Esta furgoneta antigua y cubierta de graffitis se subastará por unos 400.000 euros

 |  @sergioalvarez88  | 

Y no, el mundo no se ha vuelto aún más loco – aunque ver cualquier telediario rebata esta afirmación. Esta furgoneta americana entrada en años será pronto subastada por Bonhams, y se espera que su precio de venta alcance los 400.000 euros. Claro que no es una furgoneta cualquiera. La furgoneta es simplemente un lienzo para una de las obras más conocidas de Banksy, un artista británico conocido por sus graffitis reivindicativos. Este lienzo es una furgoneta GMC de los años 70, usada como transporte de los SWAT.

Humor negro y toneladas de crítica social. El arte urbano de Banksy jamás defrauda, y ha sido imitado hasta la saciedad.

Banksy se hizo famoso de forma accidental, y en gran parte gracias al boca oído. Sus pequeños graffitis reivindicativos dieron el salto al otro lado del océano en viajes esporádicos, y pronto el británico tenía repercusión mundial, sin que nadie supiera quién es realmente. Incluso hoy en día su figura es como poco enigmática. Sea como fuere, en 2006 organizó una exposición en Los Angeles llamada Barely Legal, y en ella una de las obras protagonistas tenía como lienzo a esta furgoneta de finales de los 70.

Era una furgoneta usada por las fuerzas especiales de la policía, y sobre ella plasmó su arte. Un niño, acercándose con una bolsa de papel a un equipo de los SWAT – armados hasta los dientes – con el objetivo de hacerla estallar y provocarles un susto. Algo que sólo un niño podría considerar una buena idea, sin pensar en sus repercusiones. Una alegoría un tanto macabra a la inocencia de la infancia, que todos hemos perdido hace ya años, así como a la excesiva brutalidad de algunos cuerpos policiales.

Al otro lado de la furgoneta, bombardeada con tags, Dorothy de “Mago de Oz” pasea con una flor en su mano. El interior de la furgoneta ha sido dejado vacío, limpio. La furgoneta tiene sobre su carrocería pequeños detalles que los más acérrimos fans de Banksy y su humor negro no pasarán por alto. Esta obra de arte – no puede definirse de otra manera – fue adquirida al propio Banksy por un coleccionista estadounidense tras su exposición en 2006, y es el mismo que la vende actualmente.

Fuente: Hemmings
En Diariomotor:

Lee a continuación: El Plymouth Prowler y su curioso remolque a juego, ¿el extra opcional más peculiar?