Radiografía de un defraudador: así se cometen los fraudes a los seguros de automóvil

 |  @davidvillarreal  | 

Seguro que todos estaremos de acuerdo en que los fraudes preocupan, y mucho, a las aseguradoras. Según Línea Directa, que acaba de publicar su tercer barómetro del fraude en seguros de automóviles, el coste anual para el sector de estas prácticas ilegales supondrían 1.190 millones de euros. El fraude habría aumentado un 20% en los últimos dos años. Un fraude que denuncian, más allá de por las consecuencias que este tiene en su negocio, por el coste que supone para la sociedad, y especialmente para los conductores, en tanto necesariamente acaba viéndose reflejado en el coste de las pólizas de seguro. Sorprenden bastante algunas cifras, como el hecho de que 6 de cada 100 siniestros en España fueran un intento de estafa. ¿Cómo se producen estos fraudes? ¿Por qué justificamos el engaño a las aseguradoras?

9 millones de conductores justifican el fraude. 5,2 millones lo cometerían, si supieran que no van a ser descubiertos.

También sorprende el hecho de que 5,2 millones de conductores reconozcan que cometerían el fraude si supieran que no van a ser descubiertos, y 9 millones lo justifican de alguna forma. Frases como “las aseguradoras cobran mucho dinero y cobran muy caro” refuerzan aún más una idea, la de la percepción que tiene el cliente de su aseguradora, que ciertamente no lo ve como un negocio de su confianza, por lo importante que resulta en un momento tan delicado como un accidente, sino como una imposición que a la larga supone un importante coste económico.

El perfil más común del defraudador, según este barómetro, es el de un hombre joven, menor de 26 años, con un empleo precario, o desempleado. También son comunes los perfiles de hombres de mediana edad, con estudios superiores, y trabajo por cuenta ajena. Los hombres son los que más defraudan, menos se arrepienten de las estafas, y más presumen de ello. Las mujeres, en cambio, fingen más lesiones, y simulan una gravedad mayor de la real.

El estudio de la visión del cliente del fraude a las aseguradoras se ha realizado mediante una encuesta a 1.202 conductores de toda la geografía española. Las estadísticas de fraude se basan en los siniestros registrados por la aseguradora entre 2013 y 2014, sobre un total de 1,9 millones de coches asegurados. Lo que nos lleva a otra conclusión que nos hace considerar otro punto importante, si se han detectado fraudes en 6 de cada 100 siniestros, ¿en cuántos siniestros se habrá producido fraude y no se ha investigado?

Precisamente ese aspecto, el de que la aseguradora nos “cace”, es el que más ayuda a disuadir el fraude. Según la aseguradora, las provincias en las que más fraudes se han producido han sido Cuenca, Murcia y Jaén. Por contra, en Soria, Salamanca y Burgos el índice de fraude es más bajo. El coste medio de las estafas en España ronda los 1.284€, aunque en provincias como Huesca, Lugo y Almería supera los 3.000€.

¿Y qué fraudes se cometen más a menudo? El fraude más común, presente en 3 de cada 4 casos de reclamaciones por daños materiales, es el de producir daños ajenos al siniestro. A más distancia, le siguen los fraudes en los que se organiza un montaje con antelación, en el que intervienen varias personas (12%), los presupuestos inflados (7%), las averías declaradas como siniestros (1,5%) y los falsos hurtos (1%). En cuanto a lesiones, un 2% se debe a enfermedades o lesiones anteriores al siniestro, el resto, un 98%, se debe a simulaciones y falsos agravamientos de daños reales, sobre todo esguinces cervicales.

Como curiosidad, enero y los meses previos a las vacaciones de verano son los que registran más fraude. Los lunes son los días con más fraude, un 19%, y los fines de semana son los días con menos fraude.

En definitiva, curiosidades estadísticas, sin más, que no dejan de ofrecer una visión bastante peculiar de nuestra percepción y comportamiento con las aseguradoras.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Qué ocurrió con las luces amarillas que los coches tenían en Francia?

  • Joaquín Cruz

    Yo soy de los que los cometerian, porque las aseguradoras me parecen un negocio muy lucrativo, bastante, y no me da ninguna pena. Todo el tiempo que me he llevado pagando mi seguro (tengo 25 años, asi que imaginad el precio…) da para una luna o lo que sea que me haga falta sustituir o reparar.

  • chila96

    Hola, tengo 19 años, y no sabéis la faena que he tenido para encontrar un seguro a todo riesgo estrenando un 208 de 100cv, y a posteriori, la pasta que pedían…. Sinceramente, son ellos los que me roban a mi, así que yo entiendo perfectamente, repito, Perfectamente que se intente estafar a los seguros, porque vaya pedazo de negocio que tienen montado, lo tienen más que merecido (IMHO). Así que… Au revoir!

    • Paco Tce

      Es lo más normal del mundo, con los años verás como te va bajando. La primera gran bajada será cuando lleves 2 años conduciendo, la siguiente cuando llegues a los 25 años y la tercera cuando superes los 30 años y lleves más de 10 teniendo un vehículo asegurado a tu nombre. Si te sirve de consuelo a mi el seguro de mi coche nuevo un Megane 1.2 TCE 115cv me sale al año por 500€ sin franquicia, cumplo todas

      • chila96

        Ostras Paco, de verdad que esperaré con ganas que vaya bajando, porque ahora mismo son 1.250 € aprox. + 600 € de franquicia, 2 conductores, uno de 19 años con 1 año de experiencia y otro de 22, con 3 años de experiencia. Un robo admissible para poca gente, desde luego…
        Salu2!

  • Paco Tce

    Las aseguradoras son un gran negocio por la dejadez de la gente, yo tengo compañeros con coches hechos polvo de chapa y pintura, con golpes de aparcar que se han dado y que les han dado y con seguro a todo riesgo, y no dan parte. A mi el año pasado en Andorra me reventaron el paragolpes trasero algún desgraciado aparcando, lo mantuve mal hasta que casi me cumplía el seguro y antes de que terminase el año pase el siniestro y me lo arreglaron sin problemas. En cuanto a los fraudes, recientemente lo he vivido en mi empresa, una compañera tuvo un golpe al venir a trabajar, estaban en caravana y un coche le dio por detrás y ella dio al de delante, total coche siniestro y esguince leve de cuello, pues nada estuvo de baja 75 días echándole cuento para que la indemnización del seguro le diera más dinero y poder comprarse un coche mejor. Por cierto hablando con fisioterapeutas me dijeron que este tipo de lesiones se arreglan de 15 a 30 días de baja, la diferencia de estar de baja 15 días y estar 75 son 3.000€, en fin la picaresca española, …