Abarth 500 MY 2014: ahora con cuadro de mandos digital

 |  @davidvillarreal  | 

Si nos llevas leyendo desde hace tiempo, ya sabrás que el Abarth 500 es uno de nuestros mini-GTI favoritos y el que un servidor se llevaría al fin del mundo. El Salón de Ginebra nos mostró una actualización del modelo base del escorpión, el Fiat 500 MY 2014, pero también para el pequeño deportivo de Abarth.

El Abarth 500 seguirá afianzando esa distinción de modelos que la marca ha ido desarrollando en los últimos años, con un modelo básico cada vez más atractivo y el toque más exclusivo de los Abarth 595, el Turismo para el que busque distinción y elegancia y el Competizione para el quemadillo, el que quiere más deportividad. Habrá nuevos acabados, se introducirá el nuevo cuadro de mandos digital de 7” del Fiat 500 y, para redondear la faena, el Abarth 695 Biposto se erigirá como la alternativa más exclusiva y radical, con licencia de calle, con dos plazas y un cambio deportivo y manual en H.


La gama 2014 recibirá nuevos colores exteriores en un tono, con especial atención al Rojo Tricapa que se aprecia en el 595 Competizione ilustrado en estas fotografías. También se introducirán los tonos Gris Pista, Beige Rally y Gris Trofeo. Entre las opciones bitono también habrá tres novedades, Beige Rally con Rojo Tricapa o Gris Trofeo y el Gris Pista con Azul Leyenda que se aprecia también en estas fotografías.

Los modelos cabrio, que en realidad disponen de una capota de lona retráctil a modo de techo practicable (los pilares laterales y los largueros del techo no se desmontan) también dispondrán a partir de ahora de la combinación Rally Beige de carrocería y techo en beige.

Junto con el Abarth 500 de 135 CV, el Abarth 595 seguirá preservando el motor 1.4 Turbo T-Jet de 160 cv, con un cambio manual de cinco relaciones y un cambio pilotado opcional, con levas en el volante. Lo más destacado del 595 Turismo sigue siendo el toque elegante e incluso lujoso que busca este modelo, con la opción de incluir unos asientos Abarth Corse de Sabelt con tapizados de piel.

El Competizione es más agresivo y deportivo y de serie ya incluye unos asientos Abarth Corse de Sabelt con tapizados de tela, también disponibles en piel y Alcantara.

Lo más llamativo de esta actualización lo tenemos en el cuadro de mandos. Recordemos que, como el Fiat 500 MY 2014, los Abarth 500 y 595 recibirán un cuadro de mandos TFT de 7” con un dial central, con un velocímetro digital y sendas barras a modo de cuentarrevoluciones e indicador de presión sobre el pedal del acelerador. Aunque no tenga nada que ver con este, su filosofía es similar a la del Alfa 4C.

Es un diseño demasiado minimalista, pero muy moderno y entre otras cosas nos permitirá contemplar con detalle las fuerzas G a las que estamos sometiendo a nuestro coche.

Hasta ahora la lista de precios de la gama Abarth 500 arrancaba en 18.700 euros, ascendiendo a 22.800 euros para el 595 Turismo y 24.650 euros para el 595 Competizione. El cambio pilotado supone un extra de 1.700 euros respecto al manual, y los 500C y 595C un extra de 1.750 euros respecto a las versiones coupé.

A esos precios de tarifa podríamos añadir entre 1.650 y 2.500 euros por entregar un coche usado de cualquier tipo y edad, que de cumplir los requisitos del Plan PIVE sería entre 2.000 y 3.000 euros. La financiación con FGA Capital supone otros 1.000 euros de descuento, de forma que un Abarth 500 con todos estos beneficios partiría de 15.690 euros.

Fuente: Abarth
En Diariomotor: Abarth 695 Biposto: la sorpresa de Abarth para Ginebra es biplaza

Lee a continuación: Abarth 695 biposto, todos los detalles: biplaza, 190 cv y 997 kg, la locura de Abarth es matriculable

Ver todos los comentarios 1
  • Oliver

    Muy chula la nueva instrumentación, soy un amante de los velocímetros digitales (cuando indican sin retardo, claro), aunque en el Abarth ese cuentavueltas se queda minúsculo, en el 500 no pasa nada, pero aquí me parece un fallo.
    La elección de llantas, acertadísima, son preciosas y le quedan de cine al coche, así como los paragolpes americanos.