CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

7 MIN

Nico Rosberg, a por la corona de Lewis Hamilton

Àlex Garcia | 4 Abr 2016
Salida GP Bahréin 2016
Salida GP Bahréin 2016

Hoy, día cuatro de abril, desde nuestro Singapore Sling mandamos nuestra apuesta para el campeón del mundo de Fórmula 1 de 2016. ¿Arriesgado? ¡Desde luego! Pero vemos señales y nos gustan -algunas, otras no tanto- así que decidimos tirarnos a la piscina. Sí, somos conscientes de que nos tiramos desde aproximadamente 19 metros pero es más divertido de esta forma. ¿O no? El segundo gran premio de la temporada ha finalizado y empezamos a ver algunas cosas interesantes. De momento, repite victoria Nico Rosberg. ¿Que no hemos dicho aún cual es nuestra apuesta para 2016? Vamos tras el salto.

Nuestra apuesta para el campeón del mundo de Fórmula 1 de 2016 es clara. El piloto que se lleve el título será el que más puntos acumule a lo largo de esta temporada. También será un piloto con varias victorias, claro. Seguro que no pilota un Manor ni un McLaren, ni tampoco un Sauber... probablemente. Pero bueno, mejor no nos andamos por las ramas. La apuesta de esta columna Singapore Sling es la de Nico Rosberg. ¿Estamos locos? Probablemente. Un trago y seguimos, ¿os parece?

El Gran Premio de Bahréin estuvo verdaderamente interesante. Vimos una vez más a un Rosberg entonado, en forma y poco propenso a los errores. Sí, sigue siendo más lento que Lewis Hamilton los sábados -y de buen seguro que eso es algo que le preocupa, aunque lo muestre- pero está rindiendo muy por encima del campeón del mundo en título los domingos. Está claro, de momento tenemos solo dos ejemplos y sacar conclusiones es tarea de necios. Necios como un servidor, claro.

Tras las dos primeras carreras del año, Nico Rosberg tiene 50 puntos por 33 de Lewis Hamilton. Aunque 17 puntos no son un mundo, sí que le permiten al alemán jugar a un juego muy particular que ya empleó en 2014; el de la defensa del liderato. El piloto del dorsal número 6 puede arriesgar un poco más que su rival con algo más de seguridad. Puesto que Mercedes está aún lo suficientemente por delante de los Ferrari, si sale mal debe mantener la segunda posición y si sale bien... puede haber doble recompensa. Poco riesgo y mucha ganancia para Nico.

Algo más compleja es la situación de Hamilton. Debe tomar más riesgos y usar toda su habilidad si quiere ganar a su compañero de equipo... y sobre todo debe mantenerse tranquilo. ¿Podrá? La historia nos dice que el tricampeón del mundo -nos sigue sonando un poco raro, sinceramente- es un piloto con una mentalidad más volátil. Cuando las cosas le van bien, su rendimiento es sublime. Cuando no, empieza a ponerse nervioso y es más propenso a los errores. Lo vimos en 2014 cuando tuvo algo más de mala suerte que Rosberg con los problemas técnicos.

El hijo del campeón del mundo de 1982 tiene un punto parecido y aunque es algo más equilibrado en lo que se refiere a su mentalidad de deportista, mejora cuando las cosas le van bien. De momento, lleva cinco victorias seguidas -dos en 2016- y vuelve al escenario de su primer triunfo en el mundial de Fórmula 1. Rosberg rebosa confianza y en ese sentido, las próximas dos carreras pueden ser claves. Somos conscientes de que la predicción de Rosberg como campeón de 2016 nos puede morder -y esperamos que nos lo recordéis cuando lo haga- pero ¿no sería bonito tener a un nuevo campeón?

Un título de Rosberg puede ser justo aquello que la Fórmula 1 necesita. Imaginemos un nuevo campeón con una cuarta victoria seguida en Mónaco, algo solo al alcance de los grandes. Un nuevo campeón hijo de campeón. Un hombre capaz de batir a Lewis Hamilton, uno de los pilotos con más talento de su generación. Y un quinto campeón en la Fórmula 1 junto a Fernando Alonso, Lewis Hamilton, Jenson Button y Sebastian Vettel. Esto es importante porque acercamos a una situación donde en el peor de los casos podríamos tener tres campeones menos en 2017.

