Goodyear Eagle-360: el neumático del futuro es una esfera de levitación magnética, ¡y se parece a un cerebro!

 |  @sergioalvarez88  | 

El Salón de Ginebra también es una cita a la que acuden multitud de empresas auxiliares del sector y proveedores de componentes. Goodyear nunca falla a Ginebra, y este año nos presentan un prototipo que me ha dejado… verdaderamente sorprendido. No estamos acostumbrados a que un prototipo nos deje tan descolocados, lo que interpreto como una buena señal: este neumático Goodyear Eagle-360 es una esfera, está imprimido en 3D, su dibujo imita a un cerebro y se conecta al coche mediante levitación magnética. Dejadme que os lo explique.

Cuenta con varios sensores en su interior, un cerebro electrónico que monitoriza el estado del firme y el desgaste del neumático.

Este neumático es un estudio de diseño prácticamente, un prototipo que explora el diseño que podrían tener los neumáticos del futuro. Porque según Goodyear, el futuro es autónomo, y este prototipo es un neumático especialmente diseñado para coches que no requieren de interacción humana. Este neumático ha sido imprimido en 3D, y su superficie imita los surcos de un cerebro, estableciendo una analogía con la inteligencia artificial de un coche autónomo. Un detalle a tener en cuenta es que el neumático cuenta con un cerebro electrónico.

Mejor dicho, multitud de sensores que informan al vehículo de la temperatura del asfalto y las condiciones de la vía. Además, podría monitorizar su desgaste, variando la zona en contacto con el firme, extendiendo la vida del neumático. El hecho de estar imprimido en 3D añade un interesante factor a la producción de neumáticos: se podría diseñar una banda de rodadura – esfera de rodadura en este caso – para cada región climática. No sería la misma para un coche autónomo en Dubai que para un coche autónomo en Toronto.

Me gustaría saber cómo se regula la presión de este neumático. Entre otros cientos de preguntas.

Otra llamativa característica de este neumático es que está unido al coche mediante levitación magnética. Es decir, que no está en contacto con el coche, sino que se mantiene a escasos centímetros de su carrocería mediante la fuerza de unos potentes electroimanes. Suena futurista, y lo es, pero es el mismo principio de los trenes japoneses de levitación magnética sin ir más lejos. Al ser completamente esféricos, el radio de giro del coche se reduce a cero, permitiendo una excelente maniobrabilidad en espacios limitados.

¿Llegará un neumático parecido a las calles? Posiblemente no, pero es una excelente inspiración para el futuro y pone de relieve algunos de los retos a los que se enfrenta esta industria auxiliar.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Salón de Ginebra 2016: 6 sorpresas, y secretos a voces muy deportivos, presentados en la víspera del salón

  • Trocaflosquen

    Ideal para jugar a los bolos. La verdad es que suena muy interesantem

  • Alexander Sanchez Taveras

    Heyyyy, interesante!!…Es más o menos el concepto de los autos de la película I Robot. ¿La recuerdan?

  • Abel Ccapa

    son los neumáticos del Audi RSQ de la peli Yo, Robot

  • M2

    IMPRIMIDO???