Alemania investiga un posible fraude en las pruebas de emisiones de motores diésel Fiat, ¿un nuevo Dieselgate?

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace ya unos meses la DUH alemana advertía de irregularidades en las emisiones de un Fiat 500X con motor diésel, testado en sus instalaciones. Sin llegar a conclusiones, achacamos parte de los resultados – como seguimos insistiendo – a un procedimiento de homologación poco realista, que favorece trampas y lagunas legales. La máxima autoridad alemana en materia de transporte (KBA) ha abierto una investigación, sospechando un posible fraude en las pruebas de homologación de emisiones de los diésel Fiat.

¿Cuál es el fraude que Fiat podría haber cometido?

De confirmarse las sospechas del KBA, estaríamos ante un fraude de emisiones similar al de Volkswagen y sus TDI “trucados”.

Según recoge el diario alemán Bild am Sonntag, el KBA alemán está investigando irregularidades en los sistemas de control de emisiones en vehículos diésel de la marca Fiat. Una prueba europea en la que se analizan las emisiones de NOx de un vehículo dura unos 20 minutos. Según el instituto alemán, se ha detectado un aumento muy considerable de las emisiones del coche exactamente 22 minutos después de haber sido arrancado. Las pruebas de emisiones se realizan con el motor en frío, y comienzan tras el arranque del motor.

Durante los 20 minutos de prueba, el sistema de control de emisiones operaría a pleno rendimiento. El coche no sería capaz de detectar que está siendo sometido a pruebas en laboratorio, y entendemos que estaría equipado también en los coches de serie, no en los destinados a procedimientos de homologación. Un sistema menos sofisticado que el “defeat device” de Volkswagen, pero igualmente efectivo e ilegal. De momento, son sólo suposiciones.

Los sistemas anticontaminación pueden desactivarse en función de la temperatura del motor, la condensación o la saturación de los filtros.

¿Por qué? Porque podría tratarse de un sistema de protección térmica, que explota un resquicio legal: permite que el sistema de control de emisiones del vehículo varíe su funcionamiento con el objetivo de protegerse en ciertas circunstancias. Este resquicio legal es válido tanto en las normativas Europa como en las estadounidenses. Audi, Mercedes, Opel, Volkswagen y Porsche han accedido a llamar a revisión 630.000 vehículos, con el objetivo de ajustar la calibración de esta “protección térmica” de los propulsores.

Entonces, ¿Fiat ha hecho trampas?

Es lo que la KBA está investigando. Fuentes anónimas en Bosch han acusado a Fiat de cometer fraude, provocando una completa desactivación de los sistemas anticontaminación tras 22 minutos de funcionamiento del coche. A pesar de cumplir con los preceptos de las normativas europeas anticontaminación – actualmente la Euro6 – estaríamos ante un caso de fraude, de confirmarse. Lo que parece claro es que casi ningún fabricante se libra de investigaciones, posibles fraudes y aprovechamiento de resquicios legales.

Una evidencia más de lo poco adecuados que son los procedimientos de homologación de emisiones, y lo necesaria que es una modificación urgente de los mismos – a pesar de las presiones de los lobbys del sector del automóvil a Europa. En unos días se clarificarán estas acusaciones, y se determinará si en verdad es fraude o simplemente se trata de otro truco legal para cumplir con Europa. Mientras tanto, nuestras ciudades y nuestro aire se siguen llenando de más y más óxidos de nitrógeno de lo permitido en las normativas.

Fuente: Reuters
En Diariomotor:

Lee a continuación: El origen del Dieselgate: un software sobre el papel inofensivo creado por Audi y Bosch en 1999

  • Sentido

    Los motores Fiat Powertrain son lo que más diferencia tienen entre consumos homologados y reales de toda la industria … el 1.3 JTD tiene medias cercanas a los 6 litros en un Fiat 500 … demencial …

    • c3po

      venga va esto no te lo crees ni tu, yo tengo un 2.0 jtdm y casi no llega a los 6l, para poner estos comentarios no hace falta poner nada.
      saludos

  • Bob

    Este tema de las emisiones ya parece “caceria de brujas”