Mercedes SLC 2016, todos los detalles: una nueva imagen y mecánicas más racionales

 |  @HerraizM  | 

Adiós al Mercedes SLK. Bienvenido Mercedes SLC. El descapotable de tamaño compacto de Mercedes cambia su denominación para adentrarse en esa completa renovación de la gama que nos ha presentado en los últimos meses el fabricante alemán. Una nueva imagen, nuevas tecnologías y mecánicas… ¡hora de conocer todos los detalles del Mercedes SLC 2016!

¿Qué ha cambiado en su diseño exterior?

El Mercedes SLK se lanzó en 1996. Desde entonces se han vendido 670.000 unidades.

Con este lavado de cara Mercedes ha introducido nuevos paragolpes, una nueva parrilla, un nuevo diseño para el sistema de escape y claro, una nueva dotación de ópticas donde el LED tiene un mayor protagonismo.

También se ha cuidado de su capota. El techo duro retráctil ahora se puede operar a velocidades de hasta 40 km/h y sigue ofreciéndonos el sistema “Magic Sky Control” por el cual se integra un techo panorámico en esta capota dura.

¿Y en su interior?

En el habitáculo de este nuevo Mercedes SLC nos encontramos con una nueva instrumentación y una revisión general de los materiales empleados, nuevas inserciones, nuevos cueros, mejoras en la iluminación ambienta y un nuevo volante.

Tampoco ha faltado la revisión de rigor del sistema multimedia ofreciéndonos una pantalla de 7 pulgadas encargada de protagonizar un sistema multimedia en el que nos encontramos con conexión a internet, control por voz, reproductor de DVD, integración del iPod y iPhone, función de llamada de emergencia, bluetooth y 2 tomas USB.

Así queda conformada la gama del Mercedes SLC:

Para aquellos que quieran un enfoque más deportivo hay un paquete deportivo que rebaja la altura del coche en 10 mm ofreciéndonos un sistema de amortiguación adaptativa adaptada y una dirección más directa.

La gama del Mercedes SLC 2016 arranca con un Mercedes SLC 180 de 156 caballos, una alternativa que es seguida por el Mercedes SLC 200 de 184 caballos y el Mercedes SLC 300, de 245 caballos. Por supuesto no falta tampoco una alternativa diésel, el Mercedes SLC 250d de 204 caballos ni tampoco una alternativa prestacional con el sello AMG, un Mercedes-AMG SLC 43 del que te damos todos los detalles en un artículo específico.

Esquematizando la gama, para poder apreciar en un rápido vistazo todas las especificaciones, nos encontramos con:

Mercedes SLC 180: 4 cilindros en línea, turbo, 1.6 litros de cubicaje, 156 cv a 5.300 rpm, 250 Nm de par entre las 1.200 y las 4.000 rpm, consumo medio de 5.6 l/100 km (5.6 l/100 km), 0 a 100 km/h de 7.9 segundos (8.1 segundos) y velocidad máxima de 226 km/h (223 km/h). Entre paréntesis los datos de la versión automática.

Mercedes SLC 200: 4 cilindros en línea, turbo, 2 litros de cubicaje, 184 cv a 5.500 rpm, 300 Nm entre las 1.200 y las 4.000 rpm, consumo medio de 6.1 l/100 km (5.7 l/100 km), aceleración en el 0 a 100 km/h de 7 segundos (6.9 segundos) y una velocidad máxima de 240 km/h (237 km/h). Entre paréntesis los datos de la versión automática.

Mercedes SLC 300: 4 cilindros en línea, turbo, 2 litros de cubicaje, 245 cv a 5.500 rpm, 370 Nm de par entre las 1.300 y las 4.000 rpm, consumo medio de 5.8 l/100 km, 0 a 100 km/ de 5.8 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Sólo se encuentra disponible con el cambio automático de doble 9G-Tronic.

Mercedes SLC 250d (diésel): 4 cilindros en línea, turbo, 2.1 litros (2.143cc), 204 cv a 3.800 rpm, 500 Nm de par entre las 1.600 y las 1.800 rpm, un consumo medio de 4.4 l/100 km, 0 a 100 km/h de 6.6 segundos y una velocidad máxima de 245 km/h. Sólo se encuentra disponible con la transmisión 9G-Tronic.

Sorprende encontrarnos como se ha racionalizado la gama al incluir la versión SLC 180 y al no haber dado sucesión, al menos por ahora, al SLK 350, una alternativa que contaba con un V6 de 305 caballos.

Ahora cuenta con selector de modo de conducción:

El cambio de denominación responde a la búsqueda de una mayor coherencia en la gama. Su mayor rival es el Audi TT.

No podemos olvidarnos de que, al igual que ha hecho Porsche con el lavado de cara del 911, Mercedes ha introducido en el SLC un selector de modos de conducción, un elemento ya completamente extendido que se encarga de incidir, según queramos, sobre la respuesta del motor, de la transmisión, dirección y suspensión.

Sus asistentes a la conducción:

Con el lavado de cara el Asistente Activo de Frenada se vuelve parte de la dotación de serie. Cuenta también con la función de advertencia por proximidad a través del radar trasero, útil por ejemplo al salir de una plaza de aparcamiento marcha atrás y otros asistentes como el aviso de ángulo muerto o el sistema de mantenimiento en el carril Lane Assist.

Galería de imágenes del nuevo Mercedes SLC 2016:



Lee a continuación: ¡Filtrado! Este es el nuevo Mercedes SLC, un SLK que ha pasado por el cirujano plástico

Solicita tu oferta desde 45.250 €
  • jose noriega

    El SLC es un sueño y sueño con tenerlo algún día.