El Honda Civic quiere reconquistar EE.UU. con una interesante versión Coupé y motores turbo

 |  @sergioalvarez88  | 

Una de las presentaciones más importantes que ha tenido lugar en el Salón de Los Angeles ha sido la del nuevo Honda Civic Coupé. Tras una novena generación de ventas flojas, estética muy poco convincente y reviews mediocres, Honda se ha puesto las pilas con la décima generación de su superventas por excelencia, el Civic. Es un Civic muy diferente al que disfrutamos en Europa, pero podría llegar a nuestras fronteras en un futuro. Su versión Coupé es la punta de lanza de la reconquista del mercado estadounidense por parte de Honda.

El Honda Civic estadounidense tiene poco que ver con el europeo, su plataforma y carrocerías son muy diferentes.

El compacto con carrocería coupé era un formato de vehículo muy popular hasta hace unos años en EE.UU. Aunque los crossover han ido comiendo parte de su pastel, sigue siendo una carrocería popular que llama la atención especialmente a un público joven. Aunque no es tan agresivo como el prototipo presentado en Nueva York – ha perdido su enorme spoiler trasero o el escape central – es dinámico y deportivo, de forma discreta. Nos gusta que se haya mantenido el formato hatchback para la zaga, que es realmente bonita.

En la zaga se han mantenido las espectaculares ópticas, que ocupan el ancho entero del coche. El perfil es llamativo como poco, y el frontal es relativamente discreto, si bien con una mirada penetrante. En el interior de este compacto de tres puertas nos encontramos con una configuración idéntica a la del Honda Civic de la décima generación con carrocería de cuatro puertas. Honda abandona los experimentos en el interior y apuesta por una configuración de lo más convencional, sencilla y efectiva.

Su motor 1.5 i-VTEC Turbo marca el inicio de la desaparición de los atmosféricos en Honda.

El carácter del coche estará más marcado en las futuras versiones deportivas, con acabados que prometen dar más picante a este Honda y una eventual versión Type R, que según todos los rumores compartirá el motor 2.0 i-VTEC Turbo del Type R europeo. Una auténtica bomba para la que tendremos que esperar al menos un tiempo. Una de las principales novedades en la gama 2016 del Honda Civic Coupé son sus motorizaciones, con una de las primeras incorporaciones a la gama de un motor turbo de baja cilindrada.

Es un motor 1.5 i-VTEC Turbo, con 174 CV de potencia y 236 Nm de par motor. La segunda opción es un 2.0 i-VTEC atmosférico con 158 CV de potencia. En ambos casos, se pueden encargar con una caja manual de seis relaciones o una caja automática CVT. El motor turbo es una gran novedad a nivel mundial, y una prueba definitiva de la desaparición de los motores atmosféricos. Es casi 20 CV más potente que el 2.0 litros, tiene mucho más par y su consumo homologado en EE.UU. es de 6,7 l/100 km, idéntico al atmosférico.

La guinda del Civic Coupé es su conectividad y sus gádgets: es compatible con Android Auto, Apple Car Play y aplicaciones de streaming de música como Pandora o radio por satélite SiriusXM. Su sistema de navegación ha sido diseñado por Garmin. Sus ópticas pueden ser 100% LED, y cuenta con detalles propios de segmentos superiores como un freno de mano eléctrico – se acabó “tirar de gancho” – o una completa suite de seguridad activa llamada Honda Sensing, que dispone incluso de frenada automática en caso de colisión inminente.

Fuente: Honda
En Diariomotor:

[relacionado url=

Lee a continuación: En 2017 habrá un nuevo Honda Civic y ya conocemos dos de sus mecánicas

Solicita tu oferta desde 20.400 €