BMW celebra la llegada del año del caballo con sendas ediciones de M5 y M6 Gran Coupé para China

 |  @davidvillarreal  | 

Mañana comienza el nuevo año chino, el año del caballo, un animal que representa el triunfo y sobre todo la recogida de todo lo que se ha sembrado durante los últimos años. No hace falta que recordemos lo importante que es la astrología para una de las culturas más ancestrales del mundo. Por esa misma razón, con los intereses puestos en China, BMW no quería perderse esta fiesta lanzando una edición muy limitada y exclusiva de sus joyas más preciadas, el BMW M5 y el BMW M6 Gran Coupé.

Con una clase alta cada vez más alta y abierta al lujo europeo, China tendrá la oportunidad de recibir seis unidades de los BMW M6 Gran Coupé y otras treinta de los BMW M5 del año del caballo. Hablamos de versiones equipadas con el paquete Competition Package, que aumenta su potencia hasta los 575 CV, frenos cerámicos y un ligero maquillaje que apenas se aprecia en la serigrafía de los tapizados de piel del habitáculo.

Dos auténticas joyas de 1.978.000 yuanes y 2.768.000 yuanes respectivamente, que traducidas a euros supondrán para sus afortunados compradores más de 240.000 y más de 330.000 euros, el doble que un BMW M5 y un BMW M6 Gran Coupé en España.

Un deportivo europeo importado en China puede verse gravado con más de un 80% en impuestos, que sumado al sobreprecio que ya tienen estos productos, supone que cueste el doble que en la mayoría de países europeos.

Y en este caso, no es que BMW haya tratado de aprovechar unas fechas tan señaladas para hacer caja con el cliente más caprichoso. La fiscalidad china hace que un BMW M5 básico ya esté en torno a los 220.000 euros y un BMW M6 Gran Coupé sobre los 280.000 euros. Con lo cual, el incremento de precio de estas ediciones del año del caballo no es tan importante, si tenemos en cuenta que solo el paquete Competition y los frenos cerámicos ya cuestan un ojo de la cara.

Entre otras curiosidades, el más barato de los BMW Serie 1 ya asciende a 242.000 yuanes, cerca de 30.000 euros. Y aunque tampoco nos podemos fiar de las tasas de cambio actuales, con un yuan que está en las cotizaciones más bajas de los últimos cuatro años, es evidente que disfrutar del lujo europeo en China es realmente caro.

Por último, pensemos que un coche importado en China ya suele contar con precios de por si altos comparados con Europa, altísimos comparados con los productos de fabricación local. A eso tenemos que añadir un impuesto base del 25%, más el 17% con que están gravados todos los productos de consumo, más una tasa adicional que oscila entre el 1 y el 40% según la cilindrada.

Fuente: BMW China
En Diariomotor: ¿BMW M5 o BMW M6 Gran Coupé?: comparamos al M5 con el nuevo M6 Gran Coupé

Lee a continuación: BMW M6 por Vorsteiner: ¿un regalo de última hora para tu M6?

  • BWSTER

    Siempre me han gustado las versiones de autos para China, combinaciones de rojo y dorado, y a veces también con estampados de dragones, por lo general