Vídeos: 5 motores V10 modernos que deberías escuchar en directo (y probar) alguna vez en la vida

 |  @davidvillarreal  | 

Existen pocas experiencias más gratificantes, y emocionantes, que escuchar un motor V10 rugiendo en altas, sobre todo si mientras tanto estás sentado en el puesto del piloto hundiendo el pie derecho en el acelerador. Por desgracia para nosotros, los motores V10 están en peligro de extinción. El futuro de deportivos y superdeportivos se entiende en clave de turbo, generalmente motores de ocho cilindros en uve sobrealimentados y toda una suerte de sistemas híbridos. Y sinceramente nos sentimos apenados, porque muy probablemente muchos de los mejores sonidos de diferentes deportivos que hemos escuchado, y probado, en los últimos años, procedían de un motor de diez cilindros. He aquí 5 vídeos y 5 motores V10 modernos que deberías escuchar en directo alguna vez en la vida.

1. Porsche Carrera GT

Si hay un coche con el que tenga la espinita clavada, de no haberlo conducido nunca, ese es el Porsche Carrera GT. No solo estamos ante un deportivo único en su especie, incluso una rareza en el catálogo de una marca como Porsche. El Porsche Carrera GT es uno de los deportivos modernos más impresionantes y el fruto de una serie de casualidades, o mejor dicho acontecimientos, que llevaron a Porsche a lanzar un deportivo que estaba dispuesto a vérselas con las máquinas más espectaculares y exóticas de la década pasada.

Para entender por qué su motor V10 es tan espectacular, suena así de bestia, y acabó instalado en un Porsche de calle, en una marca que acostumbra a utilizar motores bóxer de seis cilindros y algunos uve ocho, hay que recordar que este motor fue rescatado de un cajón tras haber sido un proyecto fallido para la resistencia y Le Mans en los años noventa. Ver artículo: “Porsche Carrera GT: el resultado de 6 acontecimientos, varios fracasos, y un Cayenne“.

2. Lexus LFA

Mi más grato recuerdo del Lexus LFA no tiene que ver con su capacidad para acelerar, ni la rapidez con la que la aguja del cuentarrevoluciones superaba las 9.000 rpm (dicen que Lexus recurrió a un cuadro de mandos digital, y no una aguja analógica, porque de otra forma la aguja no hubiera podido moverse de forma fluida tan rápido), ni tampoco por haber tenido la suerte de haber rozado los 300 km/h a los mandos de un Lexus LFA. Mi más grato recuerdo, que jamás olvidaré, tiene que ver con su sonido.

Tan importante era para Lexus conseguir un sonido con carácter, y personalidad, que encargaron la acústica del motor y el sistema de escape a un fabricante de instrumentos, a Yamaha. De esta forma, la experiencia de conducir un Lexus LFA se convierte en algo realmente especial. Sobre todo si tenemos en cuenta que muy probablemente ningún otro deportivo haya conseguido un sonido tan parecido al más recordado de los Fórmula 1 modernos, el de los años de los motores V10.

3. Lamborghini Gallardo y Huracán

Si hablamos de motores V10 y de sonido, no podemos olvidarnos de Lamborghini. Más allá de sus prestaciones, y su espectacularidad visual, si hay algún aspecto al que Ferruccio Lamborghini diera importancia ese era el del sonido. El sonido es precisamente uno de los aspectos que todos destacaron como la gran virtud del Lamborghini Miura, y su motor de doce cilindros. El propio Ferruccio, cuando ya vivía ajeno al devenir de la industria, y dedicado a los quehaceres de su viñedo, reconocía que a menudo sentía la imperiosa necesidad de entrar en el garaje y encender el motor de su Lamborghini Miura para disfrutar del sonido de un buen deportivo.

El sonido de un motor V10 de Lamborghini, como los empleados por Gallardo, y más recientemente el Lamborghini Huracán, es simplemente increíble. El gorgoteo inicial tras el encendido viene acompañado de un intenso bramido agudo fácilmente reconocible, que nada tiene que envidiar al sonido de los mejores deportivos modernos. Y es que el de Lamborghini y sus V10 – y por descontado sus V12 – sigue siendo uno de los sonidos más auténticos que vas a poder escuchar.

