Lexus CT200h F-Sport, a prueba. ¿Qué aporta respecto a sus rivales? ¿Por qué escoger un F Sport?

 |  @davidvillarreal  | 

Ya sabemos como será el nuevo Lexus CT 200h, una actualización a medio ciclo de vida de este compacto híbrido que llegará en los próximos meses. Pero aún así, hemos querido subirnos de nuevo al modelo actual, el presentado en marzo de 2010, coincidiendo con un momento especial en el que Lexus España se ha volcado con su modelo de acceso con unas promociones suficientemente jugosas para que cualquiera quede rendido a los pies de este híbrido. Si necesitábamos una excusa para escogerlo frente a sus rivales de Audi, BMW y Mercedes-Benz, que se ofrecen con motores diésel y gasolina no-híbridos, es probable que no haya mejor razón para convencernos que su precio actual.

Por si no fuera poco, hemos querido ponernos al volante de un Lexus CT 200h F Sport, el que representa, y con diferencia, la cara más agresiva, distinguida y picante de este modelo, pero también la alternativa en la que más nos costará justificar – por presupuesto – su elección. Ya os adelantamos que actualmente el Lexus CT 200h Move está a la venta desde 23.900 euros, siempre y cuando lo financiemos y seamos beneficiarios del Plan PIVE. Si lo queremos con un altísimo equipamiento, también aún queda alguna unidad disponible de las 30 que se ofrecieron limitadamente del Hybrid Plus por 29.900 euros. El F Sport no cuenta con estas promociones y su precio se eleva a 39.700 euros.

Anteriormente ya os ofrecimos una prueba del Lexus CT 200h en la que se profundizaba en muchos aspectos que ya damos por sentados en esta prueba del F Sport.

Encontrando un lugar en el mercado: el compacto híbrido premium

Con un motor híbrido de 136 CV y transmisión por variador continuo, no es potente ni deportivo, pero sí bastante suave y cómodo.

Una vez nos hemos subido al Lexus CT 200h, resulta inevitable recordar sus genes, el Toyota Prius, y preguntarnos si estamos ante poco más que un Prius con una cara bonita. Nada más lejos de la realidad. A nivel mecánico ambos gozan exactamente del mismo motor, el famoso Hybrid Synergy Drive compuesto por un cuatro cilindros de ciclo Atkinson y 1.798 cm3 y un apoyo eléctrico para alcanzar una potencia combinada de 136 CV.

No es muy potente ni rápido, aunque sí lo suficiente para un compacto sin aspiraciones deportivas. La transmisión sigue sin ser divertida y el CT 200h, incluso en su versión F Sport, prescinde de algo que sí utilizan sus hermanos mayores, unas levas no demasiado útiles para un coche con variador continuo, que además tampoco lograrían involucrarnos más en la conducción. Pero en el hecho de que esta sea la transmisión de serie en toda la gama, también encontramos un punto a su favor para el que busque un compacto automático por su confort en la urbe.

Ni el aplomo ni el manejo del Lexus CT 200h tienen tanto que envidiar al de un Audi A3, aunque con su tracción trasera y un diferente tarado de chasis más agresivo, el Serie 1 y el Clase A, respectivamente, se diferencian claramente del Audi y el Lexus. El chasis corrige bien los cabeceos que tanto penalizaban al Prius, que por las proporciones de su carrocería no era nada cómodo en ese sentido, quedando a la altura de cualquier compacto de tracción delantera. El balanceo también es contenido, especialmente en este F Sport que mejora con sus refuerzos laterales en las suspensiones.

El consumo del Lexus CT200h no es una razón de peso, por sí misma, como para descartar a otros compactos de gasolina y diésel de la competencia.

A nivel de consumos, al menos con estas llantas, rondamos cifras entre los 5,5 y los 6 litros/100 kilómetros, tanto en recorridos urbanos como de carretera (en nuestras mediciones a 120 km/h de marcador). Con una llanta más pequeña esas cifras se podrían mejorar, tal y como ya comprobó mi compañero Sergio hace unos años con un CT 200h con llanta de 16” y neumáticos Bridgestone Turanza. Si circulamos a un ritmo alegre, será difícil bajar de los 6 litros/100 kilómetros.

