MENÚ
Diariomotor Competición

3 MIN

Desde HPD aclaran los nuevos planes de Acura en la IMSA

hpd_acura_motorsport_imsa_2020_21

Tras el anuncio de que Wayne Taylor Racing se separa de General Motors para unirse a Acura en el Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar surgieron muchas preguntas en cuanto a las razones y el alcance de esta nueva relación. Ted Klaus, presidente de Honda Performance Development, ofreció algunas luces al señalar que Acura Motorsport y HPD se enfocarán en el programa LMDh en Estado Unidos, pero cuando el prototipo esté listo para ir a Le Mans, el respaldo será de Honda Japón, así que en este caso WTR será un equipo de fábrica a nivel internacional, lo que tanto anhelaba Wayne Taylor.

Klaus puntualizó que tanto Wayne Taylor Racing como Meyer Shank Racing tendrán un Acura ARX-05 DPi cada uno a partir de 2021, programa que será prioritario para HPD, al igual que el motor híbrido en la IndyCar. En tal sentido, aclaró que desestiman un posible ingreso a la NASCAR, se desentienden del Next Gen, y el programa GTD en la IMSA, con el NSX GT3 Evo, permanecerá pero de forma semi oficial puesto que el paso de MSR a la clase DPi ha provocado cambios en la organización.

Añadió que es probable, con la aparición de la plataforma LMDh prevista para 2022, que Honda tenga otros planes para la marca Acura en el futuro. La tecnología híbrida en la competición se está abordando desde dos perspectivas, Japón y Estados Unidos, de allí que no se descarten movimientos para unificar criterios. Se supone que HPD se encargará de los motores híbridos tanto de la IMSA como de la IndyCar, sin embargo resulta ilógico pensar que no tengan relación alguna con el trabajo que los japoneses vienen realizando en la Fórmula 1.

Por su parte, Wayne Taylor y Mike Shank estuvieron de acuerdo en señalar que están dispuestos a encargarse de los Acura ARX-05 durante los próximos dos años porque se estableció un compromiso para competir en Le Mans con el LMDh. Para ambos sería un gran honor asistir a la más prestigiosa cita del calendario de resistencia representando a Honda, así que no pudieron rechazar la propuesta que les hicieron. Taylor explicó que durante varios años, tras imponerse en Daytona, le sugirió a General Motors involucrarse en un programa para ir juntos a Le Mans, pero al advertir que el tiempo transcurría y no había un real interés por parte del fabricante norteamericano, decidió asociarse con Acura Motorsport cuando le expusieron sus planes.

Vía | Sportcars365