CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Ari Vatanen apuesta por el ‘shootout’ y coches de tracción trasera para el WRC

Iván Fernández | 24 Feb 2016
018 - WRC 1985. RMC. Vatanen/Harryman. Peugeot 205 Turbo 16. Vainqueur
018 - WRC 1985. RMC. Vatanen/Harryman. Peugeot 205 Turbo 16. Vainqueur

Es la primera vez que vemos a unos de los pilotos de la vieja guardia mostrarse a favor del famoso shootout ideado por Jost Capito, nuevo jefe de equipo de McLaren. Mientras que Jean Todt se mostró claramente en contra de la propuesta de la por ahora cabeza visible de Volkswagen Motorsport, su rival en el camino hacia la presidencia de la Federación Internacional de Automóvil, Ari Vatanen cree que es necesario para aumentar el atractivo del WRC.

No son las primeras voces que apuestan por este tipo de animador de rallyes artificial para hacer las etapas del domingo. Algunos creen que estos cara a cara entre los 10 primeros a la décima de segundo pueden ser el ingrediente que le falte al Mundial. Sin embargo, vuelve a ser motivo de discusión el sí tomando esta decisión se pierde gran parte de la esencia de la disciplina. ¿De qué han servido los 280 kilómetros contra el cronometro de las etapas del viernes y sábado? ¿Por qué darle más valor a una especial urbana o en un estadio que a los recorridos tradicionales del WRC?

Lo primero que necesita el Campeonato del Mundo es lo que propusieron los promotores en la reunión. Que cuando los pilotos lleguen a la última etapa, en la Power Stage, vean sus diferencias divididas por diez. Básicamente, si Sébastien Ogier está liderando por 20 segundos, él entonces pasaría a mandar únicamente por dos. Si estás cuarto con un coche un minuto por delante tuyo y uno un minuto por detrás, están paseando. No dan lo mejor y sueles tener ningún tipo de drama. Esta propuesta obliga a todos a salir a fondo. Así se crean muchos más dramas y hacen la carreras mucho más animadas. Si miras por encima las estadísticas de los últimos 15 años no habría cambiado el ganador muy a menudo. No quieres saber el asesino en un libro de Agatha Christie por la mitad.

Más tradicional es Ari Vatanen en cuestión de los coches y las tecnologías que llevan en sus entrañas. A nadie se le escapa que los actuales World Rally Cars, ya al nivel de los 2.0 Turbo y por encima en cuanto a eficiencia y rapidez respecto a los Grupo A y Grupo B, son modelos ultra sofisticados en los que la electrónica juega un papel muy importante. La llegada del nuevo reglamento de 2017 no perece cambiar demasiado este aspecto. Para el finlandés, una vez Campeón del Mundo, lo ideal sería regresar a la tracción trasera:

A nivel popular, el deporte tiene que ser accesible económicamente. ¿Y si por el bien del espectáculo volvemos de nuevo a la tracción trasera? Si todo el mundo la utiliza, ¿Dónde está el problema? Se pilotaría mucho más de lado y sería más barato. Los americanos son muy buenos porque no utilizan necesariamente la última tecnología, compiten con una tecnología que está disponible para muchas personas, y así consiguen más patrocinadores. En NASCAR, el líder puede cambiar muchas veces en la última vuelta, ese es el objetivo. Un coche de tracción total está bien balanceado. Lo balanceas frenando con el pie izquierdo, te metes en la curva y únicamente tienes que pisar a fondo y con pequeñas correcciones mientras tú estás sonriendo. La gente piensa que eres un mago, ¡si supieran lo fácil que es!

Vía | Top Gear