Son cifras correctas, pero a nuestro juicio el consumo solo será determinante para elegir a este híbrido frente a los diésel y gasolina de sus rivales si practicamos una conducción urbana intensa. En carretera un BMW 118i de 170 CV nos hizo en estos mismos recorridos (a 120 km/h de marcador, circuito compensado de ida y vuelta, sin carga y poco tráfico) 6,2 litros/100 kilómetros y un Audi A3 1.8 TFSI 180 CV S tronic 6,4 litros/100 kilómetros, ambos con motor de gasolina y cambio automático (convertidor de par y doble embrague respectivamente).

Aunque este híbrido aún no goza del refinamiento de modelos como el IS, el aislamiento acústico es bastante bueno.

Con este Lexus CT 200h aún no se había llegado al refinamiento de los hermanos mayores, probablemente eso se solucione en la iteración que llegará el año que viene. Teniendo en cuenta su transmisión y que siempre que exijamos con el pie derecho el motor gira a un régimen de revoluciones muy alto hasta que estabilizamos la velocidad, no es sorprendentemente sonoro, pero eso se debe sobre todo al trabajo de insonorización del habitáculo y el espacio del motor.

Hablando de sonido y confort, al menos con esta llanta de 17” se aprecian ciertas vibraciones y una alta sonoridad de rodadura, algo que a priori no nos extrañaba en una versión deportiva con un neumático de perfil bajo (medidas 215/24 R17) que estuviera adaptado a tal condición. Pero lo cierto es que esperábamos más de los neumáticos que montaba la unidad probada, unos Yokohama Decibel E70J, pensados precisamente para turismos de gama alta que busquen una calidad de rodadura óptima.

Por otro lado, la frenada de este coche sigue achacando un defecto que por suerte cada vez es menos habitual en los nuevos modelos híbridos. Sigue existiendo ese tacto artificial y poco progresivo con un punto en el que la frenada regenerativa, muy suave, da paso a la frenada mecánica, realmente contundente, algo a lo que tendremos que acostumbrarnos para evitar bloquear los frenos en situaciones innecesarias.

Sentados a bordo nos percataremos de que, compacto o no, estamos en un Lexus con todas las letras. Los ajustes son impecables, los materiales de calidad y el tapizado textil símil Alcantara del F Sport cómodo por mullido y sujeción y deportivo en su aspecto. Llamadnos perfeccionistas, pero cuando después de diez minutos buscando la hora me di cuenta de que no había reloj de aguja y sí un reloj digital en la pantalla LCD del climatizador, noté que me faltaba algo importante. La disposición del salpicadero es horizontal y sobria, con una gran consola central con reposabrazos, los controles del equipo multimedia y una interfaz de tipo joystick similar a la de sus hermanos mayores, para acceder a una pantalla que por su posición es realmente práctica, sobresaliendo por encima del salpicadero.

A nivel de espacio para pasajeros y carga, el Lexus CT 200h no tiene demasiado que envidiar a sus rivales. Las plazas traseras son espaciosas en anchura y espacio para las piernas, aunque no gocen demasiada altura al techo. El maletero por su parte, con un volumen de 375 litros, es bastante espacioso incluso teniendo en cuenta la posición de las baterías (por detrás y por debajo de los asientos). Además cuenta con un práctico doble fondo en el que cabe un maletín o una mochila.

¿Por qué sí y por qué no escoger un F Sport?

Sin un motor más potente, no podemos considerar al F Sport un compacto deportivo, pero sí una alternativa a los paquetes AMG, S Line y Sport de sus rivales.

La elección del Lexus CT 200h F Sport queda supeditada a que queramos la cara más llamativa y agresiva de este compacto, equipado de serie con llantas de aleación de 17” de acabado negro metalizado, faldones deportivos, parrilla de nido de abeja, techo solar practicable, tapizados de tela símil Alcantara, volante deportivo, inserciones de aluminio, chasis deportivo con amortiguación lateral mejorada para compensar el balanceo y navegador HDD+. Su equipamiento es realmente completo.

No podemos considerarlo un compacto deportivo, pero sí el equivalente a los paquetes que ofrecen algunos de sus rivales, los AMG, S Line o Sport y extras M GmbH en el caso del BMW Serie 1. En este Lexus no podemos seleccionar los elementos de manera independiente (chasis, llantas, kit de carrocería, asientos), sino que todos ellos forman parte de una lista cerrada de equipamiento denominada F Sport. No obstante su mayor problema sigue siendo el precio, 39.700 euros que harán que nos cueste justificar la importante diferencia existente con otras versiones de la gama CT 200h que, por supuesto, son menos llamativas.

