CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opinión

4 MIN

El mundo al revés: aquellos maravillosos años en los que los coches no tenían que parecer todoterrenos, sino únicamente serlo

David Villarreal | @davidvillarreal | 4 Mar 2016
seat-600-historico-01
seat-600-historico-01

Más de uno de cada cuatro coches comprados en España es, o parece, un todoterreno. Las cifras son aplastantes, y la realidad de los SUV algo más que una moda pasajera. Tanto es así que el hecho de que una marca como SEAT presente su primer SUV propiamente dicho es todo un acontecimiento, e incluso hemos llegado a afear que los de Martorell se unieran tan tarde a una fiesta que podría haber proporcionado buenos réditos a esta marca. Tampoco es casualidad que hayamos empezado hablando de SEAT, y que lo vayamos a hacer recurrentemente en este artículo, por el peso que la marca ha tenido históricamente en el mercado español. Y es que precisamente queríamos hablar de eso, de aquellos maravillosos años en los que un coche no tenía que parecer un todoterreno, sino serlo, de verdad.

Antaño, cualquier turismo tenía que cumplir con unas aptitudes camperas mínimas. Hoy en día solo necesita parecer un todoterreno.

Hoy en día nos sorprende incluso que se presente un SUV, o un crossover, y lo haga con anuncios en los que el vehículo aparece por una pista forestal. Las aptitudes camperas ya no interesan, o interesan a un porcentaje mínimo de los clientes que optan por un automóvil de estas características. Vende mucho más mostrarnos a familias felices de vacaciones (véase anuncio de Mitsubishi Outlander), navegadores y equipos de entretenimiento (véase anuncio de Kuga), tecnología en general (véase anuncio de Nissan), o estilo (véase anuncio de SsangYong Tivoli), aunque aún queda algún irreverente (ver anuncio del Range Rover Evoque).

Hemos de asumir que la gran mayoría de los clientes que opta por un todocamino jamás pisará una pista forestal, jamás necesitará sortear obstáculos fuera del asfalto y el máximo reto al que se enfrentará la altura libre de su carrocería, y la holgura de las suspensiones, será el de superar los resaltos de los pasos de cebra y algún que otro bordillo.

2
FOTOS
VER TODASVER TODAS
En otros tiempos, definir como carretera a muchas vías era cuanto menos un exceso de optimismo.

Pero hubo un tiempo en que cualquier viaje ya era una aventura para un coche, y para sus ocupantes. Un tiempo en el que los trayectos por carretera no transcurrían por impolutas autopistas, marcadas con tiralíneas. Un tiempo en el que definir como carretera a muchas vías ya era cuanto menos un exceso de optimismo. Un tiempo en el que España se movía al son de modestos utilitarios, del SEAT 600 al 127, coches que eran la antítesis de esos crossover que compramos hoy en día, que tienen aspecto de todoterreno, pero no lo son.

Y no hay más que ver la publicidad de la época, o las pruebas a las que se sometía a aquellos coches, que quedaron inmortalizadas en los archivos del NO-DO, como en el vídeo que os mostramos más abajo del SEAT 127.

Hoy en día aún existen reminiscencias de aquellos robustos turismos de antaño, que sin aparentar un aspecto campero, debían cumplir - por exigencias del guión - con ciertas características que esperaríamos de un buen todoterreno, como soportar enormes baches y socavones, o no desfallecer por problemas mecánicos derivados de la polvareda que levantase el coche que le precediera. Esas reminiscencias aún siguen presentes en todo coche que haya sido diseñado y desarrollado con el objetivo puesto en lo que muchos denominan como mercados emergentes, o mercados como Sudamérica, donde el conductor aún ha de afrontar muchas vías mal pavimentadas, o incluso sin pavimentar. ¿Por qué si no iba a gozar de unas suspensiones tan altas, y con tanta holgura, un Citroën C-Elysée?

Por nuestra parte, ya hemos dejado de luchar contra la realidad del mercado. Es difícil pedir a aquel que está decidiendo la compra de un coche que se guíe por aspectos racionales. Y hasta entendemos que el comprador encuentre un gran atractivo en los SUV. En cualquier caso, no está de más seguir recordando algunas cuestiones que aquel que esté decidiendo la compra de un SUV ha de saber.

En Diariomotor: