Sebastian Stahl, el otro Schumacher

 |  @alexgarciagv27  | 

Cuando uno piensa en la familia Schumacher, lo primero que le viene a la cabeza es lo que se está convirtiendo en una dinastía de pilotos de carreras. Michael Schumacher es uno de los mejores pilotos de la historia del automovilismo y la Fórmula 1; el mejor desde el punto de vista numérico. Mientras tanto, su hermano Ralf fue un piloto exitoso con victorias en grandes premios e incluso la mujer de este último llegó a competir. Recientemente, Mick Schumacher, hijo de Michael, está empezando su carrera deportiva y en el karting está aún David, hijo de Ralf. Pero hay otro miembro de la familia que se dedicó a las carreras; Sebastian Stahl.

El apellido podría hacer pensar que el piloto alemán comparte solo uno de sus progenitores con Michael y Ralf pero aunque esto es cierto, la realidad es un poco distinta a lo que inicialmente se podría pensar. De hecho, Sebastian comparte su padre con Michael y Ralf Schumacher pero tomó el apellido de su madre, Barbara Stahl. A pesar de todo, los tres hermanos se conocían desde su época en el karting a pesar de la diferencia de edad -Michael es nueve años mayor que Sebastian-.

Stahl empezó a competir en carreras de karts a los diez años en 1988, donde se mantuvo hasta 1996. Mientras el mayor de los tres hermanos era ya bicampeón del mundo y empezaba su andadura con Ferrari, Stahl debutaba en la Fórmula König, el mismo lugar que había visto los primeros pasos del ilustre campeón. En su primer año en monoplazas, Stahl terminó en cuarta posición, lo que no estaba nada mal para un debutante. A pesar de repetir certamen al año siguiente, los resultados se mantuvieron parecidos y en 1998 pasó a competir en el campeonato de resistencia alemán.

Sebastian Stahl ETCC 2003

Tras un año relativamente flojo, el joven piloto se pasó un año en blanco preparándose para un retorno en el año 2000 en la copa Volkswagen Beetle alemana. Los resultados allí no fueron muy destacados pero fueron una buena fuente de preparación para la copa Alfa Romeo 147 alemana en la que participó en 2002 y donde consiguió su primer resultado destacado con una segunda posición en el campeonato y varias victorias. Viendo el éxito, se mantuvo allí un año más pero a pesar de seguir ganando carreras, el resultado final fue algo más flojo. Mientras tanto, en 2001 había vuelto a los monoplazas a través del campeonato alemán de Fórmula Renault pero no había destacado.

Estaba claro, por lo tanto, que lo suyo no eran los monoplazas. Durante la temporada 2003 y gracias a su participación en un certamen de Alfa Romeo pero también a la relación de Michael Schumacher con la marca a través de Ferrari y Fiat, a Sebastian Stahl le llegó la mayor oportunidad de su carrera deportiva, a los 25 años. Se trataba de la posibilidad de participar en el campeonato europeo de turismos -ETCC, actual WTCC- con un Alfa Romeo 156 GTA de GTA Racing Team Nordauto. El piloto alemán incluso tuvo la oportunidad de prepararse en Fiorano junto a Schumacher pero los resultados estuvieron algo por debajo de lo esperado.

Stahl no terminó la primera carrera del fin de semana en el circuito de Oschersleben y los daños sufridos por el coche se encargaro de evitar que tomara la salida en la segunda, terminando con la incursión en el ETCC del joven. En 2004 volvió a competir a nivel alemán, esta vez en la SEAT Leon Supercopa de Alemania. Allí llegó finalmente un título tras cuatro victorias, batiendo a pilotos como Peter Terting, que acabaría estando en el mundial de turismos con la marca española. El título le dio el valor para volver a lanzarse a desafíos más complicados. En 2005 diversificó esfuerzos y en la SEAT Leon Supercopa alemana los resultados no llegaron pero participó en una carrera del FIA GT en Oschersleben, terminando duodécimo, además de competir en una carrera de la Porsche Supercup.

Sebastian Stahl SEAT 2004

Su carrera en la Porsche Supercup fue en Monza, donde terminó décimo tercero. Nada destacable por bueno o por malo. Tras participar en estas dos competiciones con Konrad Motorsport, en abril de 2006 tomó parte en la última carrera de la temporada inaugural de la A1GP en China en un equipo en el que habían estado Timo Scheider y Adrian Sutil, con Sebastian Vettel de piloto de pruebas. Stahl tuvo una actuación poco destacable, siendo décimo quinto en términos de puntos acumulados a lo largo del fin de semana. Esta fue su última incursión en los monoplazas.

Tras este último intento de destacar en competiciones de perfil alto, con los años Stahl fue centrándose en campeonatos de menor nivel, disputando apenas un puñado de carreras más por diversión que por otra cosa. Un intento en el ADAC Procar en 2007, una participación suelta en las 24 horas de Nürburgring en 2008 -siendo tercero de su categoría- y algunas carreras sueltas en la copa Mini alemana antes de tomarse un descanso entre 2008 y 2011, cuando regresó a la acción gracias a la Renault Megane Trophy en dos citas pero sus resultados estuvieron peor que nunca.

A pesar de estar en las 24 horas de Nürburgring de 2012, parecía que su paso por el mundo de las carreras había llegado a su fin cuando aún volvió a competir en 2014, en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Fue con motivo de la última carrera de la SEAT Leon Eurocup, donde terminó undécimo en ambas carreras. Desde entonces y ya fuera de las carreras, sigue como embajador de la marca española y trabaja con McLaren como piloto de sus coches de calle en varios eventos. Aunque puede que no hiciera honor al sobrenombre "Schumi III" que le pusieron en Alemania, Stahl nunca fue un mal piloto. Aunque por otra parte... tampoco fue nada especial.

Sebastian Stahl A1GP

 

Lee a continuación: Cristiano da Matta y el cambio de dorsal prematuro