André Villas-Boas y su limitada preparación para el Dakar 2018

 |  @fernischumi  | 

Ya no hay vuelta atrás, André Villas-Boas comenzará en apenas unas horas la que será su primera participación en el Dakar. El Rally-Raid más duro del planeta no se ha apiadado históricamente de los famosos que han competido en la aventura. No hay distinciones, ni distintas clases, por lo que al entrenador de fútbol le tocará pagar la novatada tal y como lo han hecho todos sus predecesores en el duro oficio de ser rookie del Rally Dakar.

Afortunadamente para su objetivo de llevar la Toyota Hilux V8 T1 a la meta, así como para tranquilidad de la familia del portugués, contará con la experiencia de Rubén Faria, algo que le facilitará la tarea al tener que concentrarse únicamente en la conducción y en seguir las indicaciones del ex-motard. Nadie mejor para llevarte como copiloto tal y como ocurre con Cyril Despres y David Castera. Y es que los participantes de motos desarrollan una gran capacidad de navegación, algo que tradicionalmente también les ha ayudado a aquellos que han emprendido el salto de las dos a las cuatro ruedas.

Solo tuve un mes para prepararme para el Dakar después de dejar Shanghái SIPG. Inicié un programa físico que diseñaron mis entrenadores de fisioterapia y de fitness que funcionaban para mí en mis equipos de fútbol. He intentado mantener ese programa y también he alquilado una tienda de hipoxia. La cuestión es que nunca sabemos cómo reaccionará nuestro cuerpo al estar en el automóvil todos los días y sufriendo en diferentes puntos. Llegaremos hasta los 5.000 metros, así que será difícil. No creo que nada pueda prepararte por completo para los desafíos del Dakar, así que, en cierto sentido estoy esperando a ver qué pasará.

André había guardado con gran recelo el secreto de su participación en el Dakar 2018. Sus compromisos profesionales en China con el Shanghái SIPG, le han llevado a entrenar duramente durante las últimas semanas con sus propios entrenadores personales, desechando la idea inicial de celebrar su 40 cumpleaños compitiendo en moto ya que esto hubiera supuesto al menos 12 meses de preparación específica. A pesar de que no se han mostrado por el momento los colores de su unidad, pero sí se ha confirmado que tres organizaciones benéficas formarán parte de este proyecto que llevará a Villas-Boas a cumplir con uno de sus sueños de juventud.

Soy embajador de tres organizaciones benéficas y pensé que era importante llevar su nombre aquí al Dakar. Este evento es famoso en todo el mundo y mucha gente está sintonizando para ver lo que está sucediendo, así que es una gran oportunidad para mí para crear conciencia sobre estas buenas causas. Tenemos a Laureus, famoso por los Laureus World Sports Awards, pero también administra 150 proyectos en todo el mundo para proteger a los niños de la violencia y la exclusión social a través del deporte. También llevamos el nombre de Ace Africa, que ejecuta proyectos para comunidades subdesarrolladas en África y APPACDM Porto, que ayuda a los niños en mi ciudad natal.

Además de la limitada preparación física, Villas-Boas tampoco cuenta con una gran experiencia en raids, habiendo disputado hasta el momento alguna carrera de enduro y la participación en la Baja Portalegre de 2016 al manillar de una KTM. Será el debut en coches, al volante de un prototipo y con la necesidad de adaptarse sobre la marcha a todos los secretos de una prueba de esta magnitud.

Lee a continuación: ASO trabaja para que la edición 2019 comience en Chile y sueña con un Dakar del "Pacífico"