CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Monisha Kaltenborn tiene varias dudas sobre los coches cliente y lo que estaría por venir

Humberto Gutiérrez | 21 May 2015
Monisha Kaltenborn
Monisha Kaltenborn

La jefe de la escudería Sauber no está nada convencida de las modificaciones que se estarían planificando a partir de 2017. Según lo acordado por el Grupo de la Estrategia, está sobre la mesa la introducción del coche cliente, el retorno del reabastecimiento de combustible y los neumáticos traseros más anchos. Según su opinión, los dos primeros planteamientos son absurdos porque el coche cliente se traduciría en la desaparición de varios equipos tradicionales, entre ellos Sauber, y el repostaje es otra cuestión ilógica porque además de ser muy costoso, implementarlo junto a la nueva tecnología híbrida resultaría una contradicción.

En sus reflexiones, la señora Kaltenborn se pregunta, al igual que muchos fanáticos, cómo puede resultar bueno para la Fórmula 1 el coche cliente si, como sucede en el caso de la Moto GP, se va a generar una dependencia total de un equipo con respecto a otro. En ese caso no hay mayor espectáculo porque solo unos pocos privilegiados tienen opciones de ganar carreras. Expone que Sauber, además de una escudería, es un negocio que inventa, desarrolla y comercializa tecnología, de allí que no entienda el sentido de la propuesta. También resulta preocupante el punto del patrocinio y las inversiones, porque si es difícil atraer dinero con la situación actual, habría que imaginarse quién va a financiar un coche cliente, es decir habrá un coche A y un coche B; y nadie querrá ver su nombre asociado a un coche B.

Otra de sus dudas tiene que ver con una hipotética rectificación una vez aplicada la normativa del coche cliente. Y es que según su criterio, será imposible que una escudería se mantenga en la Fórmula 1 si pierde su facultad de constructor y se le exige, de una temporada a otra, fabricar un coche original. También se pregunta ¿Qué sucedería si uno de los equipos grandes decide abandonar la categoría?

Sauber nunca será un equipo con coche cliente. La Fórmula 1 es nuestro negocio y vamos a encontrar una manera de evitar tal absurdo. Si se tiene la intención de mejorar el espectáculo, pero ahora mismo hay coches más lentos que los GP2, ¿Cómo podría funcionar un sistema de coches A y Coches B?. La separación entre ambos será peor que lo que está sucediendo. Y desde el punto de vista comercial será difícil hallar un patrocinador para unos coches que muy poco se verán en pantalla y que tal vez nunca estén en un podio. Hace tiempo que dejamos de cargar combustible durante las carreras para ahorrar y para evitar problemas de seguridad, pero ahora la FIA ha asomado la posibilidad de regresar a los reabastecimientos. ¿Basados en qué? ¿En un mayor espectáculo por más paradas en boxes? No lo creo. Es un paso muy peligroso para la Fórmula 1.

Vía | autosport