Carlos Sainz evita el hat-trick de Nasser Al-Attiyah en una etapa marcada por los accidentes

 |  @fernischumi  | 

Vaya estreno para el RoadBook coloreado. Después de ponerse a prueba en Merzouga, el Rally de Marruecos estrenaba bajo la dirección de David Castera una nueva regla que será implementada también en el Dakar 2020. El recorrido de este tercer día, con final y principio en Aoufous, estaba compuesto de tres especiales de 80, 210 y 73, en las que la noticia obviamente se centraba en el abandono sufrido por Fernando Alonso y Marc Coma después de ‘comerse’ una zanja a solo 5 kilómetros de llegar al primer final.

La nueva pareja de Toyota GAZOO Racing (se espera que mañana puedan continuar) no era la única afectada por el kilómetro 75 de esta tercera etapa. El propio Alonso informaba que hasta tres pilotos del Top10 se veían afectados por ese punto, uno de ellos, su compañero de equipo, Bernhard Ten Brinke, muy enfadado al respecto. Únicamente Nasser Al-Attiyah parecía estar al margen de los grandes problemas dentro del equipo oficial de la firma nipona, ya que ayer Giniel de Villiers y Álex Haro también tuvieron un problema con el colector de escape de su Hilux y perdieron algunos minutos importantes al faltarles potencia para surfear las dunas.

Sainz y Peterhansel tomaban el mando de la jornada, tratando de llevar al renovado MINI JCW Buggy a la victoria parcial. El francés realizó una actuación magistral en la primera parte, pero a partir de ahí sería Carlos y Lucas Cruz los que se convertirían en la referencia competitiva, superando a De Villiers y Haro en la segunda sección y obligando a Nasser y Baumel a neutralizar más de un minuto en los últimos 100 kilómetros si querían mantener su papel de invictos.

Y lo cierto es que casi lo logró. La pareja franco-qatarí estuvo muy cerca de cerrar los 3 minutos de desventaja que llegó a tener en la etapa para llegar a la meta con una victoria provisional que les sería despojada después de que los comisarios deportivos decidieran anular el final del día por un fallo generalizado del GPS. Esto daba el triunfo parcial a Sainz y Cruz por apenas 29 segundos sobre la pareja de Toyota. De Villiers era tercero a 41 segundos, mientras que Nani Roma y Dani Oliveras, cada vez más compenetrados entre ellos y con el Borgward, fueron octavos.

Era Martin Prokop el que nos dejaba el accidente de la jornada. Él y Jan Tománek no podían seguir en carrera después de sufrir un gran impacto en su Ford F-150 antes de alcanzar el WP5. Los responsables de comunicación del antiguo Campeón del Mundo Júnior mostraron una foto del estado del vehículo posterior al golpe y prometieron más información próximamente, por lo que al tratarse de uno de los caudales de información oficiales del checo es de esperar que el parte de lesiones no sea de gran gravedad.

Lee a continuación: Nasser Al-Attiyah quiere un pleno en la Copa del Mundo. Los españoles empiezan a sacar la cabeza

  • Txesz

    Que pena lo de Prokop.