Corvette V7 Twin Turbo 1963: no te lo vas a creer, este Corvette de motor central es real

 |  @davidvillarreal  | 

El Corvette de motor central es el Santo Grial de los practicantes de la religión del deportivo estadounidense. El Ford GT es como una espinita clavada en General Motors. Lo fue cuando demostró su poderío frente a los europeos en Le Mans. Y lo es de nuevo cada vez que Ford se empeña en reeditar el icono, aunque solo sea como deportivo de calle. Que General Motors ha valorado esa posibilidad en alguna ocasión es un hecho (leer columna de Bob Lutz en Road and Track), pero también que la mayoría de los rumores que hayamos podido leer probablemente estaban muy desencaminados de la realidad. Lo único seguro es que lo que estás viendo es, de verdad, un Corvette C2 de motor central.

La idea brillante: aprovechar la ventanilla partida trasera para mostrar el motor.

Mark Harlan se propuso explorar qué hubiera sucedido si en los años sesenta General Motors se hubiera propuesto seguir la línea del Ford GT40 para batir a los Ferrari y los Porsche. Para ello, se sacrificó un Corvette Stingray de 1963, jugando con el diseño original de este deportivo y dilapidando dinero a un ritmo frenético, para aprovechar detalles como el de su ventana partida posterior, por la cual se deja ver el motor. Un truco habitual en los deportivos de motor central europeos.

Al adelantarse el habitáculo, para aprovechar el máximo espacio posible para el motor, tuvo que diseñar un sistema de apertura del capó trasero y un acceso al habitáculo poco ortodoxo, pero muy espectacular. Una extravagancia más que para algunos tendrá mucho encanto y que a más de uno, seguro, llegará a horrorizar.

Esta joya clásica y extravagante también es muy potente y muy rápida. Tiene 1.000 CV de potencia y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos.

Más razones para alucinar con este trabajo artesanal. Está equipado con un motor LS1 V8 sobrealimentado mediante Twin Turbo, que según el banco de rodillos es capaz de desarrollar 1.000 CV de potencia. De 0 a 100 km/h acelera en menos de tres segundos. Así que más allá de su exótico aspecto es muy potente y muy rápido.

Algunos dicen que sin lugar a dudas este es el Corvette que Zora Arkus-Duntov, el jefe de ingeniería del Corvette C2, hubiera soñado realizar si le hubieran ofrecido la libertad de desarrollar un Corvette de motor central (Hemmings).

Lo único que sabemos es que se subastará el próximo domingo (Auctions America) y que se espera alcance un precio entre los 90.000 y los 110.000 dólares. Menos de 100.000€.

En Diariomotor: El hallazgo del año: los clásicos encontrados en un granero valían más de 25,15 millones de euros

Clásicos

Lee a continuación: Chevrolet Corvette Z06, foto a foto: ¿y tú, te lo comprarías antes que un Porsche 911?

Toda la información que necesitas sobre el modelo Chevrolet Corvette: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

  • TeboMazda

    Todo bien, pero 1.000cv me parecen un exceso en ese chasis, independiente de que tal vez soporte dicha cantidad.. me tinca que va ser un poco inmanejable.

    Lo que si… sacrificar un Stringay 1963 no me hace mucha gracia, ya que es uno de mis corvette favoritos..

  • ADN

    Conociendo la potencia y el precio esperado parecería una ganga, pero eso solo me dice que aparte de la incorporacion de un enorme y potente motor detrás del habitáculo este Corvette tendrá poco que ofrecer más allá de ser una mera curiosidad.

    A principios de los 60’s GM experimentó con un bonito coche de motor central, el Chevrolet Corvair Monza GT, que pasó sin pena ni gloria.

    farm4.static.flickr.com/3406/3229108466_16ff26b76e_b.jpg

  • Luis Gonzalez

    Esta bien poner esteroides a un Corvette, pero porque aun Stingray del 63. ANIMALES!!!!!

  • J.C,

    Lo podría considerar “barato” por su exclusividad, pero por ese precio le podrían haber colocado espejos retrovisores exteriores, me da que no los lleva.