Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

A Eddie Irvine no le gusta la actual Fórmula 1

El siempre polémico irlandés, sub campeón de la temporada de 1999, ha vuelto por sus fueros y ha reaparecido ante los medios para criticar negativamente a la Fórmula 1 de esta época. Como es su costumbre, a través de mordaces comentarios expone su desagrado por las absurdas reglas, las carreras en países lejanos con nula cultura automovilística y los estériles esfuerzos para atraer a espectadores que nunca llegarán. Refiere también a las modificaciones que le han realizado a los circuitos con la intención de "perdonar" los errores. Para el ex piloto de 49 años, la auténtica Fórmula 1 permanece estacionada en otro tiempo.

Irvine acusa a los organizadores de destruir las tradiciones de la categoría al sustituir históricos circuitos europeos por carreras en países muy lejanos donde hay poco público pero mucho dinero de por medio. También reflexiona sobre las nuevas reglas, calificándolas de absurdas ya que si el deseo de los organizadores es atraer más fanáticos, lo más lógico es que todo sea más simple, pero si se observa la Fórmula 1 de ahora resulta incomprensible con tantas regulaciones de motores, combustible y neumáticos. Añadió que también penalizar a los pilotos por arriesgar es el colmo de la intervención. Antes se podían observar maniobras extremas, algo que les gusta a los fans, pero ahora casi todo ataque es digno de investigación y castigo.

Todo lo que la historia ha forjado lo han acabado por completo, cuando se deshacen de carreras como la de San Marino para ir a algún país árabe de mierda que nunca le ha importado la Fórmula 1. Yo ni siquiera conozco las nuevas reglas y soy honesto, ni me interesan. Lograr un punto ahora es muy fácil, en el pasado era algo muy sufrido y valioso. Si antes un piloto hacía una gran maniobra todos aclamaban "wow, eso fue increíble"; ahora un piloto no puede atreverse a casi nada porque es castigado. También los circuitos han sido cambiados para que los pilotos que cometen un error no terminen en una trampa de arena. No entienden que los fanáticos quieren ver a los pilotos que cometen errores eliminados en la trampa de arena. No entienden nada.

Vía | grandprixtimes