Actualizado 05:00

Polestar 1, en cinco claves: el primer Polestar es un espectacular híbrido enchufable de 600 CV

 |  @sergioalvarez88  | 

Polestar es una nueva marca, podríamos decir que es para Volvo lo que AMG es para Mercedes, con aún más autonomía e independencia de su matriz. Polestar solía ser el brazo de competición de la marca sueca, y tras un breve periplo como preparador oficial de Volvo, se constituyó como entidad independiente, centrada en vehículos de altas prestaciones. El primer Polestar ya está aquí, y tras una larga espera y múltiples téasers, ya podemos contaros todo sobre él. Se llama Polestar 1, y es un híbrido enchufable de 600 CV, un precioso coupé de altas prestaciones construido sobre una plataforma SPA muy modificada.

1) Un deportivo con personalidad propia, más que un “Volvo coupé”

El Polestar 1 es un coupé de dos puertas y configuración tradicional. Es el único punto en todo este artículo donde usaremos la palabra tradicional, ya que el resto del coche es pura innovación. Es de hecho la visión de la marca para un futuro de altas prestaciones y cero emisiones, con vehículos 100% eléctricos. El Polestar 1 posee un diseño casi idéntico al Volvo Concept Coupé, un precioso coupé de dos puertas que en 2013 nos anunciaba el futuro estilístico de la marca, y que a día de hoy, se sigue viendo igual de espectacular. Todos sus códigos de estilo siguen vigentes, con cambios mínimos.

Volvo Cars y Geely Holdings han invertido casi 650 millones de euros en el desarrollo de la marca Polestar.

Sus proporciones son muy armónicas, y al mismo tiempo, logra ser más deportivo que un Volvo con kit de carrocería R-Design. Polestar nos ha enseñado su primer coche en dos colores diferentes, ambos comparten una calandra sin logotipo alguno, con el emblema de la marca situado en el centro del discreto portón trasero. Los martillos de Thor, su gran calandra… los elementos ya conocidos en Volvo siguen en su sitio, pero han sido modificados ligeramente, abandonando el minimalismo en busca de una deportividad mucho más clara. No hay más que ver sus nuevas llantas o sus cuatro colas de escape de tonos oscuros.

Los lazos con Volvo son más obvios en el interior del coche, donde la única diferencia con respecto a coches como el Volvo XC60 está en el logotipo que adorna el volante – la estrella de Polestar. No obstante, en vez de recurrir a madera natural o aluminio, el salpicadero está recubierto de fibra de carbono. El sistema de infoentretenimiento Sensus o la instrumentación digital son también elementos conocidos. Recurrirá a los mismos sistemas de seguridad activa y asistencias a la conducción – como el sistema Drive Pilot de conducción semi-autónoma – del resto de la gama Volvo.

2) Construido sobre una plataforma SPA, extensamente modificada

Este coupé deportivo se construye sobre la plataforma SPA de Volvo. Esta plataforma modular es la base de los Volvo S90, Volvo V90, Volvo XC90 y Volvo XC60, pero ha sido muy modificada por los ingenieros de Polestar. Tanto, que solo comparte un 50% de las piezas con las arquitecturas SPA de los Volvo de producción. Las economías de escala con el resto del Grupo Volvo, han permitido a Polestar llevar a cabo este desarrollo en poco tiempo, introduciendo innovaciones claves para el futuro de sus marcas. Una de estas innovaciones es una carrocería enteramente construida en CFRP, polímeros reforzados con fibra de carbono.

Su carrocería de fibra de carbono reduce el peso total del conjunto, y aumenta la rigidez torsional del vehículo en un 45%.

