Ssangyong Tivoli, toma de contacto: 5 claves de por qué es el mejor SUV de Ssangyong

 |  @omiguel  | 

Está a punto de hacer entrada en el mercado un nuevo modelo de Ssangyong y todo parece indicar que es su mayor apuesta en los últimos años tras el Korando. El Ssangyong Tivoli es un crossover de menos de 4.2 metros de longitud con 5 plazas y 5 puertas, que viene a ponérselo duro a este segmento donde reina el Juke y dan guerra el Captur o el 2008.

Una primera toma de contacto nos da para ver cosas sobre el coche pero aún así siempre se van a quedar muchas en el tintero, a la espera de que pase por nuestras manos unos cuantos días para poder probarlo a fondo. Mientras tanto, la mejor manera de acercarse al Ssangyong Tivoli es verlo en 5 claves concretas para no perderse.

1. Diseño: ni todoterreno tosco ni coche redondeado, sino todo lo contrario

El Tivoli es el Ssangyong más pequeño y más juvenil que ha habido nunca. Es toda una apuesta fuerte para nuestro mercado.

El Tivoli llega para quedarse como un cambio de rumbo en Ssangyong, así de directo. Especialistas en SUVs, en coches duros y fuertes con mucho espacio, ahora pegan un importante giro para ofrecer un coche con un público más claro. Y lo hacen de manera atrevida; para competir con los B-SUV, los coches de menos de 4.2 metros de longitud y mucho tirón como el Captur, el 2008 o el Juke, el Tivoli rompe con las curvas aportando muchos ángulos, recordándonos que las líneas rectas también tienen su punto.

Ssangyong ha logrado dotar de un toque juvenil a su coche más pequeño distanciándose del semblante serio del resto de sus modelos. Sí, incluyendo el Ssangyong Korando. Además lo ha hecho conservando gran parte de los aspectos (las luces traseras y delanteras, la pequeña parrilla delantera, etc) que han tenido sus prototipos previos (hasta 5, nada más y nada menos).

Carrocería, techo, retrovisores, etc combinables en 6 colores más otros 4 para el tapizado de los asientos

Además el Tivoli pretende ganarse parte de su gracias con los colores exteriores, hay hasta 6 para elegir. El techo puede ser de diferente color (una combinación de dos tonos a las que nos han acostumbrado Fiat, Mini y compañía) junto a las carcasas de los retrovisores.

2. Acabado interior: el Ssangyong con más calidad, el más cómodo y el que cuenta con más personalizaciones

He subido a unos cuantos Ssangyong, el último antes del Tivoli fue el Korando, y puedo decir que es el que me parece más cuidado en su interior. Más cuidado y con una calidad mayor a la vista (también al tacto, aunque eso lo tienes que subirte tú al coche): el volante de cuero tiene un tacto muy suave, el cambio va como la seda, el salpicadero está bien acabado, etc.

Los asientos son otro de los puntos fuertes del Tivoli, porque son muy cómodos y sujetan convenientemente sin llegar a ser duros. De hecho, estos asientos han ganado un premio de ergonomía de asientos en Corea. A nosotros eso podría no decirnos nada pero la prueba es que tras varios kilómetros – y alguna que otra cabezadita como acompañante – lo cierto es que no cansan en absoluto la espalda.

Como coche pequeño para uso diario el Tivoli cumple muy bien con los huecos para dejar cosas, sobre todo por los enormes huecos en los interiores de las puertas, bajo el reposabrazos delantero o en esa especie de doble guantera (una con cierre y otra al aire) en el lado del conductor. Ssangyong lo vende clarito: en el coche puedes llevar de forma segura una tablet, un teléfono, los papeles del coche, etc. Esto está bien y también lo está que la combinación del ángulo de apertura de sus puertas y la altura libre al suelo facilita entrar al habitáculo.

No todos los coches ofrecen la personalización de la luz de los diales de velocidad y revoluciones. El Tivoli sí.

Un detalle tonto del interior: puedes elegir entre 6 colores de luz para el velocímetro y el taquímetro. Original, ¿verdad? El resto de displays son con luz naranja, más clásica pero igual de útil. Igual de útil que la consola central, donde puede haber una señora pantalla táctil para el navegador GPS y una serie de botones muy bien disimulados – y algo incómodos – con los que controlar el aire acondicionado.

3. Motores, caja de cambios y transmisión: múltiples opciones, incluyendo una que no paga impuesto de matriculación

Hasta septiembre no estará disponible el motor diésel 1.6 de 115 CV, ese que se llevará la palma con las ventas, así que de momento nos conformamos con el motor gasolina 1.6 de 128 CV que hemos podido probar, de momento solamente combinado con cambio manual de 6 velocidades. Es un motor bastante silencioso y con un buen empuje en altas revoluciones; en bajas se queda algo escaso pero la relación de las marchas hace que con la tercera seas capaz de recuperar velocidad por encima de los 40 Km/h. Su consumo, en un entorno de autovía más carretera, se ha quedado cerca de los 7 l/100 Km sin que me preocupara demasiado por ello.

El Tivoli que más se venderá será el diésel con tracción 4×2 y cambio manual, pero hay muchas más opciones

¿Qué más habrá en cuanto a motores, cambios y tracciones? Un sinfín de combinaciones entre los dos motores mencionados, dos cajas de cambio (manual o automática de 6 velocidades) y dos tipos de tracción (delantera 4×2 o total 4×4). Otros dos puntos importantes: la caja de cambios automática también está disponible con la tracción integral y el sistema 4×4 funciona de manera variable según las circunstancias de la conducción (aunque puede bloquearse para entregar un 50 % de la potencia en cada eje).

