CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Dakar

3 MIN

La mayor rareza del Dakar 2017: un Rastrojero muy cordobés

Iván Fernández | 2 Ene 2017
rastrorejo-dakar-2017-blangino (4)
rastrorejo-dakar-2017-blangino (4)

Si repasas la lista de inscritos del Dakar, lejos de los equipos y monturas que pelearán por la carrera, te encontrarás con una variedad bastante rica de la que siempre se ha nutrido tan icónica carrera. Los proyectos más amateurs o artesanales suelen ser los que nos dejan historias excepcionales, como la del coche preparado por José Antonio Blangino, un cordobés (Argentina) muy orgulloso de sus raíces que ha querido disputar el Dakar 2017 con la que a buen seguro es la mayor ‘rareza’ de esta edición.

Con ese nombre, Rastrojero, muchos pensarán que podemos estar hablando de algún típico plato de la provincia de Córdoba. Nada más lejos de la realidad, se trata de uno de esos coches del pueblo que se han ido ganando un hueco en el corazón de la gente tras años de uso (estuvo en producción de 1952 a 1979) y de verlo por las calles y los pueblos argentinos. En este caso, Blangino, un habitual del Dakar sudamericano, compró un viejo Rastrojero, modelo de 1966, y lo fue adaptando para correr el rally-raid con otros paisanos cordobeses.

Como ya apuntábamos antes, todo muy artesanal, sólo hay que echar un vistazo a las bisagras del cierre de la puerta para notar que no se utilizan complejos sistemas alas de gaviota como los que lleva el Peugeot 3008 DKR. El coche se ha ido modificando a mano por media docena de integrantes del equipo, pero siempre con el objetivo de mantener las formas de la carrocería y que de un simple vistazo te pudieras dar cuenta, aquellos que lo conocieran previamente, de que estabas frente a un Rastrojero.

Se ha ensanchado lo máximo posible el vano motor para dar cabida a un V8 de origen Camaro que entregará unos 300 CV de potencia para este 4x4 para una carrocería que, a pesar de contar con muchos elementos de serie, también ha sido modificada con fibra de vidrio para tratar de aligerar el peso. El amarillo de la librea resulta un tanto estridente a la vista, sin embargo, y como reconocía el propio Blangino a la prensa de su país, “así destacan mejor los patrocinadores”, especialmente el logo de la empresa familiar, una fábrica de mosaicos que cumplía en 2016 medio siglo de vida.

En esta ocasión, la séptima participación consecutiva de Blangino, contará con Luciano Gagliari como copiloto, ya que su mujer, que hasta ahora le había acompañado en la carrera dentro de la categoría de coches, está embarazada.

4
FOTOS
VER TODASVER TODAS