Bell & Ross AeroGT: esto es lo que ocurre cuando un fabricante de relojes diseña un superdeportivo

 |  @sergioalvarez88  | 

Bell & Ross es un conocido fabricante de relojes de origen francés. Es una marcas involucrada con el mundo del motor, patrocinando a Renault Sport Racing y habiendo lanzado varios relojes inspirados en la competición sobre ruedas. Bell & Ross es una marca de lujo fundada en 1992, y aunque en sus orígenes sus relojes eran de corte aeronáutico o submarinista, creen que el motorsport es el futuro. Tan firme es su convicción, que han diseñado un impresionante superdeportivo como manera de celebrar su compromiso con las cuatro ruedas.

El espectacular Bell & Ross AeroGT ha sido la inspiración de relojes como el precioso BR 03-92 AeroGT.

El Bell & Ross AeroGT es una máquina puramente conceptual. Nadie espera que sea producida en serie, y ni siquiera pasaría del Photoshop, pero es una clara indicación de que el fabricante de relojes es fan del mundo automovilístico. Este superdeportivo parece un cruce entre un Audi R8 y un Hennessey Venom, es relativamente largo y sorprendentemente bajo – mide sólamente 1,10 metros de alto, para una longitud total de 4,70 metros. La inspiración aeronáutica en su diseño es otro de sus pilares básicos.

Fijaos en sus espectaculares alas a la altura del pilar B, o su superficie acristalada, similar a la cabina de un caza de combate. Su zaga es aún más espectacular, con dos enormes salidas centrales de escape – más parecidas a los quemadores posteriores de un reactor. Difusores funcionales y una aleta central mantienen al coche plantado tanto en zonas reviradas como en rectas. No es más que un ejercicio de diseño, del que no se ha diseñado un interior, pero sí se han imaginado sus especificaciones técnicas.

De llegar a las calles, estaría movido por un motor V8 de 4,2 litros, doblemente sobrealimentado hasta los 600 CV. Asociado a una caja de cambios automática de ocho relaciones, pasaría toda su potencia al eje trasero, permitiendo un 0 a 100 km/h de unos 3 segundos, gracias a una construcción muy ligera. Su velocidad punta se estima en unos 320 km/h. Es evidente que nunca será producido en serie, pero como golosina visual, como sueño de una tarde de primavera, es un coche fantástico.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡La policía australiana estrena V8! El Lexus RC F se une al cuerpo

  • X 2.0

    Pues es un diseño muy bonito la verdad, increíble ver algo así de un fabricante de relojes de alta gama como Bell&Ross, por cierto la pieza es muy correcta. Si algo hace bien Bell&Ross con su modelo estrella es reinventarlo una y otra vez.

  • Daniel Aguilar

    que pasada de diseño, me dejo así :O