Y aún así, si nos ponemos a buscar un compacto premium, automático, con línea deportiva, bien equipado con extras similares y cualquier motor (sea diésel o gasolina), este Lexus CT 200h F Sport no es más caro que un Mercedes Clase A 7G-TRONIC con Paquete AMG o un Audi A3 S Tronic con paquete S Line.

Ya se aceptan reservas del Lexus CT200h actualizado. Su precio no se incrementará y las entregas comenzarán en unos meses, en marzo.

Este F Sport nos ha gustado, pero con las ofertas existentes en este momento se nos ocurren más razones para optar por otra versión diferente que para elegir el F Sport. La oferta más interesante sigue siendo la del Lexus CT 200h Move, a la venta desde 23.900 euros, bien equipado con arranque y acceso sin llave Smart Entry, climatizador bizona, llantas de aleación, sensor de luces, sensor de lluvia, navegador GPS Move On (más básico que el de la unidad probada) y ajustes y revestimientos de calidad.

Aún mejor que ese Move On de acceso, la promoción especial limitada a 30 unidades que ha ofrecido Lexus durante el último mes. Nos han confirmado que a día de hoy aún queda alguna unidad disponible, pero realmente se han ido agotando rápido por el hecho de que por 29.235 euros (PVP) se puede acceder a un Lexus CT 200h (y sin necesidad de entrega de coche, Plan PIVE o financiación) muy equipado, con tapicería de cuero, asientos delanteros calefactables, sistema de navegación con disco duro y pantalla multivisión de 7 pulgadas, reproductor DVD, sensores de aparcamiento y cámara trasera con monitor de asistencia.

Por estas dos razones nos damos cuenta de que, al menos en estos momentos, el Lexus CT 200h F Sport no deja de ser un capricho, bonito, pero con un precio de 39.700 euros.

Lee a continuación: Lexus podría estar preparando una versión más deportiva del CT 200h

Solicita tu oferta desde 24.900 €
  • nx

    Casi 8 millones de pesetas por un coche de 136 caballos??? En serio??? Hay q estar loco para comprarse uno habiendo tropecientas opciones mejores… eso si, exclusividad mucha, xq no lo tiene nadie…

    • Smat

      Estoy de acuerdo contigo en que es caro; pero hay que matizar que no se trata de 8 millones como dices, más bien 6,5, pero cabe matizar que el modelo 2014 anuncia el F-sport en 34100 euros, si lo prefieres en pesetas algo menos de 5,7 millones, un precio bastante más asequible que el de sus rivales a igualdad de equipo, potencia y automáticos, si no me crees hecha las cuentas. De todas formas opino que en este como en otros lexus el acabado F sport está sobrevalorado y hay opciones más racionales en la gama.

      • nx

        Correcto… pero siguen siendo 6 millones y medio…
        Pero… “igualdad de potencia” ??? Por ese dinero tienes cualquier GTI…
        Sigo viendole un sinsentido de coche…

  • JaimeRS

    El Clase A no es propulsión señores, es tracción!

    • Rest

      Creo que en el texto se refiere a la propuesta dinámica que ofrece cada uno, es decir, que aunque sea el Lexus propulsión y hayan modificado en esta versión su enfoque a base de endurecer la suspensión, no llega a tener un tarado ni un comportamiento tan deportivo como el Clase A o el Serie 1, quedándose a la par que un A3; o eso he comprendido yo…

    • Toda la razón, los términos estaban invertidos y ya lo he aclarado.

      Ni el aplomo ni el manejo del Lexus CT 200h tienen tanto que envidiar al de un Audi A3, aunque con su tracción trasera y un diferente tarado de chasis más agresivo, el Serie 1 y el Clase A, respectivamente, se diferencian claramente del Audi y el Lexus.

      Así mucho mejor.

  • Walter Röhrl

    Me parece una pasada de caro. No veo justificado para nada el precio.

  • Hola caracola

    Segundo artículo intentando justificar lo “premium” de este CT200h, tampoco les culpo a estos de Toyota después de ver como Audi se hincha de vender humo con el A3…querían hacer lo mismo

    El único algo exclusivo por planteamiento y arquitectura ( que no por precio ) es el BMW, pero visto lo visto y los beneficios de sus competidores también se sumarán al motor trasversal y tracción delantera en su próximo compacto…ya llegan a ofrecer hasta el 114i…

    Al final nos dan lo que queremos…

    Su hermano Prius es mucho más razonable e inteligente, desde luego