Oigo voces de alarma, críticas e insultos. Pero es lo que hay; en 2017 podríamos tener tres campeones menos. Insistimos de nuevo; en el peor de los casos. Si en McLaren no mejoran, los pilotos pierden toda la motivación -ejem- y cierto piloto de Ferrari no mejora lo suficiente, podríamos vivir las retiradas de Fernando Alonso, Jenson Button y Kimi Räikkönen. Claro que también podríamos mantenerles a todos un año más. Pero, ¿sinceramente hay alguien que lo crea? No seamos tímidos, levantemos la mano... ¿no? Ya, claro. Sería normal que alguno cayera y aunque Button y Räikkönen sean los que tienen más números, quien sabe.

Si alguno de los pilotos de McLaren cae para la temporada 2017, el principal candidato debe ser Stoffel Vandoorne. No debemos mojar las bragas por él pero su actuación en Bahréin fue impecable. Sin exageraciones, el belga no puso una rueda en el lugar equivocado a lo largo de la sesión clasificatoria o la carrera y llegó a los puntos tras clasificar por delante de Button el sábado. Vamos, que a las primeras de cambio, Vandoorne ya le ha dado en la frente al campeón de 2009. Y si empiezan los rumores de retirada, él debe ser el beneficiado.

En Ferrari las cosas están menos claras pero lo que sí vimos ayer fue el protagonismo de un motor italiano en un chasis también italiano... aunque no viniera de Maranello. El Dallara-Ferrari de Haas rindió a un nivel espectacular en Bahréin con Romain Grosjean al volante. Quién sabe si el francés podría ser un candidato razonable para ocupar el volante de Kimi Räikkönen cuando este deje la Fórmula 1, ya sea a finales de 2016 o a finales de 2017... en teoría. Pero da igual; la realidad es que Haas está por encima de lo esperado y eso ya es comentable. ¡Suerte que los americanos ya han dicho que se centran en 2017! O no...

A todo esto, Rosberg obtuvo en Bahréin su victoria número 16 e iguala ya a Stirling Moss como el hombre con más triunfos sin llegar a ser campeón del mundo. Nigel Mansell batió el récord en su día, en 1992, antes de coronarse. Podría seguir Rosberg el mismo camino, ¿no? Pero claro, ¿y si Hamilton reacciona y no se deja intimidar? Si realmente es más rápido, 'solo' necesita ganar a Rosberg en tres carreras seguidas como mucho y volvería a tener el liderato. ¿Y Ferrari? ¿Qué con ellos?

Algunos rumores apuntan a la posibilidad de que tengan problemas con el turbo y que no puedan usar toda la potencia en recta. Dicen que desde el Gran Premio de España podrían tenerlo todo solucionado. Si esto es cierto, podrían estar a la altura de Mercedes desde la quinta carrera del año. ¿Cuántos puntos pueden sacar los chicos de Mercedes a los de Ferrari en cuatro carreras? ¿Sería suficiente para asegurarse que los italianos no les alcanzan? Sospechamos que no, aunque el trabajo para recuperar ese tiempo perdido sería tremendo.

Al final, solo sabemos que no sabemos nada -¿o sí?-, salvo que la temporada 2016 promete bastantes emociones fuertes. Sí, Mercedes sigue estando arriba. Pero hay puntos que generan emoción. Haas, Vandoorne, el futuro de la Fórmula 1 -y la normativa de 2017-... Oye, ¿y no nos olvidamos de algo? Nos da la sensación de que hay algún tema interesante e importante del fin de semana que hemos dejado de lado. Como si hubiera alguna cosa a comentar que se nos hubiera pasado por alto. Algo que ver con un horrendo sistema de clasificación... no, eso seguro que no puede ser. Nos seguimos leyendo.