CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tesla

4 MIN

Un conductor fallece en un accidente en su Tesla Model S mientras usaba el modo semi-autónomo Autopilot

David Villarreal | @davidvillarreal 1 Jul 2016
tesla-model-s-accidente-01
tesla-model-s-accidente-01

Hace unos meses nos hacíamos una pregunta, que por desgracia ha acabado siendo una trágica predicción. ¿Qué sucedería si un Tesla Model S sufría un accidente grave, o incluso mortal, mientras un cliente utilizaba la función Autopilot? Stephen Boulter, Project Manager del Jaguar XF, declaraba en una entrevista a Mashable que entre sus mayores temores se encontraba esa posibilidad. Un accidente que, por su repercusión, podría asestar un golpe importante a los avances que se requieren para la introducción del coche autónomo. Y por desgracia ese momento ha llegado. Joshua Brown, dueño de un Tesla Model S, fallecía al colisionar contra el remolque de un camión en una carretera de Florida mientras su coche circulaba semi-autónomamente utilizando la función Autopilot. No parece que ni Joshua, ni Autopilot de Tesla, tuvieran la culpa. Pero ahora son muchas las preguntas que nos hacemos acerca del coche autónomo y su desarrollo.

Nota: la imagen que ilustra esta entrada, y que muestra un Tesla Model S accidentado, no refleja el accidente del que hablamos en este artículo, sino otro que sufrieron unas jóvenes en Alemania hace unas semanas.

Tesla Motors reconoció el accidente en una entrada en su propio blog, bajo el titular "una trágica pérdida". También reconocía que la NHTSA - el departamento que vela por la seguridad de las carreteras estadounidenses - ha abierto una investigación para analizar el funcionamiento de Autopilot y determinar si el sistema trabajó apropiadamente en el momento del accidente. Fue la propia marca la que informó del suceso a la NHTSA, y la que ya está proporcionando todos los datos del suceso para concluir qué sucedió.

Recordemos que por su tecnología, el Tesla Model S registra gran cantidad de datos que muy probablemente permitirán a los investigadores reconstruir la escena del accidente.

¿Y cómo se produjo el accidente?

Según Tesla, el Model S circulaba en modo Autopilot por una autopista, con varios carriles, y con los diferentes sentidos de la marcha separados. Esencialmente ese es el entorno para el que Autopilot ha sido creado, y donde debería ofrecer más garantías. El gran problema surgió en el momento en el que un camión con remolque invadió la calzada, perpendicularmente, de manera que ni el conductor tuvo tiempo para reaccionar y tomar los mandos, y tratar de evitar el accidente, ni Autopilot fue capaz de detectar el obstáculo y frenar automáticamente, por sus propios medios.

Tesla reconoce que ese fue uno de los problemas, el de la colisión lateral contra una superficie que al no contar con elementos que reflejasen la luz sus sistemas no fueron capaces de detectar. Tesla asegura que si el alcance se hubiera anticipado contra el frontal, o la zaga, del camión, el accidente se hubiera evitado, o al menos sus consecuencias se hubieran mitigado.

Evidentemente, la culpabilidad no fue de Autopilot, ni del conductor del Tesla Model S. Pero estaréis conmigo en que las consecuencias de este accidente pueden hacer mucho daño al coche autónomo. Y es que este accidente ha dejado claro uno de los mayores problemas a los que se enfrentará esta tecnología. El problema de que, incluso con coches autónomos capaces de ofrecer una fiabilidad, y una seguridad absoluta, hemos de asumir que estos seguirán compartiendo las carreteras con conductores humanos, y por lo tanto imperfectos y propensos a cometer errores, o imprudencias.

Ahora todo son interrogantes. ¿Qué conclusiones extraerá la NHTSA de este accidente? ¿Podría haberse evitado si los sistemas del Tesla Model S hubieran estado preparados para detectar el camión, también en su vista lateral? ¿Qué consecuencias tendrá para el avance de Tesla y Autopilot? ¿Cómo afectará al desarrollo del coche autónomo?

Fuente: Tesla En Diariomotor: