Dieselgate 2.0: 630.000 Audi, Opel, Mercedes, Porsche y Volkswagen tendrán que ser revisados en Alemania por pasarse con las emisiones

 |  @davidvillarreal  | 

Desde hace tiempo veníamos advirtiendo de ello. El hecho de que Volkswagen hubiera admitido la existencia de un software destinado a manipular el resultado de las homologaciones de emisiones NOx afectaría a toda la industria del automóvil. Y eso es lo que parece estar sucediendo a juzgar por las noticias que nos llegan de Alemania, que hablan de una llamada a revisión que inicialmente podría afectar a 630.000 vehículos, no solo de Audi, Porsche y Volkswagen, sino también de Opel y Mercedes-Benz. ¿Y a qué se debe esta nueva noticia? ¿Han incurrido otros fabricantes en el truco del Grupo Volkswagen?

De Audi, Volkswagen y Porsche, el punto de mira se traslada ahora también a Opel y Mercedes-Benz.

Tal y como están publicando los medios alemanes, y leemos ya en Automotive News, la autoridad alemana del transporte, la Kraftfahrt-Bundesamt (KBA para abreviar), ha solicitado la revisión de 630.000 vehículos pertenecientes a las marcas ya mencionadas. Una decisión que llega tras conocerse los resultados de las pruebas de emisiones que se han estado llevando a cabo en los últimos meses a raíz del escándalo de Volkswagen.

En cualquier caso, desde Alemania ya se apunta en una dirección muy concreta. No parece que otros fabricantes hayan trucado el software de sus motores para engañar al proceso de homologación, pero sí que se estaría haciendo un uso un tanto torticero de la tecnología empleada en los sistemas anticontaminación para salir beneficiados en estas pruebas. Y no solo eso, se alerta de que esta práctica estaría muy extendida.

La lógica de funcionamiento de los sistemas anticontaminación y de tratamiento de gases se estaría aprovechando para obtener un benefició en homologación, con procedimientos que no siempre están justificados por su necesidad para proteger el motor.

Si en el caso de Volkswagen se empleó un software concreto que era capaz de hacer que el motor se comportase de una forma concreta durante las pruebas de homologación en banco de rodillos, el agujero que habrían detectado las autoridades alemanas apunta a una técnica mucho más sutil, un truco que a priori entraría dentro de lo legal, tanto en Europa como en Estados Unidos.

Los sistemas de tratamiento de gases de los diésel modernos trabajan bajo una lógica de funcionamiento muy concreta, que depende de las condiciones de la conducción, o incluso de la temperatura del motor y la saturación de los filtros, de manera que el trabajo de los sistemas anticontaminación se adapta a esas circunstancias para evitar averías. De esa forma, en ciertas circunstancias los sistemas trabajan a pleno rendimiento para reducir las emisiones, pero eso no siempre es así.

La KBA habría descubierto que, con la excusa de proteger el motor y los sistemas anticontaminación, la lógica de funcionamiento de estos sistemas de tratamiento de gases están beneficiando a los fabricantes en los procesos de homologación, en circunstancias que no siempre explican que sea necesario que el sistema trabaje de esa forma para protegerse. Esa es la razón que explicaría la gran desviación existente entre las cifras obtenidas por muchos turismos diésel en las pruebas de homologación en banco de rodillos, y en condiciones reales de circulación (Handelsblatt).

Lista de modelos afectados

* Audi Q5 (22.000 vehículos), Audi A6 (29.000 vehículos), Audi A8 (15.000 vehículos)
* Mercedes Clase A y Mercedes Clase B (211.000 vehículos), Mercedes Clase V (36.000 vehículos)
* Opel Zafira (58.000 vehículos), Opel Cabrio (1.000 vehículos), Opel Insignia (31.000 vehículos)
* Porsche Macan (32.000 vehículos)
* Volkswagen Amarok (70.000 vehículos), Volkswagen Crafter (124.000 vehículos)

En los próximos días deberíamos conocer más detalles al respecto de esta noticia, así como la reacción de los implicados. Lo que sí parece estar claro es el hecho de que el escándalo de Volkswagen esté sirviendo, como mínimo, para poner mayor atención (aunque sea a un ritmo mucho más lento del que nos gustaría) en los trucos legales que se emplean, probablemente por todos o casi todos los fabricantes, para salir beneficiados en las pruebas de homologación.

