CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Noveno puesto final para Carlos Sainz, posición sólida pero algo decepcionante

The flying Jim | 17 Abr 2016
Carlos Sainz GP China 2016 P9
Carlos Sainz GP China 2016 P9

Espectacular salida de Carlos Sainz, que se colocaba cuarto en los primeros compases, y en las primeras vueltas se mantendría en esas posiciones, entre la quinta, sexta, conteniendo a un Vettel que tuvo problemas en esa la misma salida.

Durante el Safety Car se vio adelantado por Sebastian Vettel en la calle de entrada a boxes, algo de lo que seguro que sacará un aprendizaje interesante.

Carrera sólida para el de Toro Rosso, al menos hasta la parte final,  con luchas interesantes como por ejemplo con Daniel Ricciardo, y a pesar de que con la carrera mediada parecía estar un poco en tierra de nadie, se mantenía tres posiciones por delante de su compañero de equipo.

Buenas sensaciones reteniendo a Kimi Raikkonen en la parte media de la carrera, que llevaba 18 vueltas con el neumático medio por 11 vueltas de Carlos con el neumático blando. En ese momento se igualaban las prestaciones entre Ferrari y Toro Rosso, una curiosidad al respecto de cómo la Formula 1 es, a veces, muy relativa, con el Toro Rosso quinto, y el Ferrari sexto.

En la lejanía, además luchaba con Max Verstappen, que rodaba unas décimas más rápido por vuelta, y Sainz se la jugaba entrando en la vuelta 34, una jugada inteligente por el motivo que acabamos de comentar. Dependería del neumático y el ritmo, Carlos tendría una buena posición final.

Tras el pitstop de Max Verstappen en la vuelta 40, el holandés marchaba a la carga con una estrategia diferente, y a 7 vueltas para la bandera a cuadros, el equipo solicitaba a Carlos que dejase pasar a su compañero de equipo, algo que el español hacía sin problema.

Decepcionantes últimas vueltas en las que Carlos Sainz no podía pasar de la décima posición, por detrás de Valtteri Bottas con neumáticos ya en las últimas, mientras que Max Verstappen terminaba octavo con comodidad. Un adelantamiento en el último momento daba una medalla de consolación al madrileño, en una carrera que pintaba mejor de lo que terminó.