CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

3 MIN

Fórmula 1. Ecclestone cuenta con Flavio Briatore para tratar de mejorar el espectáculo

Jose Tellaetxe | @josetellaetxe | 28 Jul 2014

A pesar de que la Fórmula 1 parece globalmente un negocio de momento sostenible, las alarmas han comenzado a sonar a poco de haberse iniciado una temporada que no ha cumplido ninguna de las expectativas depositadas en el estreno de nuevo reglamento técnico. El ruido de las modernas unidades de potencia no ha satisfecho a practicamente nadie y la limitación de consumo, se ha convertido en la principal diana de los detractores de un espectáculo que apenas dista poco del que ofrece en velocidad la GP2, por ejemplo.

Tampoco ha ayudado la apuesta de la firma italiana Pirelli por unos compuestos indiscutiblemente conservadores ni por supuesto, el dominio casi absoluto de una escudería frente al resto de sus rivales… Las audiencias caen en picado en santuarios del automovilismo deportivo como Alemania o Gran Bretaña, flaquean terriblemente en España, Francia e Italia, y la afluencia de público a los circuitos se ha visto seriamente mermada hasta el punto de que todas las partes implicadas en la Fórmula 1 han comenzado a ver las orejas al lobo de una más que anunciada debacle.

En este orden de cosas, Luca Cordero di Montezemolo (Ferrari), junto a Dietrich Mateschitz (Red Bull) uno de los personajes prominentes del paddock más crítico con el actual estado de cosas, proponía a mediados del mes pasado a Bernie Ecclestone y Donald McKenzie, presidente de CVC Capital Partners, fondo titular de los derechos comerciales de la Fórmula 1, una serie de medidas encaminadas a corregir el rumbo: «No se trata de un ultimátum ni una amenaza, sino de una propuesta para convocar a todos los implicados en la competición a sentarse para intentar sacar adelante nuevas ideas que garanticen que la F1 siga siendo una referencia en el ámbito deportivo, como lo son eventos de índole global como los Juegos Olímpicos o el Mundial de fútbol.»

Con este complejo marco como telón de fondo en el que interaccionan el negocio y el deporte, los pésimos resultados comerciales cosechados en el pasado Gran Premio de Alemania han colmado el vaso de la paciencia de los responsables y han hecho reaccionar a Bernie Ecclestone, quien ha propuesto crear un grupo de trabajo encaminado a valorar la situación y a aportar ideas para corregirla, en el que estarían presentes el propio patrón de la Fórmula 1, los jefes de las principales escuderías y como plato fuerte: Flavio Briatore, quien se postula en esta entente como el elemento que podría aportar algo de renovación a una competición demasiado enfocada a destacar la labor de los departamentos de ingeniería, olvidando la importancia que ha tenido siempre la figura del piloto en la Fórmula 1.

En Diariomotor: Fórmula 1. Ferrari en una difícil encrucijada