avión. Quien dice maletas pequeñas dice las bolsas de la compra, para que no se vaya moviendo por todo el maletero, o cualquier otra cosa. Incluso, aunque no he podido probarlo, diría que cabe algún carrito pequeño plegado para bebés.

Magic Seats: permite abatir los asientos traseros pulsando un botón y convertir su espalda en parte del suelo del maletero

Si llegados a este punto no nos llega para cargar todo lo que queremos y podemos prescindir de las plazas traseras Honda nos lo pone fácil con el sistema Magic Seats que no es más que el abatimiento completo y plano de los asientos traseros a través de un botón situado en el hombro del asiento (uno para abatir el asiento trasero izquierdo y otro para abatir en bloque los asientos traseros central y derecho). Con toda la banqueta trasera abatida alcanzamos los 1.668 litros de volumen. ¿Alguien da más?

Como es posible que lo que carguemos pueda manchar o estropear parte del tapizado Honda ofrece en opción una red vertical que se puede colocar, usando unos ganchos situados en el techo, justo por detrás de los asientos traseros o justo por detrás de los asientos delanteros (si los traseros están abatidos, lógicamente).

Motor 1.6 I-DTEC de 120 CV: sin diferencias en el Tourer

Tras las pruebas que hemos hecho del motor 1.6 diésel en el Civic y en el CR-V poco más se puede contar de este motor. No recibe absolutamente ningún cambio en el Civic Tourer y, contando con que aumenta el peso del vehículo y empeora – aparentemente, no hay datos oficiales – la aerodinámica, simplemente aumenta ligeramente el consumo (de 3,6 a 3,8 l/100 Km en ciclo mixto) y se reducen de forma moderada las prestaciones.

A la hora de la verdad en nuestra prueba circulamos dos personas con dos maletas de mano el comportamiento del Civic Tourer se asemejaba al del Civic en cuanto a aceleración y consumo. La prueba no ha sido suficientemente larga como para poder confirmarlo pero puede servir como aproximación. Como detalle, el motor parece un poco más ruidoso y según el ingeniero de Honda para este coche se podría deber al efecto de caja de resonancia de la carrocería.

Amortiguación adaptativa: sólo para muchos viajes con mucha carga

Comfort, Normal o Dynamic: de más a menos balanceo en las curvas

Una de las grandes novedades del Civic Tourer ha sido la amortiguación adaptativa, opcional en gran parte de la gama. Se trata de un sistema que ajusta la dureza de la amortiguación en el tren trasero en base a tres programas: Comfort, Normal o Dynamic. En modo Comfort el coche se deja balancear más pero transmite menos irregularidades del asfalto a la carrocería – algo que notarán especialmente los ocupantes traseros – y, en el otro extremo, en modo Dynamic se reduce ese balanceo y se aumenta la sensibilidad en la rodadura.

Después de unos cuantos kilómetros, mis conclusiones son claras: en circulación normal y a falta de curvas pronunciadas da lo mismo el modo elegido pero si llevamos mucha carga o si empezamos a serpentear ya se pueden apreciar las diferencias. Para carreteras con curvas la opción Dynamic es más adecuada y para autopistas el modo Comfort. De todas formas esta amortiguación adaptativa está concebida para auto-configurarse, en cierta medida, hacia el modo Comfort o hacia el modo Dynamic según nuestra forma de conducir.


Pack de seguridad activa: extras para obtener más información y adaptarse mejor al entorno

Con la llegada del Civic Tourer Honda ha sumado más tecnología en materia de seguridad a la gama del Civic. Los han denominado “Advanced Driving Assist Systems” (Sistemas de asistencia avanzada a la conducción) y constan de:

