Una empresa austriaca convierte restos de coches antiguos en mobiliario que querrías poner en tu casa

 |  @sergioalvarez88  | 

Los aficionados a los coches lo tenemos a veces complicado si queremos llevar nuestra pasión a nuestra vivienda. A veces las parejas no ven con buenos ojos que decoremos toda la casa con coloridos pósters de carreras clásicas, cuando ya tienen que soportar todas nuestras batallitas. De muebles de inspiración automovilística no hablemos, además de caros suelen ser de gusto discutible. Unibro puede terminar con todas las discusiones: esta empresa convierte restos de coches antiguos en mobiliario que querrás poner en tu casa.

Las piezas de Unibro han sido creadas con gusto y no desentonarían en una casa de decoración moderna o clásica.

Y nadie puede discutir con esa preciosa mesa construida a partir del portón de maletero de un Ford Mustang. Construidas con piezas auténticas de coches – obtenidas de desguaces, con total seguridad, estas piezas añaden un toque retro a la decoración de una vivienda, que puede encajar bien tanto con un ambiente moderno como clásico. Hay muchas mesas para elegir: también la podemos comprar a partir del maletero de un Opel Kadett clásico o el maletero de un auténtico BMW Alpina. Se entregan pintadas o con un acabado más primario, sin restaurar.

Si estas mesas no son plato de gusto, Unibro ofrece mobiliario adicional. Por ejemplo, lámparas construidas a base de la carcasa del filtro de aire de un coche clásico. Pensad en el típico filtro circular de un vehículo antiguo con motor a carburación, al que han instalado una luz en su interior, así como un soporte en forma de trípode. Otro modelo de lámpara se construye a partir del faro de una motocicleta, esta sí de aspecto algo más convencional. El precio de estas creaciones… “a consultar”.

Por último, la empresa fabrica otro modelo de lámpara a partir de una bomba de inyección mecánica de combustible, cuyo origen es un motor de aviación de la Segunda Guerra Mundial. Es la joya de la corona de la empresa y posiblemente la pieza más cara de su colección. Aún con sus manómetros de presión integrados en el diseño, esta bomba inyectora de aspecto steampunk quedaría de lujo en una esquina de mi salón. Ahora si me disculpáis, tengo que pedir permiso y consultar el saldo de mi cuenta bancaria…

Fuente: R&T
En Diariomotor:

Lee a continuación: Tras la Ford Transit, M-Sport convierte tu Tourneo Connect en todo un deportivo