CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

En Williams estarían dispuestos a ser equipo oficial, pero bajo sus términos

Humberto Gutiérrez | 22 Dic 2015
27_williamsbmw_15_16
27_williamsbmw_15_16

Han transcurrido 10 años desde que Williams dejó se ser un equipo oficial y desde entonces han sido altibajos como cliente de Cosworth, Toyota, Renault y ahora Mercedes. Como escudería de BMW, los de Grove fueron subcampeones en las temporadas 2002 y 2003; pero no han podido reverdecer laureles en el plano campeonil desde que fueron equipo oficial Renault en 1997, situación que para Claire Williams, jefe del equipo, será muy difícil reeditar debido a la actual situación de la Fórmula 1, donde cada proveedor de motor tiene su propio equipo al que concede todos los privilegios.

Este año, Williams pudo consolidarse como la tercera fuerza entre los constructores, por detrás de Mercedes y Ferrari, resultado que se considera positivo ya que en temporadas previas atravesaron un período de crisis que incluso llegó a presagiar la desaparición del equipo. Ahora, mirando hacia el pasado, Claire Williams reflexiona y, aunque todavía no está a la altura de sus años gloriosos, explica que el equipo tiene un contrato a largo plazo con Mercedes, también cuenta con sólidos patrocinadores y un personal técnico de vanguardia al mando del eficiente Pat Symonds; así que para ser equipo cliente está en una posición envidiable si se analizan sus años posteriores a la ruptura con BMW.

La jefe del equipo sostiene que ser escudería oficial no garantiza el éxito de manera instantánea si el trabajo no se realiza de forma conjunta, con respeto, consideración y entendimiento entre todos. De otra forma no tendría sentido perder la independencia en aras de una unión donde cada parte jala por su lado y luego culpa a la otra del fracaso.

En declaraciones para Autosport, Claire Williams manifestó:

No se puede negar que tener el apoyo de un fabricante es importante, pero conservar la independencia es mejor. A menos que tengamos una buena relación entre todos, será difícil cambiar la cultura de nuestro equipo. Me gusta la estructura que ahora tenemos, pero no quiere decir que no estaría dispuesta a trabajar junto a un fabricante. Si los términos son los adecuados lo haríamos, pero en la actualidad somos un equipo cliente que trabaja duro para asegurar resultados. Así que por el momento estamos muy contentos con eso y me gusta la forma en que las cosas están funcionando.

Vía | autosport