15 accesorios (y 15 razones) por las que el BMW M4 Coupé Safety Car de MotoGP es el deportivo de tandas definitivo

 |  @davidvillarreal  | 

El arranque de una nueva temporada del campeonato del mundo de motociclismo, y su categoría reina, MotoGP, está cada vez más cerca. El Gran Premio de Qatar abrirá un campeonato en el que BMW seguirá estando presente con sus coches de seguridad, y en el que el BMW M4 Coupé seguirá siendo el protagonista. El que ves, es el nuevo Safety Car oficial de MotoGP, un BMW M4 Coupé condimentado con muchos accesorios de BMW M Performance, y con diferentes preparaciones de circuito, no disponibles en el modelo de calle, necesarias por los requerimientos técnicos y de seguridad que requiere un coche que ejercerá funciones de coche de seguridad. Pero si algo salta a la vista es el hecho de que este Safety Car bien podría ser el deportivo de tandas definitivo. Y eso es algo que puedes conseguir con las 15 modificaciones que te listamos a continuación, muchas de las cuales están disponibles desde el configurador de BMW, recurriendo a su sección M Performance.

1. Decoración M. Seguro que podríamos iniciar un acalorado debate acerca del color que le sienta mejor a este BMW M4 Coupé. Probablemente el tono más característico, y en el que me lo llevaría yo sin lugar a dudas, sea el mismo que utilizaba el sujeto de nuestra prueba del BMW M4, un tono mostaza que BMW denomina Austin Gelb Metalizado (1.035,97€). Pero, evidentemente, ese tono era demasiado llamativo para un Safety Car. Aún así, el debate sigue abierto, ¿le favorece más el blanco de años anteriores o el negro que utilizará a partir de 2015? Lo que tengo claro es que un BMW de track-day ha de llevar la decoración de M GmbH, la triple franja en azul y rojo. M Performance ofrece opcionalmente unas franjas, aunque más pequeñas, por 140€.

2. Frenos cerámicos (12.218€). El segundo debate que habría que abrir sería el referente a sus frenos cerámicos opcionales. Es evidente que estos frenos son una garantía para el que busque prestaciones y fiabilidad para la intensidad de la conducción en circuito. Pero también pueden hacer que los costes de rodar en circuito se disparen, y más cuando estos frenos ya cuestan son caros como un utilitario bien equipado. Si te encuentras con un BMW M4 Coupé por la calle, diferenciarás rápidamente a unos frenos cerámicos, puesto que estos cuentan con pinzas doradas, a diferencia de los de serie que cuentan con pinzas azules.

3. Tubo de escape BMW M Performance de titanio (4.681€). Si quieres añadir un toque estético más agresivo y acentuar su sonido, que como ya vimos tiene carácter, aunque sus rugidos no sean comparables a los de su predecesor de ocho cilindros, esta debería ser tu elección.

4. Difusor trasero BMW M Performance de carbono (1.157€).

5. Spoiler trasero de carbono. Para este Safety Car, BMW no ha escatimado en accesorios, y ha equipado a su bestia con un inmenso alerón de carbono. Este alerón no está disponible como accesorio, pero sí un spoiler más coqueto firmado por BMW M Performance (461€).

6. Extintor.

7. Faros LED delanteros (2.342,36€) y luces LED en el techo, estas últimas solo necesarias por cuestiones de seguridad, en un deportivo que ha de ejercer funciones de Safety Car.

8. Baquets de competición RECARO, con arneses Schroth, asiento trasero desmontable y barra antivuelco.

9. Parrilla delantera BMW M Performance en negro (360€)

10. Paquete aerodinámico frontal BMW M Performance en Schwarz mate (579€)

11. Interruptor eléctrico principal para transporte y capó con cierre de competición, porque en circuito, la seguridad es lo primero.

12. Suspensión coilover

13. Molduras de entrada laterales y estriberas BMW M Performance (340€).

14. Cubierta de retrovisores exteriores de carbono BMW M Performance (826€).

15. Llantas de 19″ y radios dobles con acabado Schwarz (2.529,27€).

Fuente: BMW
En Diariomotor: BMW M4 y Alfa Romeo 4C: nuevos safety cars de Moto GP y WTCC

Lee a continuación: BMW M4 Coupé: en vídeo, “vestido de la cabeza a los pies” por M Performance