4. Audi R8 V10

The Edge, guitarra de U2; Mark Knopfler, de Dire Straits; y Jimi Hendrix, tocaban sus grandes éxitos con guitarras Fender Stratocaster. Y estoy convencido de que, si te gusta la música, sabrías reconocer cuál de ellos está tocando un riff, o un solo, incluso si ese no se corresponde con alguno de sus grandes y archiconocidos éxitos. Y así como, en función del artista, su técnica, el amplificador, y los ajustes utilizados, una guitarra eléctrica puede producir sonidos y melodías muy diferentes, un mismo bloque de diez cilindros en uve también puede ajustarse para ofrecer sonidos muy diferentes y con carácter.

Como ya sabrás, el motor de diez cilindros en uve del Audi R8 V10 tiene un origen con el empleado por otro deportivo ya mencionado en esta lista, el Lamborghini Huracán. Según Audi, y aunque sepamos de buena tinta que ya están trabajando en motores mucho más pequeños, incluso de seis cilindros, para otras versiones del Audi R8, en esta segunda generación no estaban dispuestos a olvidarse del motor más emocionante, divertido, y sonoro, el V10. Según Audi, su objetivo era buscar un sonido próximo a la competición. Y para mantener esa dualidad, entre confort, y sonido contundente y deportivo, dotaron a su sistema de escape de válvulas que se abren y cierran a gusto del consumidor buscando ese sonido auténtico, grave en bajas y medios, y extremadamente agudo en altas.

Y nosotros damos fe de ello…

5. BMW M5 E60

Fijaos en que, hasta ahora, solo habíamos hablado de deportivos de dos plazas o, mejor dicho, auténticos superdeportivos. Pero quizás nos faltaba homenajear a esas grandes berlinas que, con un inmenso maletero, el máximo confort y equipamiento, y espacio para toda la familia y su equipaje, consiguieron fascinar con sus prestaciones gracias a los motores de diez cilindros. Con el tiempo, nos hemos encontrado con otros ejemplos de berlinas de lujo y corte deportivo con motores V10. Pero en su día, BMW marcó todo un hito optando por esta combinación en el BMW M5.

Hasta hace tan solo unos años, antes de que BMW optase por emplear un V8 TwinPower Turbo, el BMW M5 empleaba un rabioso motor de diez cilindros en uve y 507 CV de potencia. El caso del BMW M5 E60, y su remplazo por el F10 con ocho cilindros y turbo, nos recuerda que los motores V10 son una especie en peligro de extinción que, por desgracia, están llamados a ser sucedidos por motores más pequeños, y sobrealimentados.

Aunque su envase no sea tan exótico, y agresivo, como el del resto de deportivos de esta recopilación, hay que decir que el motor del M5 E60 es, por méritos propios, uno de los mejores motores V10 que se han fabricado en las últimas décadas. Para entender lo orígenes de este motor, y por qué recibió en su día tantos premios y alabanzas, basta con conocer el legado de BMW en la competición. ¿Te acuerdas de aquellos años en los que BMW fue motorista de Williams y entró en la Fórmula 1 con Sauber, cuando aún se competía con motores de diez cilindros, con los que BMW conseguiría superar las 19.000 rpm?

Lee a continuación: La última curiosidad que nos quedaba por conocer del Porsche Carrera GT: una trampilla oculta en su puerta

Ver todos los comentarios 12
  • EL MAS INCOGNITO

    M5

  • 3VIL

    LFA

  • ADN

    En vivo me falta el LFA y Huracan.
    A su estilo, pero el sonido bruto del Dodge Viper también es embriagante.

  • Andy_Cupra

    M5, todos maravillosos pero me quedo con el BMW POWER.-

  • lucas ibañez

    increíble sonido creo que van a quedar como recuerdos increíbles es el sonido del LFA en mi opinión, es el sonido mas agudo y trabajado en cuanto a ingeniería SEGUIDO DEL M5 UNO DE LOS MEJORES MOTORES DE LA HISTORIA DE BMW. Pero si me dieran a elegir definitivamente iría por el M5 el mejor .

  • Francisco

    R8!

  • vicente

    nunca he visto ninguno de esos pero si he escuchado los v10 triton de ford aca en mexico, son comunes los usan para el transporte de mercancias

  • ribalta

    el lfa es increíble

  • El Roble Negro

    ¡M5,M5,M5 y mas M5!!!!

  • Joselin 5

    Como el M5 no hay otro mejor.

  • JPM

    BMW M5

  • DEPREDADOR

    El placer de conducir o la ultima maquina conductora BMW M5