CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

5 MIN

Desde el circuito: Analizando el quinto día

Àlex Garcia | 2 Mar 2016
Max Verstappen, Test Barcelona 2016
Max Verstappen, Test Barcelona 2016

La vuelta al cole está aquí mismo y a los equipos aún les quedan deberes por terminar. Tanto es así que algunos incluso han seguido avanzando sus cuadernos durante el fin de semana, llueva o nieve -¡y lo poco que ha faltado!-. Tras el de ayer, quedan tres días útiles -y para varios pilotos, uno solo- así que lo que no se pruebe esta semana ya no se podrá probar hasta el Gran Premio de Australia. Nosotros seguimos analizando todo lo que sucede en Barcelona estos días. De momento, Mercedes ha dado un primer aviso; estarán arriba... muy arriba.

Es la conclusión fácil que puede sacarse tras verles hacer lo que hicieron en el día de ayer. Nico Rosberg salió con neumáticos blandos y marcó un registro a la altura de los mejores tiempos de esta semana... hechos con los ultrablandos. Dos compuestos de diferencia -aproximadamente un segundo y medio entre ellos- y están casi parejos. Sí es cierto, y hay que tenerlo en cuenta, que el estado de la pista era mejor ayer que el martes pasado. Pero aún así, la demostración de Mercedes es algo que tener en cuenta. Y aunque ya lo sospechábamos, ahora nos queda claro. Antes que nadie irán las flechas de plata, que además ya han avisado que no probarán los neumáticos más blandos.

El de ayer fue un día de contrastes ya que si Mercedes se mostró competitiva finalmente, Ferrari volvió a vivir un día con problemas técnicos. El SF16-H sigue rindiendo razonablemente bien pero Kimi Räikkönen volvió a perder tiempo con un coche dañado por debajo del capó. La situación de la marca italiana es delicada, y más cuando los problemas en su unidad de potencia afectan también a Haas, que repitió ayer lo vivido por el equipo italiano la semana pasada con esos problemas en el sistema de carburante. Sauber por su parte tuvo un primer día decente con el nuevo coche y Toro Rosso funcionó sin problemas... es lo que tiene usar el motor de 2015. Ojo con ellos; dieron muchísimas vueltas y el coche corre.

Algo mejor que en días recientes estuvo Williams, con un ritmo que trae algo más de optimismo aunque hay que recordar que el equipo de Grove es dado a tener días anónimos con un rendimiento mediocre mientras recopilan una importante cantidad de información que luego les permite mejorar cuando cuenta. Aún así, Bottas usó los neumáticos ultrablandos en el día de ayer pero no fue capaz de superar el tiempo de Rosberg con los blandos. Aunque es posible que el Williams fuera algo más cargado de carburante, la realidad es que con dos compuestos de diferencia entre ellos, sorprende que su registro siguiera estando por debajo.

En el primer día de esta segunda semana, momento crucial para sacar rendimiento, pudimos ver a unos Red Bull y Force India rindiendo por debajo de lo esperado. Los primeros vieron su jornada interrumpida por unos problemas de frenos que les mandaron a boxes mientras iban humeando. Los segundos pasan de unos días muy prometedores la primera semana a algo mucho más comedido en el primer día. No fueron mal con Nico Hülkenberg pero no hubo demasiado que contar. Su día transcurrió sin problemas -que ya es mucho- y vamos a suponer que les queda más rendimiento por mostrar. Lo que vimos la semana pasada no puede ser casualidad. La realidad de ambas escuderías es mejor de lo visto ayer.

Renault sigue siendo el triste caso de un equipo oficial que lo pasa mal. Hay recursos pero por algún motivo, se suceden los problemas -Kevin Magnussen fue el causante de la última bandera roja del día- y los tiempos no acaban de llegar. La sensación generalizada es que el equipo francés no acaba de estar donde debería y probablemente que no aún no tienen el poderío técnico para hacerlo. Acabarán llegando pero la imagen que está dando el equipo en estas primeras pruebas sigue siendo débil.

También se encuentran en una situación difícil los hombres de McLaren aunque en el día de ayer, las cosas les fueron algo mejor. Con Fernando Alonso al volante, el MP4-31 pudo encaramarse a la tercera posición del día aunque su diferencia con respecto al Mercedes W07 Hybrid usando el mismo compuesto es aún muy grande. Por ello, no se puede decir aún estén en lugar seguro, en términos de rendimiento. Pero por lo menos, se pudo dar un número más que razonable de vueltas. Aunque, eso sí, volvió a haber momentos de preocupación con los sensores.

Finalmente, de Manor poco puede decirse. En el primer día de la semana tenían previsto estrenar el segundo chasis y este les trajo problemas. Una fuga de aceite en el motor les dejó sin rodar en toda la mañana y cuando lo hicieron, no llegaron a ir demasiado rápido. Rio Haryanto va mejorando poco a poco pero aún necesita trabajar mucho para estar al nivel deseado. El peso del equipo deberá llevarlo Pascal Wehrlein. Por ahora, Manor se conformará con no estar lejos de los coches de delante. Si pueden o no optar a los puntos, es algo que tendrá que valorarse cuando sea el alemán quien se suba al coche.

Tras el primer día de pruebas de esta semana y con los tres últimos por delante, las primeras conclusiones reales empiezan a vislumbrarse. Todo aquello que se intuía durante los primeros cuatro días se vuelve poco a poco en la realidad que finalmente descubriremos en Australia. Pero aunque por ahora veamos ciertas cosas con claridad, otras deben ser aún confirmadas a lo largo de los tres últimos días de pruebas. Para algunos pilotos, aún quedan dos días para acabar de ponerlo todo a punto. Para otros, como el propio Fernando Alonso, su pretemporada llegará a su fin en ocho horas útiles. Y antes que nos demos cuenta, Albert Park ejercerá de juez.