Un solo sector de DRS para el G. P. de Mónaco

 |  @josetellaetxe  | 

Aunque pueda resultar chocante debido a su baja velocidad y a los pocos puntos que permiten adelantamientos, el circuito de Mónaco solo dispone de una una zona habilitada para usar el DRS (Drag Reduction System), lo que supone en la práctica que es la primera excepción en un campeonato en el que salvo en el trazado de Suzuka, recurre normalmente a dos.

La razón de esta pequeña anomalía se justifica en que la pista que acoge el Gran Premio de Mónaco discurre por el interior de la ciudad, es relativamente estrecha y de los tres puntos donde se alcanza mayor velocidad, en dos de ellos y por sus características, se desaconseja utilizar el DRS debido a que la seguridad de los pilotos y los comisarios no estaría gantizada.

En el plano de abajo podemos observar que los tres puntos aludidos corresponden a la terminación de la recta de tribunas y entrada a la curva número 1, Santa Devota; a la embocadura de la curva número 3, Massenet; y por último, al trayecto final de la salida del túnel, punto donde se alcanza la mayor velocidad del circuito. Pues bien, Massenet y el túnel carecen de escapatorias, con el agravante de que la salida de este último se abre por uno de sus laterales al mar, con lo cual solo sirve Santa Devota, el lugar donde precisamente el año pasado sufrió un tremendo accidente Felipe Massa para terminar empotrando su F138 en las protecciones.

Así las cosas, el DRS solo se puede utilizar a lo largo de la recta de tribunas, teniendo el punto de detección después del giro 16, tras haber sorteado definitivamente la piscina, y el de activación unos metros después del paso por la número 19 (Anthony Noghès).

Sin duda es una distancia ciertamente escasa para el propósito del DRS, aunque si bien no suele servir para hacer adelantamientos sobre rivales inmediatos aunque sí sobre doblados o coches mucho más lentos, es utilizada por los pilotos que usan el DRS para recortar distancias y preparar el asalto entre Santa Devota y Massenet, ayudar a refrigerar adecuadamente el interior de los monoplazas y para ventilar los sistemas de frenado, partes que alcanzan altas temperaturas debido a la baja velocidad de promedio con que se recorre el trazado de 3.340 metros durante las 78 vueltas que componen la prueba, y por el esfuerzo continuado al que se somete a los frenos.

 

En Diariomotor: Fórmula 1. El túnel de Mónaco, un lugar más importante de lo que parece

Lee a continuación: Fórmula 1. El túnel de Mónaco, un lugar más importante de lo que parece

Ver todos los comentarios 1