Tráfico avisa: cualquier cámara, cualquier radar, podrá “cazarte” si circulas sin seguro (y multarte con 1.500€)

 |  @davidvillarreal  | 

Según Tráfico en nuestras carreteras existe un problema realmente grave, más de 2 millones de vehículos circulan sin seguro. Eso significa que en caso de que sufras un accidente con un vehículo no asegurado, no existirá una aseguradora que se encargue de cubrir las compensaciones pertinentes. Y eso no es todo, eso significa que los gastos producidos por los vehículos sin seguro los pagamos todos, con un recargo de 3,5 euros en nuestra póliza que van destinados al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). La sanción por circular sin seguro es de 1.500€. ¿Qué hará la DGT para cazar a esos 2 millones de vehículos que según Tráfico circulan sin seguro? Ni más ni menos que utilizar todos los medios automatizados a su alcance. O en otras palabras, que los radares y cámaras de vigilancia y control del tráfico sean capaces de detectar y aportar pruebas que demuestren que el coche ha circulado sin seguro.

Aunque imaginamos que la adaptación de los medios ya existentes se realizará con carácter temporal, o empleando medios específicos destinados a este fin, cualquier radar, y cualquier cámara de vigilancia del tráfico, es susceptible de emplearse para detectar vehículos sin seguro.

Aunque Tráfico no da más detalles acerca de los medios técnicos que se emplearán, hemos de suponer que cualquier radar es susceptible de ser utilizado para este fin. Las cámaras de tráfico que no sancionan, pero que generalmente se emplean para comprobar el estado del tráfico, o detectar un incidente desde los centros de emergencias y control de Tráfico, también podrían utilizarse para tal fin. Eso quiere decir que prácticamente no existiría ningún tramo en el que un coche sin seguro pudiera evitar que una cámara lo detectase en circulación, la DGT comprobase mediante sus sistemas informáticos – sincronizados con las aseguradoras – que carece de póliza de seguro, y en unos días llegase la correspondiente sanción a su hogar.

Las sanciones recordemos que ascienden a 1.500€ en el caso de los turismos, 2.800€ en el caso de autobuses y camiones y 1.250€ para las motocicletas.

Aunque el número de vehículos que podría identificar Tráfico sin seguro es inmenso, en la práctica esta idea pretende llevarse a cabo con carácter disuasorio. Que el propio riesgo de ser “cazado” disuada al conductor de circular sin seguro.

La razón por la cual la DGT no ha proporcionado más detalles de cómo se utilizan estos medios automatizados para tramitar las multas es sencilla. Para empezar hablamos de una estrategia meramente disuasoria. El riesgo de que cualquier cámara en una carretera pueda “cazarnos” sin seguro es suficientemente real como para disuadirnos de esta práctica, que en cualquier caso ya deberíamos evitar por llevarnos a una situación de desprotección ante cualquier incidente que se produzca en la carretera, incluso cuando la culpabilidad del accidente no recaiga sobre nosotros.

En la práctica, Tráfico tendría que emplear sistemas automatizados más complejos, como los que ya se están introduciendo en las carreteras españolas para detectar automáticamente a conductores sin cinturón de seguridad o hablando por el móvil.

La posibilidad de reutilizar los sistemas ya existentes para este fin, que probablemente sea aquella a la que recurra la DGT, no es nada descabellada. Cualquier radar fijo de velocidad ya está técnicamente capacitado para captar a todos los vehículos que pasen en sus inmediaciones, registrar la matrícula, comprobar si goza o no de seguro obligatorio, y en tal caso, tramitar la correspondiente denuncia. Tráfico tendría que recurrir a una adaptación temporal o permanente de ese radar. En cualquier caso, el carácter disuasorio de esta idea sigue presente.

El 50% de la recaudación de estas multas se destina al Consorcio de Compensación de Seguros, para indemnizar a las víctimas de accidentes de tráfico en el que estén implicados vehículos sin seguro.

En 2015 se tramitaron 50.000 denuncias por circular con un vehículo que carecía de seguro obligatorio. La pregunta que nos hacemos ahora es la siguiente, ¿cuántos automóviles sin seguro serán identificados de esos 2 millones de vehículos que según la DGT circulan por nuestras carreteras? Cuando un control detecta que un vehículo está circulando sin seguro no solo se procede a multarlo, sino también a la inmovilización y el depósito del mismo.

Pensemos que, si Tráfico fuera capaz de identificarles a todos ellos, no solo evitarían que muchos conductores siguieran conduciendo sin seguro, sino que además recaudarían una ingente cantidad de dinero en forma de multas. En la práctica, Tráfico no se encarga de recibir el importe íntegro de estas sanciones, sino que ha de cumplir con su obligación de entregar el 50% al Consorcio de Compensación de Seguros. De esta forma, la recaudación obtenida de estas sanciones se reinvierte en las indemnizaciones que recibirán las víctimas de un accidente de tráfico en el que se ha visto implicado un coche sin póliza de seguro.

Fuente: DGT
En Diariomotor:

Lee a continuación: Ford Focus RS 2016, a prueba: un hooligan motorizado con el que te creerás Ken Block

  • Dres

    Me resulta interesante la aportación del 50% de lo recaudado al Consorcio de Compensación de Seguros. ¿Alguien sabe si existen otros tipos de multa cuya recaudación también se destine a este consorcio?