Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

¿Qué 3 posibles secretos esconde el 3.0 CSL Hommage sobre el futuro de BMW M?

 |  @ClaveroD  | 

El BMW 3.0 CSL Hommage te podrá gustar o no gustar, pero más allá de su arriesgado diseño, el concept de BMW desarrollado para el Concorso d’Eleganza Villa d’Este esconde bajo su capó importantes secretos sobre el futuro de BMW Motorsport. BMW no ha querido soltar ni una sola palabra sobre qué propulsor de seis cilindros han instalado bajo el capó de este concept, un propulsor del que no sueltan ni prenda más allá de la coletilla ¿eBoost? que han añadido a modo de innovación tecnológica. Con todo ello, hoy os proponemos descubrir 3 posibles tecnologías que muy pronto desembarquen en los coches firmados por BMW Motorsport.

¿Qué significa que BMW haya usado tecnología eBoost en este concept?

Si Audi piensa en turbos eléctricos, está claro que la competencia no tardará mucho en responder

BMW no ha soltado prenda, ni siquiera ha facilitado datos sobre el planteamiento técnico que hace rugir al BMW 3.0 CSL Hommage. Aún así, sí que ha comunicado que estamos ante un seis cilindros asociado a la tecnología eBoost que hemos conocido por primera vez. ¿Pero qué es el eBoost? Son diversas las posibilidades, pero si tenemos que irnos a la opción más lógica a tenor de los últimos avances de la industria, el eBoost propuesto por BMW podría ser un sistema de sobrealimentación eléctrico listo para rivalizar frente a los sistemas que Audi pretende llevar al mercado.

Aquí podemos tener dos opciones, por un lado está la posibilidad de ver un sistema de sobrealimentación convencional asistido por un compresor eléctrico (el sistema que emplea Audi), o por otro lado el uso de turbos mecatrónicos, donde el eje de la turbina está conectado a un pequeño generador eléctrico que permite controlar el giro de la turbina bajo demanda (el sistema que se emplea en F1). Aunque el primer diseño es el que parece que encontrará mayor respaldo en el mercado, BMW ya cuenta con patentes sobre el segundo sistema de turbocompresores “electrificados”. ¿Es esto lo que hay detrás del sistema eBoost? Es más que probable.

Híbridos: la opción que nunca debemos descartar

Con la aparición de BMW i y el imparable avance que están demostrando los programas de desarrollo eDrive, la opción de hibridar cada vez cobra más sentido dentro del futuro de BMW. En BMW Motorsport han confirmado en varias ocasiones que su actual objetivo está en la mejora de los motores de combustión interna, adición de nuevas tecnologías para aumentar rendimiento y eficiencia, y en el aligeramiento de peso haciendo uso de la experiencia adquirida en el uso de fibra de carbono a gran escala.

Los motores eléctricos cobran importancia, las baterías son el verdadero handicap que lastran su uso

Con todo ello, las bondades del propulsor eléctrico están ahí como opción alternativa, y en BMW ya han confiado antes en el uso de trenes motrices independientes (motor gasolina + motor eléctrico). El siguiente gran paso de BMW podría estar en la hibridación parcial, entendiendo este planteamiento como la introducción de sistemas complementarios para un motor gasolina absolutamente protagonista. Para BMW Motorsport, la clave para hablar de híbridos están en la necesaria rebaja de peso que necesitan las baterías, un hecho que parece que todavía necesitará de cierto tiempo, pero que ni mucho menos está descartado.

Inyección de agua: prestaciones surgidas en competición

BMW quiere sacar la quinta esencia del motor de combustión interna, la inyección de agua será otro gran paso en esa dirección

BMW Motorsport mostró en el BMW M4 para Moto GP una innovación que muy pronto podría llegar a sus coches de calle. Aunque la inyección de agua es una vieja conocida en las carreras, su uso nunca llegó a expandirse en los coches de calle por la complejidad que añadía sobre los propulsores. Pero BMW cree haber hallado la herramienta para convertir el sistema de inyección de agua en una solución viable para un coche de producción.

En BMW quieren que sus motores sobrealimentados sean capaces de elevar su rendimiento gracias a un mayor control sobre la mezcla, añadiendo agua sobre la mezcla aire/gasolina para así reducir el riesgo de autoencendido cuando se emplean relaciones de compresión muy altas. Esta solución, que recordamos resulta bastante compleja, controla las explosiones mientras se consigue elevar la relación de compresión y extraer un mayor rendimiento.

En Diariomotor: BMW 3.0 CSL Hommage: nunca un M3 CSL fue tan espectacular | Así es el BMW 3.0 CSL Hommage en directo y así de bestia suena en este vídeo en movimiento | Del circuito a la calle: ¿Por qué BMW M quiere inyectar agua en sus motores?

Lee a continuación: BMW 3.0 CSL Hommage: nunca un M3 CSL fue tan espectacular

Ver todos los comentarios 2
  • nuevoenesto

    Todo muy complejo. Nadie habla de hacer coches más ligeros. Con las potencias actuales y unos 200 kilos menos, yo sería muy feliz