Y como reflexión final dejamos caer una pregunta: ¿cuál es el problema, que el fabricante aproveche un resquicio dentro de las normas que establece la homologación, o que esa metodología de homologación se preste a que existan resquicios legales que puedan ser aprovechados?

En Diariomotor:

Lee a continuación: Mitsubishi admite haber falseado las emisiones de al menos 625.000 coches

Ver todos los comentarios 7
  • Oliver

    Vamos, que nos la están dando con queso de forma generalizada. Y lo peor de todo es que nos están vendiendo un montón de porquería mecánica (turbos, válvulas, catalizadores, complejos y caros sistemas) que no hacen más que añadir precio y futuras y costosas reparaciones al coche…. ¡para nada!

    • Miguel

      Sin duda, por todo lo que citas, hay que plantearse muy seriamente la compra de un diésel. Y no solo por los números irreales que supone su compra, también por su toxicidad.

      • Oliver

        Pero es que ya ni comprando un gasolina te libras de una enorme complejidad mecánica que será una maldición de averías y problemas, por no hablar de que la tan cacareada inyección directa de gasolina ahora sabemos que emite una avalancha de micro partículas cancerígenas. Nos siguen tomando el pelo a cada “avance” que dicen sacar.

  • ADN

    Es imposible crear una ley o una homologación que cubra todos y cada uno de los aspectos necesarios. Siempre habrá algo que se olvidó o no se incluyo. Aquí es donde viene la ética de los fabricantes. Por ejemplo hoy día muchísimos modelos pasan la EuroNcap con 5 estrellas. Algunos fabricantes preparan sus coches para que pasen las pruebas, y no ofrecen más. Otros como Volvo desarrollan sistemas que EuroNcap no evalúa todavía, pero ya es cosa de cada fabricante hacerlo o no.
    Y como no es una exigencia legal muchos prefieren irse por la tangente.
    Lo del Defeat Device es una burla, es como llevar notas a un examen: pasarás pero el resto del tiempo no tienes lo necesario.

  • Juan

    Es gracioso ver como los gobiernos hace unos años promocionaban los beneficios de los coches diésel, y ahora resulta que producen sida con sólo leer el nombre Diésel. Viva la hipocresía.
    Cuando los eléctricos sustituyan algún día los actuales, entonces se dirá que las baterías producen parálisis cerebral y decidirán penalizarnos a los ciudadanos a base de impuestos abusivos, como siempre hacen, para llevarse nuestros euros a panamá.

    Dicho todo esto, me parece que lo que ha hecho VW es totalmente desleal hacia sus clientes, estafa, y competencia desleal hacia la competencia. Una cosa no quita la otra.

  • may0013EREV

    Antes de nada, ¿no debería el autor ser un poco más explícito para saber exactamente qué ha pasado antes de crucificar al personal?
    Parece ser que el tema es que si ciertos componentes anticontaminación se encuentran a bajas temperaturas, se desconectan ciertos sistemas para protegerlos. Eso no es un timo siempre y cuando al alcanzar temperaturas de trabajo, se vuelvan a poner en activar.

  • Fresh Prince

    Tengo un pasado de diesel td de citroen, para mi desgracia aun tengo pesadillas, viendo el humo negro por el retrovisor. Ahora me he redimido, han pasado mas de 15 años que soy verde, contamino poco y no tengo ningún enfermo de cáncer de pulmón a mis espaldas. Los motores diesel son caros de mantener y tienen mas problemas a partir de los 100000 kms. Ese Nox camuflado en la tinta ……..