Los secretos del forfour original y el intento fallido de smart por crecer

 |  @davidvillarreal  | 

No contentos con abrir una brecha importante en la industria del automóvil, con haber definido las claves de un producto urbano y práctico que, de no haber existido, alguien tendría que haberlo inventado, smart quiso sacar los pies del tiesto, olvidarse por un momento de su filosofía y tratar de introducirse en un segmento que ya estaba inventado, el cinco puertas de ciudad. En 2004 se lanzaba el smart forfour, un utilitario de cuatro plazas que ya se situaba en 3.75 metros de largo y que ni era tan ágil en la urbe como el fortwo, ni gozaba de su motor trasero. En definitiva, aportaba poco o nada a lo que ya ofrecían toda una serie de modelos que en Europa llevaban triunfando durante décadas.

Llamémoslo experimento o fracaso histórico, pero con menos de tres años de comercialización y poco más de 100.000 unidades comercializadas, el smart forfour no fue ni mucho menos un éxito. Sobre todo si tenemos en cuenta las cifras en las que se mueven en Europa otros utilitarios similares al forfour.

smart se amparó en la tecnología de Mitsubishi para sacar adelante su propuesta de pequeño utilitario de cinco puertas.

El smart forfour aterrizó en los concesionarios con motores de mayor cubicaje, de tres y cuatro cilindros, entre los 75 y los 109 CV. A diferencia del fortwo, que fue un desarrollo propio de Daimler, smart tuvo que recurrir a Mitsubishi para aprovechar la tecnología del Colt de la época. Meses más tarde, tras su lanzamiento, la gama de motores creció con dos diésel tricilíndricos y un motor realmente picante, con 122 CV de potencia.

Aunque el smart forfour no triunfase, ni fuera demasiado innovador frente a su competencia, hay que decir que al menos gozaba de características peculiares, prácticas o interesantes. Por ejemplo, el forfour también podía decorarse con su carrocería en dos tonos y una estructura que se asemejaba a la célula Tridion del fortwo. Con menos de 1.000 kilogramos y la gama de motores que dispuso la marca, hay que decir que no iba nada mal.

Entre otras cosas, contaba con una banqueta posterior ajustable en longitud, con un margen de ajuste de 15 centímetros.

smart forfour BRABUS: el pequeño GTI de smart

Por prestaciones, el smart forfour BRABUS podía sonrojar a los mejores utilitarios picantes de la época, incluido el Clio RS.

Pero el smart forfour aún nos tendría guardada alguna que otra sorpresa de última hora. Como no podía ser menos, también hubo un smart forfour BRABUS, una versión picante que gracias al turbo alcanzaba la nada desdeñable cifra de 177 CV. Esta pequeña fierecilla era capaz de alcanzar los 221 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en solo 6,9 segundos. En prestaciones era capaz de medirse con un Renault Clio RS de la época…

Si con su potencia, sus prestaciones y su aspecto deportivo exterior, no era suficiente, el forfour de BRABUS además se ofrecía con asientos tapizados en piel.

smart formore: el crossover nonato de smart

Cuando smart ya estaba trabajando en un crossover, la marca decidió cerrar todos los frentes abiertos y centrarse única y exclusivamente en el fortwo.

Llegado el momento, smart quiso que el forfour conquistase las Américas. Con el objetivo de saltar el Atlántico, smart llegaría incluso a plantearse algo todavía más radical, una alternativa campera, un crossover de cinco puertas que se comercializaría bajo el nombre smart formore. Y en ese preciso instante en el que smart ya ultimaba los detalles del prototipo que se dejaría ver en el Salón de Frankfurt de 2005, el proyecto se canceló, smart decidió cerrar todos los frentes que había abierto introduciéndose en gran cantidad de nichos y, siendo conscientes de que la situación no era buena, centrar todos sus esfuerzos en la idea original, en el smart fortwo.

No nos perdáis de vista. Seguiremos hablando largo y tendido de smart en los próximos días…

Fuente: Daimler
En Diariomotor: smart forfour Brabus (2005), el olvidado mini-GTI

Lee a continuación: smart Fortwo y Forfour: nuevo adelanto, lo conoceremos el día 16 de julio

Solicita tu oferta desde 12.045 €
  • LaChicaDelMustang

    Me encanta , es muy original , y el crossover tenían que haberlo sacado.Lástima que la segunda generación sea tan fea :/ jeeje

  • Almafuerte

    Era un coche interesante, de aspecto simpático y práctico. Pero, si no recuerdo mal, demasiado caro por su equipamiento de serie en compasión con la competencia. Y creo que eso lo mato. El que quiere un coche práctico mira también el precio y los costos de mantenimiento. Si hubiera sido algo mas extravagante y “clamoroso” su precio importaría menos porque sería el típico coche de “mirame, tengo un …”

  • Maranello575mmmarane

    Como propietario de un smart forfour 1.1 pulse del 2005 puedo asegurar que es un coche con un comportamiento ejemplar, consumos reales muy reducidos y una fiabilidad a prueba de bomba. Es cierto que el precio no estaba muy ajustado (los km 0 y gerencias eran muy interesantes sin embargo) y que algunas calidades no eran justificables. Aún así un coche formidable, espero que el nuevo forfour mantenga los aspectos positivos de su antecesor, que a pesar de su fracaso comercial, los tenía

  • Che

    Las puertas eran de plástico, y el resultado en los crash-test laterales, malo, pero en los accidentes reales, horroroso. Después del asunto del Clase A y el alce Mercedes prefirió cancelar cuanto antes un proyecto en el que perdía un montón de dinero. Indemnizó a Mitsubishi y liquidó las últimas unidades del coche al precio que siempre debió tener.