CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

5 MIN

Breve historia de un despropósito de prueba. El Zenvo ST1 sufre de lo lindo en Top Gear

David Villarreal | @davidvillarreal | 21 Feb 2014

El último programa de Top Gear del domingo pasado nos dejó una prueba que prometía. Más de 1.000 CV para un superdeportivo danés con motor de ocho cilindros sobrealimentado, una bestia de la cual ya os hemos hablado en Diariomotor, el Zenvo ST1. Jeremy Clarkson se preguntaba cuánta gente estaría dispuesta a invertir su dinero en él y no en un Ferrari o un Lamborghini, confiar en una marca totalmente desconocida y llevarse a casa una pieza tan exótica como la unidad naranja que les prestaron. Un comienzo y un mal presagio de lo que llegaría más tarde.

En realidad el Zenvo ST1 no pretende competir con un Ferrari o un Lamborghini. Se fabricarán apenas un puñado de unidades y es una pieza pensada para el que ya lo tiene todo, para aquel que busca un deportivo exhuberante y extraordinariamente exótico. Zenvo te lo pone en casa por 800.000 euros que – impuestos incluidos – supondrá más de un millón de euros. Pero Top Gear demostró una vez más que el programa de motor más conocido de todo el mundo puede elevarte a tu deportivo a lo más alto o darte un enorme mazazo del que difícilmente te recuperarás. Para desgracia de los daneses, el Zenvo ST1 las pasó canutas en esta prueba de Top Gear.

Nota: si no quieres que te destripe la historia no sigas leyendo. Mejor contemplar primero el siguiente vídeo.

Las sesiones de prueba del Zenvo ST1 en Top Gear tuvieron que terminar antes de tipo saldándose con varias roturas graves (embrague e incendio) y problemas de calidad.

En el programa emitido el domingo en apenas ocho minutos veíamos a un Zenvo ST1 ingobernable, a Jeremy encadenando trompos y saliéndose de la pista, por no hablar de otros serios problemas de calidad. Los pilotos traseros acumularon humedad en su interior por la condensación y según Jeremy los frenos traseros traseros habían dejado de funcionar. La primera sesión con el Zenvo tuvo que posponerse después de que el embrague dijera “hasta aquí hemos llegado” en lo que según la marca fue “una exigente sesión de drifting de una hora”.

El Zenvo ST1 se marchó a Dinamarca para ser reparado y regresar de nuevo a la Gran Bretaña para terminar la prueba. De nuevo problemas, preocupantes problemas. Tras otra hora de “pruebas de alta velocidad” en las que según la marca se consumieron más de 50 litros de combustible, un defecto en el sistema de refrigeración provocó una combustión espontánea. El despropósito estaba servido en bandeja de plata.

¿Existe algo peor que millones de telespectadores contemplando como se calcina tu deportivo?

Zenvo ST1

19
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Según Zenvo, su deportivo se enfrentó a unas condiciones injustas y piden una segunda oportunidad.

Como se aprecia claramente en estas imágenes, el Zenvo ST1 tuvo que lidiar con unas condiciones muy complicadas para cualquier deportivo. La lluvia puso a prueba la capacidad de tracción de esta máquina descomunal, de un par que supera con creces el millar de Nm y unos “flotadores” en el tren trasero con medidas 345/30 ZR20. Ni siquiera Stig sería capaz de domar a este caballo salvaje e incorregible. La culminación del despropósito llegaría con el tiempo marcado en la pista de Top Gear con Stig a los mandos. El Zenvo ST1 y toda su caballería no habían logrado superar a un deportivo para todos los bolsillos, el Ford Focus ST.

Evidentemente Zenvo no ha tardado en contar su versión de los hechos, vía comunicado y con la corrección política del estereotipo nórdico. ¿Se imaginan la que se hubiera liado si en vez de danés el coche hubiera sido italiano?.

En Zenvo se lamentan de que Top Gear no mostrase como el Zenvo ST1 logró superar los 304 km/h en una recta en la que muy pocos deportivos han alcanzado tal velocidad y como aceleraba de 0 a 100 km/h en 2,69 segundos. También se lamentaron de las penosas condiciones a las que tuvo que enfrentarse su máquina y, lejos de vetar a Jeremy y a los suyos, ya están pensando en ofrecerles de nuevo el coche para repetir la prueba sobre asfalto seco.

Zenvo ST1

Sabemos que Zenvo aún tiene que vender 14 unidades de las 15 que en total han previsto construir de este superdeportivo.

De esta prueba se deberían aprender varias lecciones. Es fácil ridiculizar a un superdeportivo en unas condiciones tan duras y aquí habría reconocer que el equipo de Top Gear no ha sido demasiado justo con el Zenvo. Habría que ver un superdeportivo como el McLaren P1, que también rodó sobre mojado en Spa-Francorchamps en el programa de la semana anterior, con todos los controles desconectados bajo el aguacero al que se enfrentó el Zenvo.

Zenvo debería hacer propósito de enmienda y recordar la exigencia de las pruebas a las que se va a enfrentar un deportivo de su nivel en Top Gear. Imagino que sus clientes no comprarán un Zenvo para tenerlo de coche museo y esos mismos problemas que afectaron al rodaje del programa de televisión, bien podrían encontrárselos al poco tiempo de recibir su flamante deportivo del millón de euros.

Nos consta que Zenvo ya tiene clientes y ha entregado su primer deportivo. Lo que no sabemos es si tras el despropósito de Top Gear lograrán deshacerse de las 14 unidades restantes.

Fuente: Zenvo | Top Gear
En Diariomotor: Zenvo ST1, un superdeportivo danés de 1.104 CV | Zenvo ST-1 50S, 1.250 CV para los yankees | El Zenvo ST1 por fin llega a Europa en forma de producción

Zenvo ST1