A ver si sois capaces de adivinar cuál es la combinación de motor, cambio y transmisión que no paga impuesto de matriculación. Efectivamente, se trata del Tivoli con motor diésel, cambio manual y tracción delantera. Me atrevo a opinar que será la elección mayoritaria por este detalle y por el menor consumo con respecto al gasolina.

4. El Ssangyong Tivoli es el más cómodo de todos en carretera

Aplomado en carretera, con una dirección precisa y que no balancea. El Ssangyong más cómodo.

Entrando en carretera recordé que el Korando me parecía muy “bailón”, hablando en plata. Su balanceo era muy notable y el tacto de la dirección algo flojo. En el Tivoli esa sensación ya no se produce, es un coche con una dirección muy directo y que pide conducirlo en curvas, porque se recupera muy bien en los giros bruscos y rodando a velocidades altas su balanceo es bastante contenido. Esto no se lleva en absoluto mal con el confort en marcha, el coche es cómodo en carretera.

Punto muy positivo en aislamiento acústico y punto menos positivo en radio de giro

Además de este aspecto el Tivoli es muy silencioso, tanto por el sonido del motor como por el ruido aerodinámico circulando a los 120 Km/h que nos permite la ley. Por ponerle un pero en cuanto a su utilidad en la calle, el radio de giro podría ser más corto para callejear y maniobrar con más agilidad. Es un punto importante si hablamos de un coche pequeño que se utilizará mucho en ciudad.

5. El maletero esconde un secreto: doble altura para sacarle partido a un pequeño espacio

Un maletero y dos opciones: todo el espacio o la mitad, pero con un estante inferior para guardar multitud de objetos

Hemos dicho que el Tivoli mide 4.2 metros de largo aproximadamente y no es el coche más ancho del mundo, de hecho es el menos ancho de Ssangyong. Eso significa que su capacidad de carga para el maletero es modesta: 423 litros. Pero lo interesante está en cómo se gestiona ese espacio: la base del maletero se puede plegar en 3 piezas y se puede quitar, ajustándola a dos alturas; o bien pegada al fondo del maletero, encima de la rueda de repuesto, o bien sobre una especie de cajón independiente con huecos de diferentes tamaños.

¿Cómo está el Tivoli frente a sus competidores? Renault Captur, Peugeot 2008, etc

El Tivoli es un buen coche con pequeños detalles mejorables, pero tiene que pelearse con marcas más asentadas con coches buenos

El Ssangyong Tivoli llega al mercado de los SUVs pequeños en un momento en el que muchos fabricantes generalistas tienen su opción en él: Nissan Juke, Renault Captur, Peugeot 2008, etc, etc. No estamos todavía en el ocaso de este segmento pero está claro que el Tivoli tiene que dar mucha guerra para competir de forma real con estas marcas, a sabiendas de que la marca Ssangyong no está todavía en la cabeza de la gente cuando se interesa por un coche así.

A falta de una prueba más larga, podría decirse que el Tivoli viene con unas características que le imponen personalidad y diferenciación con el resto de sus rivales.

Lee a continuación: Ssangyong Tivoli 2015: el rival del Juke se venderá con tracción total opcional

Solicita tu oferta desde 12.750 €
  • J-Lio

    Bien soy propietario de un tivoli y veo que en este articulo no se menciona la opción de motor bifuel. Se sigue potenciando al diesel que emitirá poco co2 pero no se dice na da de los gases venenosos que vomita. Mi coche me costó menos de 16000 € y consume unos 5 euros cada cien km, ¿lo supera el diesel? yo creo que no, y si tenemos en cuenta el sobreprecio del diesel y el coste de reparaciones y mantenimientos la comparación es odiosa. por no hablar de la suavidad de marcha, el sonido y la ausencia de emisiones cancerigenas del GLP respecto al diesel.

  • jose

    SSANGYONG TIVOLI SUV O CHATARRA??

    Pongo aquí mi caso para que lo tengáis en cuenta si os
    compráis uno

    El pasado 1 de agosto formalizo la compra de un Tivoli diesel acabado Premiun en TRADE GAMBOA Madrid
    que me dicen que me lo entregan el 16 de
    agosto cosa que no se cumple y al final me lo entregan el 19 y es entonces
    cuando empiezan todos los problemas del
    mundo

    Me entregan el vehículo a las 6.30 de la tarde y a las 7
    estoy tirado con el motor roto después de hacer 18 Km.

    Llamo a garantía ssangyong me cuesta que me atiendan y
    después de todas las penurias y desesperaciones consigo dejar el vehículo en
    donde me lo entregan TRADE GAMBOA Madrid y llego a mi casa a la 11 de la noche

    Hoy 1 de septiembre 12 días después me dicen en TRADE GAMBOA
    Madrid que esta el motor roto culata, árboles , válvulas, distribución, etc. que
    no me lo van a cambiar sino a reparar y que como pronto lo tendrán
    dentro de un mes a pesar de que yo digo que me he comprado un coche nuevo y
    quiero un motor nuevo

    Pongo esto aquí para que el que se quiera comprar un SSANGYONG
    tenga esto en cuenta

    Ya os iré contando como acaba esto de momento lo he pagado y
    estoy sin coche

    24/9/2016 a día de hoy sigo sin coche
    sin que me den fecha de entrega y sin que me den un informe de la
    reparación que van a realizar a pesar de hablar con TRADE GAMBOA y departamento de garantía SSANGYONG en
    numerosas ocasiones y reclamarlo