comscore
MENÚ
Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

ACO y FIA decidirán esta semana si el WEC tendrá hiperdeportivos derivados de la producción

ferrari-racing-days-laguna-seca-day-1-2

La situación inevitablemente nos vuelve a recordar lo sucedido en el E-WRX. Un reglamento creado a medida para la entrada de equipos oficiales que finalmente no recibe los compromisos por parte de las marcas cuando son precisos y que finalmente se tienen que abandonar sin la certeza de si hubieran sido o no el bote salvavidas para una disciplina o el salvoconducto a su expansión. Si las series eléctricas del World RX no llegaron nunca a aprobarse, ahora son los Hypercars derivados de los coches de calle los que pueden recibir la negativa por parte de la FIA.

En la información publicada ayer por Autosport se deja bien claro que esta excepción en la normativa presentada a finales de 2018 que prácticamente se improvisó para atraer a nuevos fabricantes como McLaren, Aston Martin o Ferrari, será desechada en el caso de que no haya un compromiso claro de alguna firma esta misma semana. El ultimátum llegará mañana jueves en la reunión del Grupo de Trabajo en París, precisamente un día antes de que los miembros de la comisión del WRC hagan lo propio en Ginebra.

Allí se expondrá precisamente el poco tiempo que resta para la llegada de este nuevo reglamento y la decisión de que, si no hay un compromiso inmediato, la decisión pasaría por retener el proyecto inicial de los prototipos con imagen de hiperdeportivos que también ha defendido Toyota durante las últimas semanas como la opción económicamente más viable entre las dos alternativas puestas sobre la mesa por la ACO y FIA. Sin embargo, las limitaciones en cuanto a tiempo y la falta de información ha llevado a que aparezcan rumores sobre la adopción de otros reglamentos como clase reina en Le Mans, entre ellos los DPi y sus nuevos estándares técnicos aún por decidir, o los llamados GTE Plus con los que Toyota ya ha anunciado que no seguiría en la disciplina.

Sin normativa específica todavía presentada, la situación está generando un factor rechazo que ha llevado a que estas alturas tan solo dos equipos de competición/constructores de menor tamaño como ByKolles y SCG hayan reafirmado su interés de formar parte del nuevo proyecto del WEC a partir de la temporada 2020-21. La situación es crítica e inevitablemente parece que se llegará muy justo a la fecha establecida originalmente. El WRC no conoce los detalles de la normativa de 2022, la Fórmula 1 sigue sin publicar su reglamento de 2021 y el Mundial de Resistencia también está viendo que el tiempo se echa encima para un cambio tan radical.

Vía | Autosport