CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Opinión

4 MIN

Las carreras al sprint en la Fórmula 1, de mal necesario a una nueva variable estratégica

Iván Fernández | 18 Feb 2021
gran-premio-sprint-carreras-f1-1
gran-premio-sprint-carreras-f1-1

Aunque se pusieron sobre la mesa en la pasada reunión de la Comisión de la Fórmula 1, las carreras al sprint precisarán de un tiempo de evaluación por parte de los responsables de los equipos. Canadá, Brasil y Monza, tres circuitos en los que habitualmente tenemos emoción en carrera, adelantamientos y luchas durante los domingos, algo que puede llevar precisamente a que esta valoración se acoja aún mejor por parte de los aficionados cuando puedan ver un anticipo durante los sábados de lo que les puede esperar ya en el Gran Premio.

Parece evidente que la Fórmula 1 precisa de nuevos formatos que la hagan más emocionante y la decisión de comprimir el tiempo disponible durante los viernes parece querer empujar a esa emoción de la que ha hecho gala el campeonato cuando se han planteado los mayores retos a la hora de afrontar la configuración de los coches para determinadas situaciones. La idea de las carreras al sprint durante el sábado para confeccionar la parrilla del domingo ha tenido seguramente una mejor acogida que las parrillas invertidas, las cuales podrían dar lugar a resultados artificiales.

Todos los equipos reconocieron la gran importancia de involucrar a los fanáticos de formas nuevas e innovadoras para garantizar un formato de fin de semana aún más emocionante” rezaba el comunicado oficial. Entonces, ¿Por qué no fue aprobado a la primera? Aunque no lo parezca ya que estamos hablando de carreras cortas, obviamente la introducción de una variable así en el formato de fin de semana traerá consecuencias que deben ser estudiadas detenidamente.

Variables estratégicas y cosas a tener en cuenta: 

No sólo se tratará de someter a un mayor esfuerzo a las mecánicas por competir 20-30 vueltas más por fin de semana, aquí hay otros elementos a definir, como es el caso de los neumáticos y si las gomas que se emplean el sábado deberán ser con las que se comience el domingo, lo cual abriría por tanto una nueva variable estratégica, ya que había competidores que seguramente decidirían guardar gomas cuando ya no tuvieran opción de luchar por posición en la carrera al sprint, con el objetivo de intentarlo de nuevo en la carrera larga, con las cartas de nuevo en la baraja.

Punto y aparte deberá ser también la reglamentación en cuanto a las paradas en boxes, porque en el caso de que un piloto quede muy retrasado, podría decidir sacrificar algo más de tiempo en las últimas vueltas del sábado para montar un juego fresco de neumáticos para tratar de atacar ya el domingo. Quedará por tanto aclarar por parte de la FIA si se podrá o no hacer paradas en boxes si no es por razones de seguridad o por un pinchazo.

Se ha puesto también en entredicho cómo afecta esto a los pilotos jóvenes, los cuales han hecho apariciones puntuales en FP1, pero aquí habría que tener en cuenta lo poco que se dan estas oportunidades y que seguramente para todos ellos sería incluso más beneficioso contar con una segunda fecha de pruebas de rookies, que participar integrado en un equipo durante hora y media en la que en muchas ocasiones simplemente realizando procedimientos convencionales y un rodaje muy limitado.

Para los detractores o inmovilistas, les queda el consuelo de que en gran parte el modelo se mantiene, con la sesión de clasificación tradicional adelantada al viernes y con la opción de que la carrera del sábado se presente casi como una primera salida antes de la aparición de una bandera roja. Recordemos Grandes Premios como el celebrado en Mugello o en Sakhir, donde los accidentes obligaron a una resalida desde parrilla. Seguramente ellos lo puedan valorar como eso, una veintena de vueltas más de esa carrera principal.

Aunque a muchos les guste la Fórmula 1 tal y como está, es cierto que con el dominio de Mercedes-AMG F1 ha perdido en gran parte esa sensación de imprevisibilidad, por lo que muchos abogan por nuevas medidas, que, si bien no son revolucionarias, sí que podrían aportar un toque de aleatoriedad que en muchos domingos echamos de menos.  El DRS tuvo su rechazo (e incluso no se descarta que si el nuevo reglamento funciona se pueda suprimir), pero seguramente lo tuviera más el lastre por éxito o las parrillas invertidas. El límite presupuestario, “el draft aerodinámico” y quizás estas carreras al sprint, sirvan para que haya un nuevo equilibrio de fuerzas.

Vivimos una competición que sigue presumiendo de estar a la vanguardia… innegablemente esto choca directamente con ese inmovilismo que pretenden algunos. Mientras el ADN siga estando ahí yo soy de los que apuesta por seguir buscando “la fórmula del éxito”.