3) Un híbrido enchufable de alto rendimiento y 150 km de autonomía eléctrica

El Polestar 1 es un híbrido enchufable de alto rendimiento. Su tren de propulsión se basa en la arquitectura Twin Engine – que hemos podido probar ya en el resto de la gama de Volvo – potenciada, y con una mayor autonomía eléctrica. Volvo no ha ofrecido grandes detalles técnicos, pero sabemos que la potencia total del sistema es de 600 CV, con un monumental par motor de 1.000 Nm. Hasta donde sabemos, tanto el motor 2.0 – sobrealimentado por turbo y compresor – como el motor eléctrico habrían sido potenciados. En modo 100% eléctrico, será capaz de recorrer hasta 150 km sin emitir un sólo gramo de dióxido de carbono.

Su autonomía eléctrica es tres veces superior a la autonomía eléctrica de los híbridos enchufables de Volvo, lo que sugiere la incorporación de una batería con una mayor densidad energética y al menos 30 kWh de capacidad – la batería de los actuales Twin Engine tiene 10,4 kWh. Para que el Polestar 1 tenga una dinámica de primer nivel, incorpora varias innovaciones. Una de ellas es una nueva suspensión adaptativa diseñada por Öhlins, llamada Continuously Controlled Electronic Suspension (CESi). También posee un eje trasero electrificado, con reparto de par electrónico – conocido como “torque-vectoring”.

Su eje trasero – diseñado por GKN y puesto a punto por Polestar – puede repartir el par del motor eléctrico de forma individual entre ambas ruedas, asegurando una tracción óptima.

4) Fabricado en China, exportado al mundo

En la nota de prensa de Polestar se explicita que todos los Polestar se construirán en China. Se construirán en el nuevo Polestar Production Centre de la ciudad de Chengdu, y desde allí, serán exportados a todo el mundo. Es un movimiento con mucho sentido: Volvo ya exporta algunos vehículos desde China, y parte de la investigación y desarrollo de su tecnología de baterías está centralizada China. En este punto os recordamos que Volvo ha contribuido a este proyecto con su know-how, y aplica sus férreos controles de calidad en todos los productos fabricados en China. El “Made in China” ha dejado ya hace años de ser peyorativo.

5) No poseerás el coche: accederás a él mediante una suscripción con tarifa plana

Te guste o no, el futuro del automóvil no pasa por la propiedad. Como los suecos nos anticiparon en el Volvo XC40, al Polestar 1 se accederá mediante un modelo de suscripción. Pagaremos una tarifa plana por su uso, con una permanencia de dos o tres años. En este pago mensual se incluye el mantenimiento del vehículo, la posibilidad de acceder a otros Volvo o Polestar, y servicios de asistente personal telefónico. Nuestro teléfono se podrá usar como llave, y podremos compartir con otras personas una “llave virtual” con la que podrán acceder al vehículo. El Polestar 1 se encargará únicamente online, no en concesionarios.

Polestar no venderá el coche a la vieja usanza. No podrás poseerlo, sólo ser el usufructuario del mismo durante periodos de dos o tres años. ¿Es este el futuro de la industria del automóvil?

Lee a continuación: Tras el Volvo XC60 y el Volvo XC40 ha llegado la hora de Polestar: ¿qué será lo próximo de Volvo? ¿un coupé deportivo?

  • X 2.0

    Yo creo que debería de construirse bajo la marca Volvo. Le daría mas fuerza a la marca. Pero lo que importa es la calidad del producto, y de momento el planteamiento tiene muy buena pinta. Esperemos que los teaser y las pruebas sean prometedoras.

  • Germán Medina Pérez

    Excelente noticia, es una obra de arte, espectacular. De los deportivos mejor logrados últimamente. Le echo de menos algo mas de “deportividad” en el interior, por lo demás, me encanta.

  • Rotodos Shur

    Si no se puede comprar que le den

  • CarlosAndresKaiser

    ¿su inspiración para estos tiempos, viene de este bonito Volvo de antaño P1800?
    http://bestcarmag.com/sites/default/files/1971-volvo-p-1800-1303340-5208923.jpg

  • cat

    ¡Si el coche no puede ser 100% mio que le den y que ese sistema de pagar como si fuera una linea de movil sea un fracaso!