Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

El Red Bull Ring podría recuperar la vieja sección oeste para 2017

Es el circuito con la vuelta más corta de todo el mundial, algo aún más sorprendente cuando tenemos citas como Canadá o Mónaco que están claramente por debajo del minuto y medio, algo que en ocasiones ha sido utilizado como arma arrojadiza contra la que es la prueba de casa para Red Bull. Con apenas 4.326 metros la vuelta la pista austriaca es considerada demasiado corta, tal vez no lo ideal para una retransmisión que puede hacerse aún más caótica.

Es por ello que se está valorando añadir la sección occidental del antiguo Osterreichring, algo que alargaría la recta, bordeando la curva 1 antes de llegar a una chicane que precedería a una sección rápida y más larga que la recta del A1 Ring. A través de esa nuevo tramo se uniría con la curva 2 (las dos curvas de ángulo recto en subida desaparecerían, convirtiéndose en parte de ambas rectas). Todavía es sólo un proyecto, que deberá recibir el visto bueno por parte de las instituciones del Gobierno de Estiria, pero Mateschitz está dispuesto a acelerar las gestiones para recuperar estos 1.600 metros extra que no se utilizan desde hace más de dos décadas.

El objetivo será el de tenerlo listo para 2017, primera temporada del nuevo reglamento técnico, cuyos monoplazas pueden hacer que se ruede en tiempos cercanos al minuto. Además, será necesario para poder dar cabida a una prueba del Mundial de Resistencia. No es el único proyecto que tiene entre manos Dietrich Mateschitz. El propietario de Red Bull lleva un año tras la compra del Salzburgring y se dice que está muy cerca de conseguirlo por unos 3 millones de euros. El cierre del acuerdo se está retrasando por problemas legales y las discusiones con el propietario de un terreno aledaño donde se planea construir un circuito de karting.

Foto | Motorsport History