Fórmula 1. Los Pirelli a prueba en Sakhir

 |  @josetellaetxe  | 

Con los segundos entrenamientos de pretemporada ya iniciados, tal y como comentábamos anteayer, el circuito bareiní de Sakhir va a ser el lugar escogido por las escuderías para poner a prueba la eficiencia de los diferentes paquetes aerodinámicos de sus respectivos vehículos, lo que acarrea como principal consecuencia que los neumáticos que ha propuesto la firma italiana Pirelli para esta temporada, se van a convertir en protagonistas indiscutibles.

Si en Jerez el trabajo de los equipos consistió fundamentalmente en la puesta a punto de los monoplazas y la búsqueda de fiabilidad, así como labores en apariencia menores pero sin duda sumamente interesantes de cara a la temporada, como la valoración de los ratios de consumo y el establecimiento de los mapa/motor más idóneos, en Bahrein se buscará el pulido del comportamiento de los coches con especial atención al apartado aerodinámico.

Llegados a este punto y como hemos mencionado en otras ocasiones, conviene recordar hoy también que los neumáticos en Fórmula 1 no solo se encargan de trasladar la potencia de los propulsores al suelo o de dirigir el monoplaza, sino que por su diseño específico forman parte ineludible del sistema de suspensiones y por tanto, tienen una incidencia clave en el comportamiento del vehículo, tanto en su motricidad y gobierno como en su balance como en su respuesta en recta y en virado.

Sakhir, además de un asfalto dotado de buen grip, ofrece tres zonas bien diferenciadas:

El sector 1, que se inicia al comienzo de la recta de tribunas, es relativamente rápido a pesar de que el paso por la curva número 1 precisa de una fuerte frenada. El 2 es más exigente y lento. Compuesto por una consecución de curvas de diferentes radios, el vehículo debe sortearlas con la trazada más correcta posible en aras de no perder ni una gota de tracción para llegar a la corta recta posterior con la mayor velocidad posible, circunstancia esencial para sortear los giros 11 y 12 y embocar adecuadamente la difícil curva 13 en las mejores condiciones, porque a la altura de su ápice se estrena el rapidísimo sector 3 y se hace necesario salir muy rápido de ella para ganar unas décimas que son imprescindibles en el tiempo por vuelta.

Como espero se haya podido observar a través de lo relatado, el nivel de exigencia sobre los neumáticos en el trazado del emirato árabe es variado pero siempre alto, porque los monoplazas tienen que encontrar el equilibrio adecuado entre motrocidad y estabilidad, y eso deriva en que deban soportar fuertes tensiones laterales y longitudinales en unas circunstancias que han cambiado bastante con respecto a temporadas anteriores, pues ahora pesan más y su aerodinámica está más limitada.

Dicho lo cual, a pesar de que Pirelli sigue trabajando en el perfilado y rendimiento de sus compuestos para 2014, después de que los permitiera probar después del Gran Premio de Brasil del año pasado y de que hayan salido de los primeros test de pretemporada (Jerez) agradando a pilotos y escuderías, tiene ante sí su primera gran prueba de fuego en Bahrein.

Las vitolas distintivas no han cambiado: roja para los superblandos, amarilla para los blandos, blanca para los medios y naranja para los duros. Así mismo, en la gama para piso húmedo o mojado que se probaron en Jerez, tenemos distintivo verde para los intermedios y azul para los extremos.

No obstante, los monoplazas sí lo han hecho y empiezan a estar listos aunque todavía hay tiempo para ir puliendo detalles de cara al inicio de temporada, así que durante estas cuatro jornadas de entrenamientos que hemos iniciamos hoy, van a someter a sus ruedas a un nivel de exigencia muy superior a lo que hemos visto hasta el momento, razón por la cual Pirelli ha extremado su cautela.

 

En Diariomotor: Fórmula 1. Bahrein acoge los segundos test de pretemporada

Lee a continuación: Fórmula 1. Bahrein acoge los segundos test de pretemporada