  • City-Brake Active System: el coche frena automáticamente, circulando por debajo de los 32 km/h, para evitar una colisión con el vehículo que nos precede. Antes de realizar esta maniobra emite un sonido e ilumina una señal de advertencia en la pantalla.
  • Forward Collision Warning: por debajo de los 15 km/h nos advierte, de igual forma que el anterior sistema, que hay peligro de colisión contra el vehículo que nos precede. Se puede ajustar la distancia a la que emite las alarmas.
  • Lane Departure Warning: si nos cambiamos de carril a más de 64 km/h sin activar el intermitente apropiado emite el sonido e ilumina la señal mencionados.
  • Traffic Sign Recognition System: es el clásico sistema de reconocimiento de señales. Detecta hasta dos señales a la vez dispuestas en la carretera y las muestra en la pantalla del conductor.
  • High Beam Support System: enciende o apaga automáticamente las luces largas en función de los vehículos que nos preceden o que se aproximen en sentido contrario, sean coches, motos, bicicletas o camiones. Funciona a partir de 40 km/h.
  • Blind Spot Information: alerta, mediante sonido y mediante una luz en el espejo retrovisor adecuado, de la presencia de vehículos u objetos en un ángulo muerto del coche (zona posterior izquierda o derecha). Es bastante sensible, funciona a partir de 20 km/h y se puede eliminar el sonido de advertencia.
  • Cross Traffic Monitor: funciona conjuntamente con la cámara de visión trasera y nos alerta de la presencia de vehículos que crucen por detrás nuestro (siempre que circulen a menos de 25 km/h).
  • Todos estos sistemas, a excepción de la detección de señales, se pueden desactivar a través de la configuración del ordenador de a bordo del coche.

    Equipamiento, precios y primeras conclusiones

    El Honda Civic Tourer consta de los mismos cuatro acabados que el Civic de cinco puertas (Comfort, Sport, Executive y LifeStyle) y son similares en equipamiento salvo por los elementos específicos del familiar. Todos los Tourer llevan los raíles de techo de serie, con capacidad para llevar hasta 400 Kg de peso, y cuentan con la opción de equipar la red de separación vertical (de serie en el Executive). El pack de seguridad se divide en dos (pack 1 y pack 2) opcional en todos los acabados.

    Civic Tourer: el compacto familiar con más maletero y uno de los que más sistemas de seguridad activa puede llevar

    La presentación del Honda Civic Tourer se ha realizado antes siquiera de que estuvieran marcados los precios de su gama para España. Lo único que nos ha confirmado Honda es que el sobreprecio con respecto al Civic de cinco puertas será de unos 1.000 euros. Los precios finales se conocerán cuando se lance comercialmente el vehículo en febrero de 2014.

    En este estreno en el segmento familiar compacto Honda ha apostado por conseguir el mayor espacio de carga posible pensando tanto en las familias como en el sector comercial y desde luego sus capacidades en este aspecto son muy remarcables. ¿Son interesantes por, más o menos, 1.000 euros más por encima de precio el Civic? Es para pensárselo si estamos buscando un coche similar al Opel Astra Sports Tourer, al Volkswagen Golf Variant, al Toyota Auris Touring Sports o al Ford Focus Sportbreak por ejemplo.

    En Diariomotor: Honda Civic Tourer 2014

    Lee a continuación: Honda Civic WTCC 2014: el “Type R” del mundial de turismos

    Solicita tu oferta desde 20.400 €
    • alexyn

      Va a ser un incomprendido por su diseño. No creo que haya ninguno más práctico en su segmento.

      • Sin duda, es el que más espacio tiene y juraría que ningún otro de su categoría tiene esa solución con doble fondo tan completa.

        Quizás algo que le penaliza en diseño es la terminación del techo en la parte trasera, demasiado recta. Pero para ganar espacio hay que sacrificar en otras cosas.

    • ADN

      Honda ha sabido ganar mucho espacio interior en varios coches de su gama, desde el Jazz, el Freed (que me gustaría verlo en otras partes del mundo), hasta llegar a la cavernosa Odyssey; vehículos en los cuales es normal considerando su diseño monovolúmen y es por eso que me sorprende a buena manera la capacidad que lograron en un compacto aún con su versión familiar.

      Sobre el diseño, no me parece mal aunque el cristal lateral de la zona de carga bien podrían haberlo hecho menos estrecho, eso mejoraría la luminosidad interior y dejaría menos puntos ciegos, cosa que habría que reducir al mínimo considerando el enfoque de este Tourer.

    • nombre

      en contraste con el exterior el interior no hay por donde mirarlo.