Híbrido y de cuatro cilindros: así se plantea el futuro de los Volvo Polestar de altas prestaciones

 |  @sergioalvarez88  | 

Polestar se ha convertido por derecho propio en el brazo de altas prestaciones de Volvo. Aunque ya había tenido sus escarceos con Volvo anteriormente, finalmente ha sido adquirida por Volvo, con el objetivo de desarrollar una gama de vehículos de altas prestaciones, al estilo de AMG y Motorsport para Mercedes y BMW, respectivamente. Su ópera prima han sido los S60 y V60 Polestar de 350 CV de potencia, y por lo que parece, en su futuro están los Volvo XC90, motores de cuatro cilindros y la omnipresente hibridación.

Todos los Volvo compartirán en un futuro los motores Drive-E de cuatro cilindros y dos litros, tanto diésel como gasolina.

Niels Möller es el presidente de Polestar, y en Autocar han tenido la oportunidad de entrevistarse con él. El sueco ha confirmado que Volvo está trabajando en una versión de altas prestaciones del actual motor Drive-E de cuatro cilindros y 2 litros. Una versión de gasolina y altas prestaciones capaz de desarrollar 350 CV, posiblemente mediante la turboalimentación acompañada de sobrealimentación por compresor. Un esquema Twincharger similar al que en un pasado tuvieron los Volkswagen con su 1.4 TSI de altas prestaciones.

Asociada a una caja de cambios de 8 relaciones, tendría unas prestaciones superiores al actual bloque turboalimentado de seis cilindros en línea y 3,2 litros que emplean los S60 y V60 Polestar. Es un motor que podría terminar bajo el capó de los Volvo XC90. Niels Möller no descarta crear una versión de altas prestaciones del Volvo XC90, es un tipo de vehículo muy rentable para Volvo y un nicho de mercado competitivo. Lo que ignoramos es si 350 CV serán suficientes para el tamaño del XC90.

Polestar acaba de desarrollar un Volvo S60 para campeonatos de turismos.

Por eso Möller también tiene acceso a la tecnología híbrida de Volvo. Una tecnología que usarán con el objetivo de incrementar las prestaciones de los híbridos, no reducir sus consumos o aumentar su autonomía 100% eléctrica. Un híbrido prestacional, como puede ser el McLaren P1, sin ir más lejos. Actualmente Polestar está evaluando el portfolio completo de Volvo y valorando qué modelos pueden llevar el sello prestacional de Polestar. El objetivo es claro: debe ser un proyecto rentable, con sentido económico.

El XC90 tiene varias papeletas para ser el próximo en llevar el sello de Polestar.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Conducir, ¿se va a acabar? Así es la interfaz de usuario del coche autónomo Volvo que invadirá Gotemburgo en 2017

Solicita tu oferta desde 54.900 €